jueves, 14 de noviembre de 2019 13:15 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
CRÍTICA

Almodóvar se abraza a las frágiles obsesiones del séptimo arte

Quizá algunos espectadores esperen giros más extraordinarios. No obstante, la normalidad no tiene porqué  significar siempre previsibilidad. Desnudarla tiene la misma complejidad que reinventarla. Y Almodóvar consigue quitarle la ropa.

Archivado en: Los abrazos rotos, crítica, Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Lluis Homar

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco
24/3/2009 - 14:47

Director: Pedro Almódovar.  Intérpretes: Penélope Cruz, Lluís Homar, Blanca Portillo, Tamar Novas, Lola Dueñas. Países: España-Perú. 


Almodóvar tiene ahora ganas de comedia, porque con tanto drama se le acaban la penas. Aquí, su sello es inconfundible, así como el acercamiento al cine negro. Esta declaración de amor al séptimo arte se manifiesta mediante el picoteo de estilos, magníficos detalles técnicos, la existencia de Harry Caine (con un Lluis Homar inconmensurable) o el lado más satírico que interpreta José Gómez. Sin embargo, Pedro repite su apuesta por la fragilidad de los seres humanos y sus pasiones.

El tejido narrativo toma forma mediante diferentes focos paralelos hasta desembocar en la relación obsesiva protagonizada por Harry y Lena, una convincente y bellísima Penélope Cruz. La duda, el desenfreno o el miedo al vacío van surgiendo durante un callejón sentimental con una anestésica e inevitable salida. Quizá algunos espectadores esperen giros más extraordinarios. No obstante, la normalidad no tiene porqué  significar siempre previsibilidad. Desnudarla tiene la misma complejidad que reinventarla. Y Almodóvar consigue quitarle la ropa.

Lola Dueñas leyendo los labios, ese cigarillo aparentemente macabaro de Penélope, la cámara omnipresente de Ruben Ochandiano, el guión ‘porno’ de Tamar Novas o los secretos incontenibles de Blanca Portillo quedan grabados en la retina y en el subsconciente. Aunque no serán eternos.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres