miércoles, 21 de octubre de 2020 17:43 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA

Magaly Solier: "Después de hacer 'Amador', he decidido que voy a seguir actuando"

Magaly Solier (Huanta, Perú, 1986) llegó al cine por casualidad y, tras varios experimentos exitosos, ha decidido quedarse en el campo de la interpretación. La huantina, que también brilla en el mundo de la música, interpreta a Marcela en 'Amador', la última película de Fernando León. El trabajo en esta película ha provocado una de las decisiones más importantes de su vida. La historia de Solier se ha congelado durante diez minutos en un hotel madrileño. Saluda educadamente, mira y espera.

Archivado en: cine, estreno, Amador, Fernando León, Magaly Solier, Huanta, Perú, La teta asustada, Claudia Llosa, música, Warmi

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"Si nos arrepentimos de nuestras decisiones, nunca vamos a avanzar"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco
07/10/2010 - 18:29

Magaly Solier estaba con sus compañeras de colegio en la plaza de armas del pueblo de Luricocha, provincia de Huanta, tierra peruana en la que nació durante el año 1986. Allí, vendía comida con el objetivo de captar fondos para el viaje escolar de promoción a Cuzco. Claudia Llosa, sobrina del escritor Mario Vargas Llosa y también del cineasta Luis Llosa, observaba Solier con atención. Le compró un plato de puca picante y aprovechó la oportunidad para preguntarle si quería actuar en su película. La joven aceptó. De este modo, la huantina llegó al mundo del cine, hizo 'Madeinusa', se dio a conocer en todo el mundo con 'La Teta Asutada' (Oso de Oro en la Berlinale de 2009), el segundo filme de Claudio Llosa, y ahora protagoniza 'Amador', la nueva obra cinematográfica de Fernando León.

"Mira para adelante, yo detrás de ti, siempre, para empujarte... ¡Apuray!", le decía siempre su madre, Gregoria Romero, y guía espiritual de Solier. Dicho y hecho. Podría haber sido atleta, como ella mismo reconoce, pero se fracturó la cadera. También policía para defender a sus vecinos, pero este pensamiento no ha llegado a buen puerto, todo lo contrario que ha sucedido en el ámbito musical. Canta desde los ocho años. "Es mejor que gritar y lo haré hasta en mi entierro", asegura. Ha grabado su primer disco 'Warmi' (mujer en quechua) y planifica el siguiente. Una casualidad le llevó al cine, pero ya ha participado en varios filmes. Y la historia, que continúa, se congela durante diez minutos en un hotel madrileño. Quedaban cuatro días para el estreno oficial (8 de octubre) de la cinta en España. Educadamente, Magaly saludaba y esperaba la primera pregunta.

¿Qué impresión tuvo tras la película por primera vez?

No la he visto todavía. Le he pedido al director que no me muestra la película porque quiero verla con público (lo haría el martes 5 en Barcelona). Es una costumbre mía. Me gusta ver así el trabajo para sentirlo personalmente y sentirles a ellos. Así te das cuenta si lo has hecho bien o mal, pero estoy segura de que lo he hecho bien porque ha sido después de esta película que he decidido seguir actuando.

Una decisión importante y acercada. Han pasado muchas cosas en el último lustro de su vida y ha tenido que tomar bastantes decisiones, asunto clave en 'Amador', hasta llegar aquí. ¿Tiene la impresión de que todo ha sucedido de un modo muy rápido?

Llevo cuatro años en la interpretación y estoy recorriendo un camino a pasos agigantados, pero con pasos seguros. En las otras películas que he hecho no tenía mucha experiencia. He tenido sólo un profesor de actuación durante dos semanas con mi primera película. Bueno, no recuerdo exactamente cuánto tiempo estuve con él. Después, sólo con los directores que he trabajado. Fernando León es una persona que tiene paciencia, sabe lo que quiere de sus personajes y ha sido fácil trabajar con él. Nos hemos entendido desde el primer día con los ensayos, aunque tenía miedo al principio.

Fernando ha contado recientemente que Magaly le puso dos condiciones antes de hacer la prueba para el papel de Marcela. La primera dejaba claro que no hacía desnudos. Y la segunda preguntaba si podría darle otra oportunidad para hacerla o darle más tiempo porque no se veía preparada. Sin embargo, Solier pasó con nota el examen y hasta León reconoce que le pedía consejo durante el rodaje a Magaly sobre cómo podía salir Marcela, el personaje, de algunas situaciones.

¿Qué valoración haces de Fernando León de Aranoa después de ver sus películas, conocerle y haber trabajado con él?

Que piensa en los demás. No sólo piensa en él. Piensa, habla y apoya a la gente que lo necesita. Lo hace con Marcela en 'Amador' o el de los protagonistas que salen en 'Los lunes al sol', 'Princesas', ‘Familia', etc. Es un director que se preocupa por los demás.

Magaly, ¿qué se va encontrar el público en 'Amador' cuando vaya al cine?

La gente se va a encontrar con escenas que quizá le den un mensaje y probablemente se identifiquen con alguna de las escenas, porque los seres humanos siempre tomamos decisiones y tener que vivir con ellas, no arrepentirnos de las que tomamos. Si nos arrepentimos, nunca vamos a avanzar. Hay que tomarlas. Tienen que ir a verla. Es una película muy hermosa, les va a dar un buen mensaje y les va a ayudar a tomar esa decisión que están pensando tomar.

La película plantea múltiples realidades y deja numerosas interrogantes. ¿Somos los únicos responsables de todas nuestras decisiones?

Depende de lo que tu corazón sienta. Hasta ese punto llegan tus decisiones, las que puedes tomar. Porque en el corazón no se manda y en la cabeza tampoco. Si no lo haces, nunca darás un paso.

¿Se arrepiente a menudo de las cosas que hace o dice?

Si me arrepiento, me doy una 'cachetada'. No lo voy a hacer, porque siento y pienso antes de hacerlo. Si no lo piensas, si no lo sientes, estás perdida.

Cambiando de tercio, ¿dónde acaba la realidad y comienza la ficción en 'Amador'?

Hay mucha realidad, pero esta pregunta tendría que responderla el director. Casi mejor. Trata la inmigración, el abandono, el amor, etc. Creo que hay una mitad de realidad y otra de ficción. Bueno, igual no tanto.

Casi te llamo Marcela...

Hazlo si quieres (risas). Aunque no lo creas, al director siempre le obligaba a que me llamase Marcela. Me decía Magaly y yo le decía Marcela. Me gusta que me llamen por el nombre del personaje durante las grabaciones para no distraerme.

Marcela necesita dinero, consigue un trabajo como cuidadora de Amador, un señor mayor que se encuentra enfermo, y durante la película ella transmite tanta dulzura como misterio en sus miradas. ¿Cómo has preparado este trabajo?

He trabajado mucho con la mirada. Cuatro meses practicando la mirada: triangular, circular, larga, corta, lenta, rápida, etc. He aprendido mucho con el personaje. También a actuar. Con una mirada puedes decir todo: te quiero, te amo y te odio.

¿Has tomado algún elemento de tu vida personal para dar forma a Marcela?

Bueno, quizá el hecho de tomar una decisión, de dejar a mi familia para hacer lo que he venido a hacer ahora. Muy poco, igual un tres por ciento o así. He trabajado más con familiares, vídeos, fotografías y otro tipo de material.

¿Cómo crees que puede afectar a tu carrera profesional y personal la participación en 'Amador' después del gran éxito que supuso 'La teta asustada'?

Espero que no me afecte en nada. ¿Sabes que pasa? Que si eres conocida, tienes que saber como llevarlo. Si te lo crees, has fracasado. Intento estar tranquila. Quizá me reconozcan o no en España, pero en Perú sí me conocen y a veces tengo que disfrazarme para llegar al lugar que quiero. Me piden fotos, autógrafos...

¿La popularidad te resulta incómoda?

No, incómoda no. Para nada.

Por último, hablemos de música. Otra de las facetas artísticas que han tomado forma en la vida de Magaly Solier. Siempre estuvo ahí, desde la infancia...

Sí, compongo letras, música y canto. Compuse canciones para 'Madeinusa', 'La teta asutada' y 'Altiplano'. En la segunda, casi todas en las que canta el personaje (Fausta). Para 'Amador', compuse una canción que va a ir en el próximo disco. Me gusta la música, desde los ocho años he vivido con ella y siempre voy a hablar de los temas que quiero: las mujeres que fueron víctimas del terrorismo y que me dieron un mensaje muy bueno de defender lo que queremos. A nuestros hijos, nuestras tierras y reclamar lo que nos pertenece.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres