miércoles, 5 de octubre de 2022 02:19 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Edu Soto: "A veces olvidamos decir a los hijos que lo importante es ser buena persona"

El actor barcelonés encabeza el elenco del musical ‘Charlie y la fábrica de chocolate'. La obra puede verse en el Espacio Ibercaja Delicias hasta el 11 de diciembre.

Archivado en: entrevistas, cultura, teatro, Edu Soto

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós Soriano
23/9/2022 - 00:37

El momento álgido que vive el teatro musical encuentra en ‘Charlie y la fábrica de chocolate' otro argumento más para que el público familiar se acerque hasta el Espacio Ibercaja Delicias. Allí, de miércoles a domingos, se interpreta una revisión del texto de Roald Dahl, con Edu Soto encabezando el reparto. Sobre los detalles de esta obra y sus proyectos profesionales charlamos con el actor de Mataró.

En 2020 ya se estaba gestando este musical de 'Charlie y la fábrica de chocolate' en el que ibas a ser protagonista. ¿Cómo has llevado esta espera?
En realidad no he esperado nada, he seguido mi vida y la productora también. Cuando han creído que era oportuno hacer el musical han vuelto a tantearme. En ningún momento se pidió que nadie esperara a la otra parte, al contrario, hicimos un proyecto juntos durante la pandemia, un poco por quitarnos la espinita que teníamos clavada.

Desde la novela infantil hasta las diferentes películas y pasando por representaciones en escenarios, 'Charlie y la fábrica de chocolate' ha tenido varias versiones. ¿Cómo es el Willy Wonka que interpretas?
Es una mezcla de lo que está escrito, que es un lugar por el que obligatoriamente tienes que transitar, pero luego hay muchas cosas que he propuesto desde mi manera de entender el humor y al personaje. Me gusta el histrionismo, pero también me gusta aportar realidad, que no sea un personaje de plastilina. Creo que toda la gente que me ha visto en otros trabajos y sabe cuál es mi perfil entiende que Edu Soto y Willy Wonka tienen muchas semejanzas.

A lo largo de tu trayectoria has demostrado tu capacidad como cantante. ¿Ha sido más complejo aprender la coreografía?
Lo que más me ha costado es el texto. Hay mucho, tanto en la parte escrita como en la cantada. Luego llegaba la coreografía, que era un añadido. Todo era memorizar y memorizar, así que la coreografía se convirtió como en la hora del patio, el recreo, suponía dejar de pensar en el texto. Soy un poco más habilidoso memorizando gestos que memorizando textos.

"La gente que me ha visto sabe que hay semejanzas entre Edu Soto y Willy Wonka" 

Hay una parte en la obra, la del ascensor con Charlie, que se puede considerar como un clímax. ¿Cómo ha sido el trabajo de prepararla?
Bien. En el ascensor somos prácticamente como unos muñecos que estamos ahí metidos, no tenemos que hacer nada, es tan espectacular que entre el efecto y la canción, que es tan bonita, la emotividad acaba saliendo sola. Hay momentos más complejos, como el principio de la segunda parte, donde hay una canción muy rápida y con una coreografía muy loca. Quizás lo más complicado ha sido el binomio de juntar la música con la danza; te puedes aprender una coreografía de forma relativamente rápida y después una canción, pero juntarlo es más difícil.

En el reparto hay hasta cuatro niños que representan a Charlie. ¿Afecta al trabajo el hecho de que el mismo papel lo interpreten diferentes actores?
La verdad es que es difícil para nosotros, pero sobre todo para ellos. Antes de salir al escenario con público debes tener unas horas de vuelo, de ensayo y de repetición, si eso lo divides por cuatro me parece tremendamente complicado, incluso para un adulto. Hemos tenido que tener paciencia y tener presente que han podido practicar menos, pero forma parte de este viaje que tiene una hoja de ruta que hay que aceptar. Estamos trabajando para que el conjunto sea bueno.

Es una obra musical pensada para toda la familia. ¿Qué moraleja te gustaría que se llevara el público tras verla?
Es una obra claramente enfocada a la educación que los padres les damos a nuestros hijos. La sociedad están tan montada de una determinada manera, tan estricta, es tan dificil saltarse las reglas por las que nos obligan a pasar que de repente te olvidas de transmitir a tu hijo lo importante que es la humanidad, ser buena persona, no dejarte llevar por las cosas que, a priori, son buenas en esta sociedad pero pueden acabar convirtiéndose en malas. Obviamente Internet y los avances tecnológicos pueden ser muy buenos si los utilizas bien, pero mal usados pueden convertirse en una perdicción. No está de más pasar un buen rato, reírte, pero también irte para casa pensando en si estoy educando bien a mi hijo. Más que una moraleja creo que es un recordatorio de algo que todos, en mayor o menor medida, ya sabemos.

Ahora que eres padre, ¿has visto este texto desde un punto diferente al de años atrás?
Como padre te hacer ver diferente no esta obra, sino la vida entera. Obligatoriamente tienes que cambiar tus hábitos y tu manera de ver la vida. Ahora me sensibilizo mucho más con que las niños no estén más horas de las que deben, que no se les presione de más, piensas más en ellos porque eres padre.

"Entre una película y otro proyecto musical no me da tiempo a aburrirme" 

Respecto a tu lado profesional, recientemente has participado en dos películas, 'Toscana' y 'En temporada baja'. ¿Has podido centrarte plenamente en ellas o has tenido que compaginarlas con los preparativos de este musical?
Estas películas las rodé el año pasado, con lo cual están bastante lejos del 8 de agosto, que fue la fecha en la que empezamos a trabajar con 'Charlie y la fábrica de chocolate'. Estuve con un programa de televisión anteriormente, no me pude preparar demasiado, además de estar en verano con la familia, se vuelve más complicado encontrar un hueco para trabajar. Hay que decir que mi mujer ha ayudado mucho a encontrar esos huecos, ya se ejerce un trabajo de equipo.

En 2020, en una entrevista sobre tu espectáculo 'Post!' decías que soñabas con hacer algo de ficción y que incluso estabas escribiendo algunas ideas para series de televisión. ¿Cómo van esos proyectos?
Sigo con una película con una productora catalana. Estamos en la fase de buscar ayudas. Es una productora muy pequeña, pero muy 'hormiguita', así que confío en que algún día esa película se hará realidad. Además, una de las personas de las que dependíamos, la destinada a hacer de actriz principal, ha dicho que sí, así que estamos muy ilusionados. Por otro lado, estoy con mi pareja, que es violinista, mi cuñado, que es pianista, y un grupo de amigos muy cercanos que sumamos un total de 15 músicos para hacer un proyecto de la mano de Javier Limón. Probablemente montaremos de cara al año que viene una historia extraña, muy difícil de definir, en la que la protagonista es la música, un pop inglés sinfónico, una cosa muy bonita que no se escucha mucho por España. Estamos pensando en llevarlo al mercado de una forma peculiar. No me da tiempo de aburrirme aunque quiera.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres