miércoles, 17 de agosto de 2022 12:54 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Amparo Sandino: "Está de moda el término, pero las relaciones tóxicas han existido siempre"

La artista colombiana presenta su nuevo single, ‘No me lastimes'. Este tema y éxitos como ‘Gózate la vida' no faltarán en su actuación en el Festival Love the 90's el 18 de junio en Madrid.

Archivado en: entrevistas, cultura, música, Amparo Sandino

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Q. Soriano
10/6/2022 - 00:00

Corría el año 1996 cuando España descubría el talento musical de Amparo Sandino. La artista colombiana había sido parte, previamente, de la banda de Carlos Vives, pero de la mano de un tema como ‘Mar de amores' comenzó a labrarse una trayectoria en solitario que en este 2022 sigue vigente.

Lanzaste recientemente el single 'No me lastimes', ¿cómo definirías esta canción?
Cuando compuse esta canción con Pavel Urquiza, un cantautor cubano, en el fondo quería plasmar esa sensación de decir que no a las cosas. Obviamente está dentro de una relación de pareja, no importa el género. Ahora está muy de moda el concepto de relaciones tóxicas, pero creo que eso ha existido siempre, parejas que quieren ser posesivas. A veces, por la razón que sea, hay personas que psicológicamente no pueden decir que no y eso les lleva a meterse en un lío bastante importante sobre todo de autoestima. Estas cosas siempre me han llamado la atención, así que quería mandar un mensaje de esperanza a la gente, que sepan que se puede decir que no. 'No me lastimes' es un mensaje de se acabó. También se puede llevar al terreno de las amistades. En ocasiones te rodeas de gente que crees que es tu amiga y en realidad no lo es. Hay que buscar el punto para evaluar qué te aporta esa amistad. Es algo que hemos vivido muchas veces los artistas, se acerca gente que son verdaderos chupópteros. Si una amistad no te aporta, se acabó. Son letras que muestran lo que pienso sobre la vida, que es diferente a lo que se hace ahora, que parece que hay que estar hablando todo el día de sexo, amor o perreo. A lo largo de mi trayectoria siempre he querido contar historias en las canciones y dar mensaje positivo. Gracias a Dios tengo un matrimonio fenomenal, llevo casi 25 años casada, pero en el terreno de la amistad sí que he tenido relaciones tóxicas, gente que se aprovechaba de mí. Son vivencias que después uno plasma en las canciones.

"Mi viaje en la música ha sido muy lindo; he podido tener tiempo para mí" 

Al empezar la canción hay una estrofa que dice "tus manos ya no me quieren ni tocar". Parece un mensaje triste, pero el ritmo tiene un punto de alegría. ¿Puede ser alegre un momento de ruptura?
Cuando uno está en una relación enamorado, pero la otra persona está y a la vez no, con relaciones con otras personas, y no te acaba de soltar, te hace mucho daño, sobre todo esas personas que son narcisistas y ególatras. La canción empieza un poco triste, pero va in crescendo. Quería expresar que el amor cuando se va no vuelve más.

Hay un mensaje de empoderamiento y de valorar el verdadero amor. ¿Crees que nos ha hecho daño esa percepción romántica del sufrimiento?
Sí. El otro día veía una serie que va justamente de eso. Era una pareja de chicas en la que una decía que hacía determinadas cosas porque la quería, pero en realidad la estaba atormentando. Me quedé en shock. La relación nunca tiene que ser atormentada, ni violenta ni siquiera manipuladora; hay gente que te hace sentir culpable, que tú eres quien realmente está haciendo daño. En contraposición hay parejas que viven el amor como debería ser: comprensión, entendimiento, comunicación, dejar ser a la otra persona... Esa es una de las cosas fabulosas en mi matrimonio, mi marido es mi fan mi número uno. Nadie es perfecto, todos tenemos nuestros defectos, pero he tratado de tener una relación de pareja cordial, alegre, sencilla, con comunicación, obviamente tenemos discusiones, pero siempre dentro de un marco de respeto.

El 18 de junio vamos a poder verte en 'Love the 90s', en Ifema. ¿Qué expectativas tienes para esa actuación?
Estoy encantada de la vida, feliz por poder estar en un escenario tan diferente, con gente que me recuerda y poder tener la oportunidad de volver a cantar mis grandes éxitos. Agradezco mucho al equipo de 'Love the 90s' esta oportunidad.

¿Qué significa para ti España?
Es como mi segunda patria. Mi marido es de aquí, mi hija nació en España, tengo muchos nexos con España. Una anécdota: un primo más mayor hizo un árbol genealógico y descubrió que mis antepasados proceden de Sevilla, un Sandino que estaba en la Corte y al que enviaron de comendador para Colombia a principios del siglo XVIII. Con razón el flamenco me apasiona.

"A los artistas muchas veces se nos acercan gente que son chupópteros" 

Antes decías que hay parte de tus vivencias en las letras. ¿Hay una parte sanadora a la hora de componer?
Sí, sanadora en el sentido de que he aprendido a decir que no. Cuando era más joven, me costaba más, quería contentar a todo el mundo por temor a no caer bien. Con los años uno se da cuenta de que no es necesario. La verdad es que no lo había valorado así, pero es cierto que tiene una parte sanadora. Cuando es compositor, hay frases que aparecen de repente y que te ayudan a sanar algo que ha sucedido en tu vida. Es diferente la perspectiva con la que uno ve las cosas con los años, yo he dado muchas vueltas, he ido y he vuelto, me lo he pasado genial... Siempre he querido rodearme de gente joven para trabajar, me ayuda a evolucionar, a estar en la onda. Ahí uno se da cuenta de que hay determinadas cosas que solo haces con cierta edad, y no es mejor o peor, solo que cada cosa tiene su momento vital. Eso es bonito. En estos años de pandemia hubo más reflexión por estar encerrados, también me ha dado pie a pensar sobre mi vida.

El tiempo pasa, se van a cumplir 26 años desde aquel 'Punto de partida'. ¿Qué valoración haces de tu trayectoria?
Ha sido un viaje chévere, muy lindo, loco, con unas experiencias para contar anécdotas sin parar, he podido cantar con gente espectacular, he tenido tiempo para mí, he tenido la fortuna de poder parar para ser madre, cambiar pañales y llevar a mi hija al parque... A veces uno se siente un poco aturullado en el mundo de la música. Cuando he vuelto lo he hecho con mis propias condiciones, eso sí, ser artista independiente no es fácil. Uno entiende que dejar de lado a la gente con experiencia es un poco triste, a mí ya no me afecta, pero no pierdo de vista a muchos artistas que son independientes a quienes les cuesta mucho trabajo seguir adelante. En mi carrera ha habido tristezas, pero más alegrías, siempre me quedo con lo positivo y también con lo negativo.

¿De qué te sientes más orgullosa de toda tu carrera?
Poder darle alegría a la gente. Poder cantar, tocar la guitarra y compartirlo con la gente, es dar alegría y buen rollo. Eso es lo mejor, la mejor experiencia que me han dado estos 25 años de carrera.

"España es como mi segunda patria; el flamenco me apasiona" 

El vallenato, la salsa y el merengue han estado muy presentes en tu carrera. Aquí, en España, durante estos últimos años la mayor influencia desde Latinoamérica es el reguetón. ¿Cómo lo valoras?
Hasta hace 15 años llegaba la música latina en todas sus vertientes. Al final son movimientos. En el reguetón hay cosas que me gustan y otras que no, es un género que tiene cosas interesantes y del que he cogido elementos para relacionarlo con lo que hago, el 'tropipop'. Entre gustos no hay disgustos, pero sí es cierto que llega un punto en el que es un poco repetitivo, no hay nada de reinvención. En cambio hay otros como Sebastián Yatra que sí han dado el salto, antes hacía reguetón, pero ha evolucionado al pop, haciendo canciones casi de los años 70, me encanta. Con Camilo pasa algo similar, no se ha quedado estancado. Hasta Maluma ha cambiado. Pero hay otra gente que se queda patinando en lo mismo y me da la impresión de que la gente está un poco saturada.

¿Qué sientes cuando te llaman 'la reina del tropipop'?
Me encanta. El género nació porque en el fondo me lo inventé en el primer disco, que tenía de todo: pop, una balada, merengue, vallenato... Diez temas muy diferentes, porque a lo largo de mi vida he escuchado de todo. Por eso, cuando me preguntaron cómo me definía dije que hacía tropical pop. 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres