lunes, 28 de noviembre de 2022 23:04 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
teatro

Colectivo Fango se abre en ‘Canal’ con una trilogía para la reflexión

La compañía madrileña representará ‘F.O.M.O.', ‘Tribu' y ‘La espera' en la Sala Negra, entre el 23 de noviembre y el 11 de diciembre. Se trata de tres textos impactantes que debaten sobre el paso del tiempo.

Archivado en: teatro, Colectivo Fango, Teatros del Canal

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Foto: Danilo Moroni

"Son tres obras poderosas, que interpelan, no te dejan indiferente"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
18/11/2022 - 09:12

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos? Desde tiempos inmemoriales el ser humano ha tratado de dar respuesta a tres preguntas, interrogantes que ahora, en pleno siglo XXI, Colectivo Fango lleva a una trilogía que afronta un reto de altura: la representación de tres piezas teatrales diferentes en la Sala Negra de los Teatros del Canal entre el 23 de noviembre y el 11 de diciembre. Hablamos con una de las actrices, Ángela Boix, y el director, Camilo Vásquez.

¿Qué supone para Colectivo Fango volver a Teatros del Canal con las tres piezas de esta trilogía?

Ángela Boix: Para nosotros significa un montón, el hecho de presentar las tres piezas supone poder mostrar nuestra evolución como colectivo. Es siempre un placer poder exhibir el trabajo, pero quizás en esta ocasión todavía más por poder experimentar también nosotros la evolución de estas tres obras creadas de forma consecutiva y exhibirlas una detrás de otra. Es una gran oportunidad a nivel artístico.


Camilo Vásquez: Es una enorme felicidad. La experiencia de 'La espera' fue increíble, pero nos quedamos con un sabor de boca extraño porque fue en pleno repunte de la covid, con 'Filomena' de por medio y restricciones de aforo y horarios. Regresar con las tres obras es una oportunidad para que conozcan mejor nuestro trabajo.

 

¿Es el reto más ambicioso al que os habéis enfrentado?
Ángela Boix: Creo que lo más ambicioso es crear, la propia investigación, te pone en cuestión a todos los niveles. Si es verdad que está siendo una maratón y que la complejidad de recorrer las tres está presente. Personalmente, creo que nada se compara al proceso de investigación.

 

Camilo Vásquez: A nivel logístico desde luego. Poner tres obras en pie es complejo e implica mucha comunicación y trabajos de producción, pero venimos preparando este regreso desde el año pasado. La realidad es que cada obra fue un reto en su momento. La dificultad añadida es hacerlo todo a la vez.

 

'F.O.M.O.' se representó en 2017. ¿Ha habido alguna modificación?
Ángela Boix: Sí, hemos introducido novedades porque es una pieza muy personal, ahora somos otras personas diferentes a quienes creamos 'F.O.M.O.' en su día. Estructuralmente se mantiene lo mismo, pero es verdad que cuando nos hemos enfrentado a ese material hemos descubierto que había muchas cosas que queríamos transformar y enriquecer. Ha sido interesante ver cómo dialogábamos con estas piezas en el momento actual. Algunos cambios son a nivel de dramaturgia y otros no son tan perceptibles.

 

Camilo Vásquez: 'F.O.M.O.' es, efectivamente, la más alejada en el tiempo, la estrenamos en 2017. Evidentemente no somos las mismas personas ni los mismos creadores de hace cinco años. Desde la autoficción todas las obras han tenido una revisión, la que menos 'La espera', por su cercanía, pero en 'F.O.M.O.', donde hablamos de la hiperconectividad, de las redes sociales, de la inmediatez, hay sitios que transitamos hace cinco años, así que nos apetecía hacer esa revisión. Ha habido y habrá algunas modificaciones. 'Tribu' es una obra muy vida, donde la dramaturgia es revisada en cada representación.

 

¿Es 'F.O.M.O.' la pieza con la que el público se puede sentir más identificado?
Ángela Boix: No lo sé, eso es muy personal. Es verdad que en esta pieza nos interrogamos mucho en relación al momento que estamos viviendo socialmente, los temas son muy actuales, reflexionamos sobre quiénes somos en la era digital, está muy presente la comunicación y el mundo de las redes sociales. Los artistas también estamos produciendo nuestra imagen y, de alguna manera, nos sentimos con la presión de tener que generar un producto, que es un fenómeno que está viviendo toda la sociedad. Es la pieza que expone interrogantes más actuales.

 

¿Crees que la pandemia ha acrecentado todas las fobias digitales que representáis en esta obra?
Ángela Boix: La pandemia ha puesto sobre la mesa muchas cosas. En relación a nuestro colectivo vimos la necesidad que teníamos de volver al grupo, de reencontrarnos. Hicimos este colectivo para tener un lugar familiar en el que crear, un espacio de conexión con el otro.

 

Camilo Vásquez: La pandemia ha sido nuclear en todo este avance hacia lo digital, ha sido más rápido que nunca. Pero se ha ido viendo esa dependencia, esa necesidad de estar conectado desde antes de la pandemia, ya en 2017 este texto nos interpelaba de forma profunda. También nos pasa algo parecido con 'La espera', que se empezó a crear antes de la pandemia pero el propio nombre ha acabado siendo revelador.

 

A nivel interpretativo, ¿cuál de las tres piezas es más exigente?
Ángela Boix: Todas tienen su complejidad. Para mí 'F.O.M.O.' es un enorme desafío porque es la que más alejada está en el tiempo, ha sido un reto sentir que soy otra persona y volver a encontrarme con este texto y sus lugares de diálogo. 'La espera' es a nivel interpretativo es muy agradecida pero también muy exigente, porque en ella hemos hecho personajes más de ficción, así que a nivel técnico requiere más trabajo previo. Luego 'Tribu' es un placer, es ir a favor del cuerpo, de los sentidos, siempre decimos que es muy luminosa hacerla a nivel actoral.

 

Camilo Vásquez: (Como director) Sabía que el desafío de 'F.O.M.O.' era importante por la dramaturgia, porque hay escenas que hemos modificado, revisado y actualizado, pero tiene algo que viéndolo en la distancia me alucina: la dificultad técnica. Es un directo brutal, dependemos mucho de la wifi, del streaming, de los móviles... con perspectiva creo que hubo mucha osadía por nuestra parte con esta obra, es compleja.

 

Con la experiencia que os da el hecho de haberlas representado anteriormente, ¿qué pieza impacta más al público?
Ángela Boix: No lo sé. Uno puede salir movilizado emocionalmente de ver una obra, pero quizás se trata de un impacto más momentáneo. En ocasiones el público nos traslada que les ha dejado un poso muy importante una frase destacada o que les ha invitado a reflexionar. Sinceramente, no creo que nosotros podamos definir desde dentro qué es más impactante, hay que ser precavido porque si no uno puede anticipar lo que quiere generar en el público y en eso somos rigurosos, no hemos montado este colectivo para ser efectistas, sino para ser honestos con lo que queremos contar y con lo que queremos ser artísticamente.

 

Apenas van a transcurrir 2-3 días entre cada pieza. ¿Cómo va a ser el cambio de chip?
Ángela Boix: Tengo la curiosidad de cómo lo vamos a vivir. Siento que estamos muy colocados, al tener tanta complicidad como grupo hay algo de la memoria del cuerpo que está siendo mucho más accesible trabajar de una a otra.

 

Camilo Vásquez: La realidad es que lo estamos viviendo ya. Llevamos trabajando varias semanas, hemos ido cambiando de obras, hemos hecho una residencia técnica entre medias, hemos vuelto a la anterior... Lo que está produciendo todo esto es poner en valor el trabajo colectivo, que es básico para poder hacer esto, ya no solo mi intervención como director y colaborar a generar un mejor espacio para las actrices y actores, sino que hay todo un equipo, que somos 14 personas, que cambiamos de camiseta cada vez que tomamos otra obra. Mi tarea es, sobre todo, acompañar y cuidar al colectivo artístico, es lo mejor que nos puede pasar para estar disponibles para cada obra.

 

Un mensaje para animar al público a que os acompañe en este recorrido

Ángela Boix: Hemos hecho estos tres trabajos con toda la honestidad posible. Tenemos el deseo de que el público se pueda identificar con ella, hay muchas dimensiones dentro del trabajo, que están atravesadas por el humor y que queremos que la gente se una a nosotros en este viaje. Hemos creado todo esto también para que el público viva una experiencia.

 

Camilo Vásquez: Pongo en valor poder ver un proceso continuado de tres obras. Para cualquier amante del teatro es un gran aliciente, ver nuestro crecimiento artístico, la revisión de las obras. Son textos poderosos, que interpelan, no te dejan indiferente. Como director pongo en valor el trabajo de las actrices y los actores, ver lo que hacen, todo lo que dan, es uno de los mejores alicientes para ver la trilogía.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres