viernes, 3 de febrero de 2023 17:26 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Iván Palomares: "La nominación a los Goya ayuda a confirmar que te dejas la piel en el trabajo"

El compositor madrileño vuelve a estar nominado a una estatuilla gracias a la banda sonora de ‘Las niñas de cristal', la película de Jota Linares que triunfa en Netflix.

Archivado en: entrevistas, cultura, música, cine, Iván Palomares

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Foto: Natalia Gutiérrez

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Q. Soriano
18/1/2023 - 18:12

Sevilla será, una vez más, el punto de encuentro para la gran fiesta del cine español. A medida que se acerca ese 11 de febrero, fecha de la gala de los Premios Goya, crece el nerviosismo entre los nominados, una lista en la que vuelve a aparecer Iván Palomares. El compositor madrileño repite experiencia gracias a la composición de la banda sonora de ‘Las niñas de cristal'. Sobre ello hablamos con él en esta entrevista.

¿Qué siente al haber recibido la nominación al Premio Goya por la banda sonora de 'Las niñas de cristal'?
La verdad es que no lo sé, aún no lo he procesado. Afortunadamente el anuncio de la nominación me pilló con trabajo, esta profesión no te deja apenas respirar. Me pasó lo mismo con la anterior, aunque fue una sorpresa increíble. Lo cierto es que esta no la he procesado aún. No sabría cómo definirlo, aunque evidentemente estoy muy contento, no termino de asimilar que haya ocurrido, especialmente este año que hay un nivel impresionante, obviamente estábamos en las quinielas y me sorprende que, como la otra vez, la banda sonora sea la única nominación de la película, así que tengo una especie de 'déjà vu'. La ceremonia también será en Sevilla, como ocurrió la vez anterior. No sé qué pensar, si esta vez habrá más suerte que en la otra nominación o si se repetirá la historia. Cuando pasen los Goya, tanto como si me lo llevo como si no, entenderé realmente qué ha pasado esta vez.

¿Cómo le llegó el encargo de poner música a la cinta de Jota Linares?

Me llegó a través de la productora. Había trabajado con ellos anteriormente y ahora tenían entre manos este proyecto tan bonito de 'Las niñas de cristal'. Hacía mucho tiempo que quería trabajar con Jota Linares, así que ha sido una especie de regalo, no caído del cielo, porque en esta profesión hay que trabajarlo todo, pero sí que tuve la opción de pelear por estar ahí. Me pasaron el guion, que me enamoró desde la primera lectura, hice unas pruebas musicales, que gustaron a Jota, y así empezamos a trabajar juntos. Vimos que teníamos muy buena sintonía. Entendimos que había que hacer un trabajo previo porque se trata de una película prácticamente musical, por lo que había que ver el trabajo con el ballet y crear piezas originales para que se hiciera las coreografías Antonio Ruz, premio nacional de ballet. Trabajamos con él y con las actrices para asegurarnos de que las piezas iban en la línea de la estética que tenía en mente Jota Linares. Después lo grabamos con la Orquesta de Extremadura en plena pandemia, fue una locura, pero los astros se alinearon y pudimos hacer una grabación muy buena teniendo en cuenta con las restricciones que había entonces, con distancias interpersonales. Quedamos muy contentos con el resultado. Una vez hecho el rodaje y con la película montada nos pusimos con el trabajo de la banda sonora original.

"No acabo de creerme la nominación, había mucho nivel este año" 

Esa presencia del ballet en la película, ¿ha permitido mayor creatividad o, por el contrario, ha exigido un poco más de trabajo?
Trabajo siempre exige, aunque al mismo tiempo al ser una pieza de ballet hace que puedas tener mayor libertad frente a lo que se espera de una banda sonora al uso. En ese sentido, tenía que sonar, obviamente, a una pieza de ballet pero también tenía que cumplir con ciertos rasgos estéticos y comunicativos con la historia de la película. Las protagonistas no se limitan a bailar esas piezas, sino que los temas influyen en su personalidad, en el carácter y en la acción que les mueve a lo largo de la película. Por ello, las piezas tenían que tener cierto grado de introspección pero, al mismo tiempo, un poco de acción, de gesto, que fuera bailable. Es un planteamiento musical distinto al de una banda sonora habitual porque no se limita a una sola pieza de ballet, sino que influye en el guion. Para un compositor era un regalo absoluto.

Su objetivo con esta banda sonora era "guiar al espectador a las puertas de la locura que provoca la obsesión por el arte". ¿Cómo se consigue plasmar esta idea a través de la música?
Es muy buena pregunta, porque además de tener que llevar al espectador a esas puertas de la locura había que conseguir otra cosa igual de importante: la percepción que tienen los personajes de la música de su propio mundo tiene que ser positiva. Te puedes limitar a hacer una música que sea incómoda, oscura, y el espectador lo va a recibir así, automáticamente va a entender que algo malo se está generando, pero es que no es el caso, sino que las niñas abren esa vía, ese mundo a través del espejo y para ellas es maravilloso. A nivel musical nos lo jugábamos todo en cómo generar esas dos emociones de manera simultánea, algo que logramos a través de detalles, pequeñas disonancias, jugar con una música más amable, pero al mismo tiempo con ese elemento que sale de lo normal y confunde un poco al oyente. Esto, para mí, ha sido de lo más divertido.


Cuando le llega un encargo de una banda sonora, como en este caso, ¿influye en algo saber si esa película se va a exhibir en salas de cine o en plataformas?

En nuestro caso sabíamos que 'Las niñas de cristal' se iba a consumir en plataformas pero que también iba a llegar a los cines, lo que no sabíamos al principio era cuál iba a ser el nivel de distribución. Por lo tanto sabíamos que teníamos ambos mundos. Ahora mismo cualquier película acaba, antes o después, en una plataforma, lo ideal es que también tenga una vida en salas de cine. Nosotros, en este caso, trabajamos como si fuera para cine, de hecho, es una película que se disfruta especialmente en una sala de cine.

Conoce bien el mundo del cine, además, porque estudió Arte Dramático. ¿Le ha ayudado en algo esa formación académica a la hora de ser compositor?
Sí, me ha ayudado no tanto por la parte de interpretación sino por la de análisis dramatúrgico. Me considero más un cineasta musical que un compositor de bandas sonoras. Lo importante de una película es la historia y entender en cada escena cómo y por qué un actor o actriz entra en escena, cuáles son sus motivaciones y, a nivel global, qué mueve a la historia. Si uno tiene claro esto y trabaja la música a partir de estos elementos, es mucho más interesante que ceñirse a crear un universo sonoro, que en algunos casos se puede quedar un poco limitada.

Imagino que nominaciones como esta dan más notoriedad, ¿se traduce en la apertura de más puertas a nivel profesional?
Evidentemente tienes una visibilidad mayor y llamas la atención de gente del gremio. Ojalá llegue a los oídos de otras personas y productoras con los que no haya trabajado. Creo que sí, que abre puertas. También hay que entender que el hecho de estar nominado o de ganar un Goya no te abre puertas, lo que te abre las puertas es la relación que tienes con compañeros y compañeras, cómo trabajas en equipo... ese boca a boca es lo que hace que tengas más trabajo. La nominación ayuda a confirmar que te dejas en la piel en cada trabajo y que eres alguien en quien pueden confiar.

"Una BSO que se siente puede funcionar tan bien como una gran melodía" 
El gran público, cuando ve una película, se suele fijar en la trama, en la interpretación de actores y actrices y, con suerte, en aspectos como el vestuario, la fotografía o la banda sonora. ¿Crees que la música es uno de los grandes olvidados en el género audiovisual?
No, para nada. Todos conocemos bandas sonoras muy memorables desde que existe el cine, lo que ha ido cambiando es cómo se utilizan las músicas. Estamos muy acostumbrados a pensar que una buena banda sonora tiene que tener una gran melodía, a veces es así pero no necesariamente. En los últimos años se han hecho grandes trabajos que no implican tener un gran recuerdo de esa banda sonora, sino que funciona como un traje a medida con la historia que se está contando. Por eso una banda sonora minimalista o totalmente subliminal, pero que se sienta, puede funcionar igual de bien que una gran melodía en primer plano.

Artísticamente, ¿tiene algún referente?

No. Tengo muchos referentes que han ido cambiando con el paso del tiempo, los que tengo ahora a lo mejor no tienen nada que ver con los que tenía hace 30 años. Me imagino que, como cualquier persona que se dedica al arte, uno va haciendo balance de dónde está y dónde quiere llegar para luchar por seguir creciendo y desarrollándose. Me fijo en mis propias metas, en cada trabajo intento superarme, analizo cuáles han sido mis dificultades, qué podría haber hecho mejor y trato de superar esas carencias en siguientes ocasiones para poder acercarme al ideal que tengo de compositor.

Algunos escritores hablan del miedo al folio en blanco. ¿Existe el miedo a la partitura en blanco?
Sí, continuamente, es algo incontrolable. Sé que tengo un proceso creativo en el que, con el tiempo, reconozco varios patrones de conducta de desesperación inicial y de ir abriendo poco a poco un camino hacia la banda sonora en el que te acabas encontrando más cómodo y compruebas que los miedos iniciales no lo eran tanto. Sin embargo, el miedo a la partitura en blanco siempre existe, de hecho, una de mis primeras lecciones de composición, que me la dio mi primera maestra, Teresa Catalán, precisamente hacía alusión a eso: enfrentaos todos los días a la partitura en blanco y no os preocupéis si no escribís nada, solo el mero hecho de haberse sentado es un trabajo para atravesar ese miedo. Es una situación que hay que hacer. A veces cuesta mucho más, hasta que se desbloquea. Se trata gestionarlo lo mejor posible.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres