lunes, 20 de mayo de 2024 21:48 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Carles Sans: "Reír es tan imprescindible que las personas somos capaces de pagar por ello"

Uno de los fundadores de Tricicle se vuelve a subir al escenario con ‘¡Por fin solo!', un espectáculo de humor que cuenta con la codirección de José Corbacho.

Archivado en: entrevistas, cultura, teatro, Carles Sans, Tricicle

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"Es más difícil hacer ahora humor que antes, te puedes meter en un lío"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós Soriano
08/9/2023 - 00:33

Después de más de media vida subido al escenario y tras el final de Tricicle, a Carles Sans aún le queda cuerda para rato. Con ‘¡Por fin solo!' se ha ido ganando el favor del público hasta plantarse en el madrileño Teatro Reina Victoria, donde estará en cartel hasta el 15 de octubre para después seguir de gira por ciudades como Sevilla(10 y 11 de noviembre), Alcalá de Henares (17 y 18 de noviembre) o Barcelona (del 30 de enero al 25 febrero de 2024).

Cuando Tricicle decide poner punto y final, tú decides seguir adelante. Vamos, que la jubilación puede esperar.
Cuando la compañía dice 'hasta aquí', te planteas muchas cosas, entre ellas qué haces con tu vida. Está claro, yo no me veía todavía retirado de un oficio que me gusta, que me apasiona, me encanta hacer reír a los demás. Por tanto me planteé la posibilidad de esto, de hacer un proyecto en solitario sabiendo que era muy arriesgado, porque cuando al público le cuentas que de repente todo aquello a lo que está acostumbrado verme ahora le vas a hacer otra cosa, siempre cuesta un poquito. Hay esa especie de recelo al principio, en cierto modo me la jugaba un poquito, pero ahora estoy la mar de satisfecho habida cuenta del resultado tan estupendo que está teniendo.

¿Cómo surge la colaboración con José Corbacho?
Con él tengo una relación de amistad de hace muchos años, me encanta cómo enfoca sus monólogos, es una persona excelente al trato. La verdad es que fue un gran acierto porque nos entendimos enseguida, me sugirió cosas muy interesantes y me dio mucha seguridad contar con él.

Aseguras que son todo historias reales.

El hecho de que Tricicle se dedicará al humor, ¿se ha prestado a esas anécdotas sean más humorísticas?
La verdad es que han sido anécdotas que han venido por diversas razones, pero no porque nosotros las hubiéramos buscado. Yo mismo cuento como he protagonizado verdaderos numeritos en aviones, porque yo he tenido pánico a volar y, concretamente, cuento una situación saliendo de Nueva York realmente hilarante. Yo lo estaba pasando muy mal, pero contada así a la gente se descojona de risa. O cuento como una doctora, mientras me te hace una colonoscopia, que no es precisamente algo muy agradable, te cuenta que su hijo en fin de curso bailó una canción determinada. Son cosas que suceden sin que tú lo quieras.

¿Cómo ha sido encontrarte en el escenario solo después de 40 años con Tricicle?

Al principio te da mucho respeto. Siempre había pensado en la gente que hace espectáculos, monólogos en solitario, pienso que son unos valientes porque estás tú solo, no tienes ayuda alguna, pero superado ese miedo inicial, viendo como el público está riendo y se lo pasa genial, te da mucha confianza.

¿Ha ayudado el hecho de apoyarte también la palabra no sólo, en los gestos, para superar ese miedo? Creo que el gran secreto de este espectáculo es que es la unión entre lo que cuentas y sobre todo cómo lo cuento. El público verá a Tricicle en el escenario, sin duda, porque está en mi gestualidad. Es un mix de ambas cosas lo que te da este éxito.

¿Qué acogida está teniendo hasta el momento?

La han visto ya unos 70.000 espectadores, el público no para de reír. Creo que es un espectáculo en el que funciona muy bien el boca a oreja, entiendo que al principio el público dudara: está él solo, hablando... al principio hay un poco de desconcierto de tu público, pero en cuanto pisan el teatro y a los 5 minutos  ya están riendo, te das cuenta de que se acaban los prejuicios.

Solemos decir que nos hace falta reírnos más. En el escenario demuestas que, ante todo, es fundamental reírnos de nosotros mismos.
Decía un profesor de arte dramático que tuve que para reírse de los demás es imprescindible saberse reír de uno mismo, y aquí, en mi espectáculo, me río mucho de mí mismo, muchísimo. Por lo tanto es indispensable, mira si es indispensable para las personas reír que son capaces de pagar, aun pudiéndolo hacer gratis. Eso es porque realmente es necesario que alguien te despierte la emoción de la risa.

¿Es más difícil reírse ahora de uno mismo?

Yo creo que todos los humoristas, en general, siempre se han reído de sí mismos, lo que ahora quizá cuesta más es reírse de según quién.

Tricicle obtuvo el premio Max de de honor en 2023. A título personal, ¿qué supuso ese galardón?
Fue un reconocimiento a una carrera. Yo tengo la teoría de que los artistas que tienen una carrera dilatada, los premios vienen al principio y luego al final, al principio porque eres la revelación, la novedad, gente joven que sorprende; luego hay un gran impasse central en la que se da por hecho de que los premios ya los tienes o ya vendrán. Creo que este faltaba. Nos hizo una especial ilusión.

Las redes sociales han puesto de relevancia al colectivo de los 'ofendiditos'. ¿Es más difícil hacer humor ahora?
Sí, muchísmo. Antes se podía bromear con bastantes cosas y ahora hay un segmento de temas con los que sabes que te puedes meter en un lío. Eso depende de cada humorista, hay gente que le apetece ser provocador y asume las consecuencias que puede haber, y otros que seguramente preferirán evitar según qué terrenos, ya sea por convicción o simplemente por no meterse en jardines.
En tu caso, ¿hay algo en el espectáculo que hayas tenido que cambiar?
No. Una vez hubo una cosa que un espectador me dijo, la reflexioné y pensé que quizá tengas razón. En Tricicle ya hacíamos humor así, no era hiriente sino para todo el mundo. Este espectáculo no diré que es para todos los públicos, quizás los niños no deban escuchar algo de lo que digo, pero no pretendo provocar.

¿El humor debe ser blanco?
No, no. El humor debe ser el que cada uno crea que debe hacer para divertir a un público determinado, habrá algunos que prefieran el humor blanco y otros que no.

Un mensaje para el público madrileño que se anime a ver 'Por fin solo'. 
Que todos aquellos que han visto a Tricicle e incluso aquellos que no lo han visto nunca, les aseguro que van a disfrutar muchísimo oyendo historias muy locas, muy divertidas y van a pasar un rato fenomenal, digamos que hablas, es más difícil decir.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres