martes, 18 de junio de 2024 08:13 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
teatro: 'Los Figurantes'

"No hay nada más humano que reclamar el derecho a ser visto, a ser importante"

Delfín Estévez y María José Gil dirigen una de las obras más ambiciosas de José Sanchis Sinisterra. El dramaturgo valenciano les ha asesorado en el montaje.

Archivado en: entrevistas, cultura, teatro, Delfín Estévez, María José Gil

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Q. Soriano
26/1/2023 - 16:34

Se alza el telón y en el escenario, durante unos segundos, no aparece nadie. Acto seguido entran uno montón de actores con los que nadie contaba. Este argumento tan disruptivo es, a grandes rasgos, la base sobre la que se asienta ‘Los figurantes', una obra escrita por José Sanchis Sinisterra a finales de la década de los 90 y que ahora llega al madrileño Teatro Reina Victoria con la dirección de Delfín Estévez y María José Gil, quienes nos cuentan en esta entrevista todos los detalles de la obra.

Aunque es un texto que ya tiene bastantes años de vida, para la gente que aún no lo conozca, ¿qué se cuenta en 'Los figurantes'?
Delfín Estévez: Vamos a imaginar que estamos en un teatro para ver a actores famosos que nos gustan mucho. Cuando se levanta el telón, no aparecen los famosos, en realidad no aparece nadie. Todo el público se pregunta si ha habido una emergencia, pero no. Finalmente empiezan a aparecer unos personajes extraños, desconocidos, que son los figurantes, se han rebelado contra los protagonistas, a quienes han encerrado el sótano y han decidido que harán una obra mejor.

María José Gil: De momento, estos figurantes toman el teatro, que ya es un terreno ganado y, a partir, idean qué hacer, algo con lo que dejar el pabellón bien alto.

José Sanchis Sinisterra tiene títulos sobradamente conocidos para el gran público. ¿Por qué habéis elegido esta en concreto?

D. E.: Era una deuda que José tenía consigo mismo desde los años 80, cuando decidió escribir una obra en contra del ecosistema cultural: es muy difícil que se puedan producir espectáculos para 18 personajes. Sinisterra venía de un éxito arrollador con '¡Ay, Carmela!', que revolucionó el teatro en aquel momento. Le empezaron a pedir textos similares, de fácil montaje y pocos personajes para asegurar otro éxito parecido. Sinisterra, tal vez por llevar la contraria, escribió esta obra. Aun siendo un texto maravilloso, durante muchos años no se pudo representar, de forma que cada vez que hablábamos con él de proyectos futuros nos comentaba que algún día le gustaría montar 'Los figurantes' en Madrid. Realmente no pensábamos que se fuera a lograr, pero con mucha fe y trabajo aquí estamos.

MJG: 'Los figurantes' es como la obra imposible porque cuenta con 18 intérpretes, es un poco locura, incluso el propio Sinisterra nos lo comenta algunas veces. Ahí está el reto de lo imposible, vamos a ver qué sale, si somos capaces de poner esto en pie y tener 18 actores en un escenario.

Durante años la obra no se representó a por el elevado número de actores

La obra se estrenó en 1989. ¿Habíais tenido la oportunidad de ver algún montaje anterior?
DE: Es muy complicado ver el montaje original, que se hizo en Valencia, porque no han quedado grabaciones. A partir de ahí, al ser un texto tan atractivo, se han hecho muchos montajes pero siempre en ámbitos escolares, en el profesional, al menos en España, no.

MJG: Creo que fuera sí, no sé en qué nivel. Es cierto que es una obra muy golosa para hacerlo en institutos o colegios, permite dar papeles a mucha gente. Sin embargo, a nivel profesional, por las dificultades que conlleva, no se suele hacer. No hemos visto vídeos en los que inspirarnos.

¿Hay algún sello personal vuestro en la obra?

MJG: Está en todo lo que hacemos en la dirección. Es verdad que José Sanchis ha venido a algunos ensayos y le hemos hecho caso en algunas cosas, pero al final tenemos que resolver los problemas que van surgiendo. Nuestra marca está en la resolución de los momentos más problemáticos.

DE: Somos muy afortunados porque el texto está muy bien escrito, así que simplemente siendo fieles a la mecánica de las réplicas, las intervenciones, salidas y entradas de personajes, se crea un dispositivo teatral tan eficaz que nuestra labor como directores es solventar ciertos problemas pero, en general, el texto te va conduciendo. Lo más exigente es coordinar el grupo.

¿Cómo es dirigir a un reparto con tantas personas?

MJG: Hay una cosa que tengo que agradecer a Delfín, él hizo el casting. Tenemos a unas personas que son un amor, la verdad, eso ayuda mucho a dirigir. Puede pasar de todo, 18 personas es una bomba que puede estallar en algún momento, y eso no ha ocurrido. Intentamos cuidar que ese ambiente, ese material humano que tenemos tan bueno esté ahí, que no se tuerza, lo que es una labor un poco psicológica. Manteniendo eso, lo demás es fácil. El secreto puede estar ahí.

El texto habla de libertades, tanto individuales como colectivas. ¿Creéis que ese es el secreto para que el texto siga vigente?
DE: En mi opinión es un tema eterno y sobre el que seguiremos discutiendo y haciéndonos preguntas durante mucho tiempo. La búsqueda de la libertad, de nuestro propio significado y de nuestra identidad es algo que viene de fábrica con el ser humano. Sin embargo, esa búsqueda de la libertad individual choca con la convivencia. Esta cuestión se refleja en un proceso revolucionario como el que quiso describir José Sanchis. En cierto modo piensa que el mundo puede ser un lugar mejor, pero que para encontrarlo es necesario entender por qué mis soluciones no son válidas para la persona que está a mi lado. La obra es una metáfora de todas las revoluciones, con lo que implica de utopía y caos.

MJG: Hay algo que me conmueve mucho de la obra: el fracaso de la revolución. Cuando tenemos todo preparado para hacer la revolución, somos muy capaces de boicotearnos a nosotros mismos por el individualismo. Es muy humano, pero triste a la vez.

"Conmueve ese fracaso de la revolución por el individualismo" 

También hay una parte en el texto de mostrar el deseo humano de no pasar desapercibido, el miedo a ser olvidados...
DE: Esta es una de las ideas sobre las que gira todo: quién no se ha sentido alguna vez como un actor secundario de su vida. Cuando vemos pasar por delante los acontecimientos y sentimos que estamos como espectadores, existe ese deseo de tener 20 minutos de gloria. Esto es lo que une a los personajes del escenario con los espectadores: no hay nada más humano que reclamar el derecho a ser vistos y escuchados, a ser importantes. Estos figurantes dan voz a todos aquellos que nos hemos sentido insignificantes.

MJG: En la obra también hay algo importante, que los figurantes descubren al público, hablan con él, algo que no haría nunca un figurante. Es un momento de gloria.

Como directores será un reto con múltiples vertientes, tanto por dirigir a un reparto tan numeroso, llevar a las tablas un texto de un autor tan importante y hacerlo, además, en un teatro como el Reina Victoria.

MJG: Es muy buen teatro, el Fígaro, donde estuvimos antes, también, y encima en la cartelera aparecemos junto a 'El aguafiestas', con actores que todo el mundo conoce. Sí, es un reto, pero hay que defenderlo igual aquí que en Sebastopol, sin restar importancia al teatro que es y a que nos han acogido de forma maravillosa. En nuestro trabajo, cuando damos las notas, nos da igual que sea Madrid que una sala en cualquier otro lugar, para mí lo importante es llevar un trabajo bien hecho y defenderlo.

DE: Mi agradecimiento es tan grande que, en este momento, aún no soy consciente de lo que significa estar representando una obra de José Sanchis Sinisterra en el Teatro Reina Victoria de Madrid, con el acompañamiento permanente del autor. Esta combinación de situaciones afortunadas, me hace sentir tan privilegiado que creo que, a día de hoy, aún no comprendo la fortuna que tengo. De alguna forma intuyo que dentro de unos años, cuando piense en enero de 2023 cuando estrené 'Los figurantes' con el apoyo de Sanchis Sinisterra, con este equipo maravilloso y en un teatro tan increíble, empezaré a comprender el alcance de este regalo de la vida.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres