martes, 7 de febrero de 2023 23:12 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

José Mercé: "Debemos engrandecer al flamenco aún más y abrirlo a otros públicos"

El cantaor jerezano presenta este domingo 10 de julio en el Teatro Real su último disco. Asegura que ‘El oripandó' marca un antes y un después en su carrera.

Archivado en: entrevistas, cultura, música, José Mercé

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"Me siento un madrileño más y la gente me acoge de esa manera"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós Soriano
08/7/2022 - 00:23

Hay discos que pasan prácticamente desapercibidos y otros que, por el contrario, marcan un hito dentro de un género musical. En esta última categoría se puede encuadrar a ‘El oripandó'. Este álbum tendrá un papel protagonista en el concierto que José Mercé tiene programado para este domingo 10 de julio en el Teatro Real.

A principios de marzo publicaba su nuevo disco, 'El oripandó'. ¿Qué valoraciones le están llegando de sus seguidores?
Me genera mucha alegría porque les está gustando muchísimo el disco, siendo una cosa tan vanguardista, tan nueva, algo que no se ha hecho nunca y de la que yo estoy muy feliz, sobre todo cuando recibo esas críticas tan bonitas y la gente que me felicita cuando voy por la calle.

Decía en una entrevista que este disco había sido una terapia en su vida.
Sí, porque realmente es algo que tenía dentro y quería sacar afuera. Afortunadamente me encontré con Antonio Orozco en el programa 'La voz' y tuve la suerte de hablar con él y expresarle lo que sentía y lo que quería. Creo que Antonio tiene una sensibilidad grandiosa, ha pasado por algunos apuros como yo, era la persona adecuada para trabajar. Bendita sea la hora que me dijo sí. Lo hemos hecho y estamos muy contentos. Hemos estado cerca de dos años y medio, casi tres, trabajando los dos codo a codo, porque esto una biografía mía que suponía no solo hablar conmigo, sino hacerlo con mi mujer, mis hijas, mis nietos... Antonio se ha implicado al máximo. Creo que hemos conseguido lo que queríamos. No quiero ser presuntuoso, pero 'El oripandó' no es un disco, es una obra.

En 'El oripandó' hay mucha jondura, pero también toques vanguardistas. ¿Cree que el flamenco ha superado ya ese debate sobre el purismo?
Creo que hace mucho tiempo que se dejó atrás. Aquello de 'El cuarto de los cabales', de que el flamenco es para poca gente, es algo que está superado. Recuerdo cuando hice 'Del amanecer' con Vicente Amigo o 'Aire' con Isidro Sanlúcar ya era un flamenco mucho más abierto. A partir de ahí, la gente joven que nunca había acudido al flamenco comenzó a entrar, y la menos joven también se aficionó. Siempre he arriesgado en el mundo del flamenco, viniendo de la familia que vengo, de la dinastía a la que pertenezco, pero el flamenco, como todas las músicas, debe y tiene que evolucionar. Es una música de raíz, que no tiene modas, pero sí es eterna, y si podemos engrandecerla y abrirla a otros públicos debemos hacerlo. Después de tantos años en esto, me parece que 'El oripandó' es de las cosas más importantes y más arriesgadas que he hecho: empiezo con el flamenco más puro, un martinete, pero es que luego entra un tema de pop o aparece Mala Rodríguez rapeando... Para mí, estoy en un antes y un después en mi carrera. Ver solamente el escenario, las luces, los audiovisuales y los grandes músicos que llevo me hace sentir más feliz que nunca.

Hay muchas colaboraciones en este disco. ¿Va a haber alguna sorpresa de cara al concierto de este domingo 10 de julio en el Teatro Real?
Ya veremos. Esperemos que el 10 de julio alguno de todos esos grandes artistas anden por aquí y podamos dar alguna sorpresa al público. En el disco está Pablo López, Dorantes, Tomatito, Mala Rodríguez, ese gran pianista que es Lang Lang tocando una bulería... Tengo grandes colaboradores en 'El oripandó' y si a ellos les apetece o pueden, igual se cuelan algunos.

En este concierto va a presentar un disco muy emocional y, además, sobre un escenario como el del Teatro Real. Tiene todos los ingredientes para ser un concierto histórico.
Pienso que el Teatro Real es el templo de la música, pero todos los escenarios tienen su vida. La responsabilidad es la misma en un teatro pequeño que en uno grande, siempre doy todo lo que tengo dentro de mí y quiero que la gente que vaya lo disfrute. Lo que quiero es que el Teatro Real esté lleno y que la gente disfrute de 'El oripandó'; si lo hacen la mitad de lo que lo hago yo sobre el escenario, ya me conformo.

En 'El oripandó' hay muchas vivencias personales. ¿Cómo gestiona todas esas emociones cuando sale al escenario para cantar algo que lleva tan adentro?
Está el tema de mi hijo Curro, que se marchó hace 28 años, y que se llama 'Jamás desaparece lo que nunca parte', fue el primer single de este trabajo. El título lo dice todo, mi hijo no desapareció, siempre está con nosotros, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Y luego, lo que dice esa letra, es fuerte, es muy dura. A mí me gusta cantarla, pero paso las fatigas de la muerte, claro, me emociono. Lo hago con mucho corazón, me gusta que esté ese tema ahí porque es algo que siento y que quiero sacar afuera, me sirve de terapia. Luego hay otros temas, de cuando viajé por el mundo con Antonio Gala durante diez años, contando las cosas que me han ocurrido. La primera vez que llegué en mi vida a Mónaco solo había visto determinadas cosas, como los abrigos de visón o las joyas, en las películas, pero es que ahí era de verdad. En este disco, después de un martinete tan primitivo, meterme en 'Jamás desaparece lo que nunca parte' para pasar a canciones como 'Tengo cosas que contarte'... Es un viaje, todo empieza con la taranta, la penumbra, hasta que llega la luz del día y sale el oripandó, que es calor del sol, y entra la alegría con la sinfónica de Bratislava. Sí digo que este disco hay que escucharlo muchas veces porque cada vez te va a gustar más y vas a descubrir más cosas.

Estuvo en 2019 en este mismo escenario en 2019 con Tomatito. ¿Qué recuerda de aquel concierto?
Aquella actuación fue maravillosa. Soy de Jerez, pero llevo toda mi vida en Madrid, mi carrera la he hecho aquí, me siento un madrileño más y la gente me acoge de esa manera. Las veces que he venido al Teatro Real se ha llenado y la gente ha disfrutado muchísimo y yo con ellos, me he sentido como en casa, la verdad, con toda la responsabilidad que conlleva.

En 1968 sacaba su primer disco. ¿Cuál es la receta para mantener ese amor por la música después de tanto tiempo?
Amarla mucho, te tiene que gustar, ser muy feliz con ella, sentirte un ser privilegiado, como me siento yo. Nada más que tengo palabras de agradecimiento porque es lo único que he hecho desde que salí del colegio.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres