viernes, 6 de diciembre de 2019 09:00 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
CINE: CRÍTICA

'18 comidas', sueños comunes sobre la mesa

La utilización del universo gastronómico en el cine siempre ha sido una actividad fácil, comprensible, ideal para generar transiciones o ejercer un telón de fondo correcto en algún diálogo trascendental. No obstante, su papel no se queda ahí.

Archivado en: cine, crítica, 18 comidas, Jorge Coira, Luis Tosar, Marcos Blanco

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco
29/11/2010 - 12:36

El cineasta lucense Jorge Coira (Rábade, 1971) recuerda en '18 comidas' cómo el valor de la comida se sitúa a la misma altura del ser humano. Incluso, esta mira al hombre por encima del hombro porque existe una relación inequívoca , que el propio director desarolla en las notas de la película.  De hecho, la comida supone una excusa perfecta, idónea para reunirnos y relacionarnos. Vamos, que no solo compartimos el placer de degustarla cuando nos sentamos a la mesa.

En torno a ella se pueden articular un reencuentro insospechado, los preparativos de una noticia sorprendente, disimulos varios, una reiterada seducción amorosa o , simplemente, ese silencio costumbrista, falto de palabras porque estas no hacen falta.

Coira manifiesta en '18 comidas' que el sustento, el alimento que ingerimos cada día, envuelve situaciones sociales de todo tipo, culpables de lo que somos, hacemos y decimos. El cineasta, que comenzó su aventura en el mundo del largometraje con 'El año de la garrapata', ha creado un guión sólido, a tres bandas junto a Araceli Gonda y Diego Ameixeiras. Sitúa en la historia de '18 comidas' a un sinfín de personajes, entre los cuáles podríamos estar muchos de nosotros. Un músico callejero sin norte. Una mujer insatisfecha, casada y con un hijo. Un macedonio perdido en Santiago de Compostela. Dos amigos borrachos. Otros que se quieren sin hacerlo público. Una invitada al sitio equivocado. Dos hermanas enfadadas. Padre e hijo, en desacuerdo por motivos empresariales. En definitiva, múltiples individuos que afrontan intensas situaciones relacionadas con sus sueños personales, el querer, el amor y, en general, la lucha más importante que nos preocupa: ser feliz en una sociedad marcada por las apariencias cotidianas.

El rompecabezas audiovisual sucede durante el mismo día en diversos desayunos, comidas y cenas. Para ello, Coira ha buscado un reparto coral en el que destacan nombres populares como Luis Tosar y Esperanza Pedreño. La secuencia en la que ambos comparten mantel y recuerdos debería convertirse en una lección de cómo interpretar para todas las escuelas de este país.

MUCHA IMPROVISACIÓN

Gallego, castellano, inglés y macedonio articulan el idioma común de '18 comidas', una obra fílmica rodada en dos semanas con un gran espacio para la improvisación. Teniendo en cuenta el material obligatorio para el conocimiento de la situación y un perfil aproximado de los personajes, Coira ha buscado la espontaneidad en las situaciones, ese punto de locura cercano a la naturalidad. Y lo consigue. Porque '18 comidas' abre el apetito y lo sacia. Deja un gran sabor de boca.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres