sábado, 13 de abril de 2024 15:52 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista a Ismael Serrano

"La música es una terapia que me ayuda con mis miedos"

Mientras sigue presentando su disco 'Acuérdate de vivir', afirma desconfiar de los músicos que proyectan una imagen de personas siempre plenas.

Archivado en: Ismael Serrano, música, entrevistas

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

El artista durante la entrevista· RODRIGO ROMÁN/GENTE

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Diego Tabachnik
15/4/2011 - 13:28

Ismael Serrano está en la recta final del tour en el que presenta su último trabajo, 'Acuérdate de vivir'. El 1 de mayo lo hará en el Teatro Cervantes de Málaga, para después partir de gira por Latinoamérica. Antes de todo eso, a pocos metros de la Puerta de Toledo, el cantautor recibe a la prensa en su propia productora, donde funcionan sus oficinas y además su estudio de grabación. "Bueno, esto aún no es mío... estoy pagando la hipoteca, como todo hijo de vecino", aclara con sonrisa cómplice.

"Monté este estudio para grabar mis discos y también hacer otras cosas, para dar cuartelillo a gente que conociera, aunque todavía esto último no lo hemos hecho", dice casi a modo de recordatorio, sentado precisamente en el interior de la sala.

¿Cuál ha sido el espíritu de la gira 'Acuérdate de vivir'?
Lo que cada vez me divierte más es darle un cierto carácter teatral a la puesta en escena. Esta última gira está muy 'guionizada' y tiene una especie de trama argumental. Me gusta entender los conciertos como algo más que una sucesión de canciones.

Tienes una banda pequeña en esta ocasión.
Sí, porque me estoy dando cuenta que menos es más, incluso en los discos buscar la sencillez de menos elementos. Creo mucho en la dinámica que de lo mínimo va a lo máximo. Estoy muy flipado con cantantes como Damien Rice que ha dado conciertos sólo con una guitarra y un chelo, y es súper potente además. Esos registros me fascinan. El trabajo de producción es ver qué elementos son realmente necesarios.

EL RECORDATORIO
En el imaginario colectivo la figura del artista es la de alguien pleno, realizado y feliz con su oficio, que en definitiva hace aquello que realmente lo completa. Sin embargo, en más de una oportunidad Ismael Serrano apela al tópico pero para sacudirse a sí mismo y reprocharse eso de "acuérdate de vivir".
¿Hay una dualidad en su interior?
"Eso de la imagen del artista pleno y satisfecho, que muchos proyectan, creo que es totalmente irreal. Detrás de eso hay un complejo de inferioridad importante porque fundamentalmente los músicos tenemos miedo a la soledad. Componemos canciones porque queremos combatir nuestros miedos, y por eso también se crean personajes que no se ajustan de hecho a tu personalidad. Parecen dioses y en el fondo son personas muy frágiles. Yo tengo mis miedos, y el acuérdate de vivir me lo tengo que decir a mí mismo. En mi caso hay una llamada constante a ser consecuente, no sucumbir al desaliento y no rendirme. Sobre todo, en esto del arte, relativizar mucho los fracasos y los éxitos. En especial cuando vivimos en una sociedad exitista o que nos vende como éxito cosas que no sé hasta qué punto lo son tanto. Se puede tener un gran éxito profesional y ser un maldito desgraciado. Yo he encontrado en la música una terapia que me ayuda a llevar todos esos miedos". 

La realidad que vive ahora España con la crisis, y también gran parte del mundo, ¿son combustibles para tu música?
Pues sí. Yo realmente le compongo a todo lo que me emociona, y no son sólo los encuentros o desencuentros sentimentales, si no también la visión del mundo que me rodea, de la noticia de un periódico y de lo que ocurre más allá del horizonte. La visión de un mundo desigual que merece ser mejorado. Es verdad que uno mira la realidad según el prisma ideológico con el que ha crecido, pero el compromiso y la denuncia surge desde lo sentimental, desde la indignación que te produce ver una situación terriblemente injusta o la esperanza que provoca en ti ver cómo hay gente que lucha. Es simplemente tener la permeabilidad para que te afecten todas esas cosas.

Un grano de arena en ese sentido fue la canción 'Luces errantes', para los niños víctimas de la violencia en Gaza.
Sí, es una de las cosas de las que estoy más orgulloso y de los viajes más emocionantes que he hecho. Por conocer esa realidad de primera mano, de los niños y niñas palestinos, por haber grabado con un coro de niños de ahí y por la oportunidad de poder aportar algo. No sé si va a recaudar mucho la canción, porque todo eso irá a causas humanitarias, pero al menos puede servir para que la gente tome conciencia y cuanto menos se acerque a esa realidad, que vea todos los datos que quiera, las cifras de la ONU o entidades de probada solvencia e imparcialidad. Más del 50 por ciento de la población en Gaza es menor de edad, el 80 por ciento vive dependiente de la ayuda humanitaria, hay millones de refugiados palestinos fuera de sus tierras. La realidad allí es tan aplastante que cuando vuelves aquí todo te parece un espejismo.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres