domingo, 3 de julio de 2022 22:16 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
CONCIERTO DE RUSSIAN DE RED EN EL SOL (MADRID)

'Take me home', Lourdes

El 'folk-country-pop-acústico' de Lourdes y su aclamado proyecto 'Russian Red' hizo una parada en El Sol (Madrid). Las canciones de 'I love your glasses' se pasearon por el ambiente como esa bolsa agitada por el viento en 'American Beauty'. Con su brutalidad vocal, hizo virguerías.

Archivado en: Russian Red, I love your glasses, El Sol, Heineken Music Selector

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

gentedigital.es/Marcos Blanco
16/4/2009 - 10:56

Por fin he podido verla de cerca. Bueno, me situé al fondo de la sala, cerca de la entrada, porque estaba El Sol tan abarrotado que parecía una caja repleta de hormigas. La cita, promovida por 'Heineken Music Selector'. Además, buscaba un apoyo en alguna pared, porque el sonido de 'Russian Red' y la voz de Lourdes se disfrutan más sentado, tumbado en el sofá o en cualquier posición que no implique demasiado esfuerzo físico. Mantenerse en pie durante todo un concierto lo es, sino pegas botes o mueves el esqueleto. Se apagan las luces de la sala, la nueva iluminación nos remite al escenario y por allí aparece Lourdes Hernandez, junto a Charly, Alex y Javi.

La brutalidad corporal de Lourdes residen en su interior, en esa voz cuya modulación va y viene, pegadita al micrófono. Aunque más de uno estaba más pendiente de sus ligoteos, amigos o esas conversaciones grupales tan improvisadas, la protagonista iba cogiendo el tono, la temperatura ideal para dejar un eco profundo en cada oyente. El 'folk-country-pop-acústico' de 'Russian Red', así lo define ella, se revaloriza en vivo. Las canciones de 'I Love your glasses' paseaban por los claroscuros de la sala. 'No past no land', 'Gone play on', 'Take me home', 'Cigarrettes', 'They don´t believe'... Fue una velada suave, adecuada para tararear sus letras en modo 'karaoke'...  El único inconveniente: el infortunio de tener a mi lado a una 'cotorra' que ni siquiera miraba para el punto focal del evento. Cuando uno entra en el mundo 'Russian Red', los agobios desaparecen, aunque si pones los cinco sentidos surgen aires melancólicos poco recomendables.

Al ver a Lourdes comentando lo 'raro' que resultaba para ella actuar un año después en el mismo lugar (con todo lo que le ha pasado desde entonces), uno imagina a esa joven (Madrid, 1986) que utiliza su habitación como burbuja agarrando su guitarra y haciendo buenas migas con el silencio. Consciente de que está ahora mismo en la ola, en esas modas que nos marcan de vez en cuando, se limita a cantar, tocar y utilizar pocas palabras. Para hablar, ya están sus canciones. Cuando todo se acabó y la lluvia fría de la medianoche accidentó esa temperatura humeante de la sala, apareció una bolsa dando vueltas por la calle. Sí, como en la escena de 'American Beauty', magnificada por la melodía de Thomas Newman. Le puse 'No past no land' y seguí mi camino. Eso sí, Lourdes, eché en falta 'Girls only wanna fun'. Si estuvo en el repertorio y no me enteré, entonces comenzaré a preocuparme sobre los efectos que provocas.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres