martes, 17 de septiembre de 2019 03:21 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
MÚSICA: ENTREVISTA

Rosendo: "Cuando sea incapaz de menearme en directo, no saldré por vergüenza"

El guitarrista, cantante y compositor madrileño de 57 años tiene cuerda para rato. Diecinueve conciertos le avalan durante este 2011. Querido por la gente y admirado artísticamente, el rock español lleva su nombre.

Archivado en: música, entrevista, Rosendo Mercado, rock, En Vivo 2011, Marcos Blanco

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"El panorama es crítico, pero al menos trabajamos lo mínimo para mantenernos"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco Hermida
13/9/2011 - 13:00

La historia del rock español y en castellano se escribe con nombres como el de Rosendo Mercado Ruiz. Este guitarrista, cantante y compositor madrileño de 57 años lleva cuatro décadas dando caña en el mundo de la música. Después de pertenecer a proyectos tan legendarios como Leño, emprendió una etapa en solitario desde mediados de los 80 que todavía no ha finalizado. Ni piensa en ello. Sacó 'A veces cuesta llegar al estribillo', su último álbum, en junio del 2010 y el pasado viernes repitió en el 'En Vivo 2011' de Getafe, festival que reunió a más de 200.000 personas.

Rosendo no puede estar quieto. El mencionado directo fue el número 18 durante el 2011, estuvo este lunes en Aranda del Duero (Burgos) y todavía le quedan, al menos, dos más. Ha trabajado en verano, pero menos de lo habitual: seis 'bolos'. Optimista y'currante' por naturaleza, asume que el panorama se presenta bastante crítico, pero es lo que hay. Afortunadamente, estamos trabajando al menos lo mínimo para mantenernos. Se ha notado un bajón. Los Ayuntamientos están recortando y, sobre todo, se nota durante en verano". Otros años suele realizar entre 30 y 35 conciertos (hace tres o cuatro hizo 50), una cifra menor que la actual.

No hay ninguna duda. Profeta en su tierra, se trata de uno de los músicos más queridos en este país. Para este artista madrileño, las razones podrían estar en que "intento ser natural y tampoco me cuesta. Me veo como una personal normal que se dedica a tocar la guitarra y a cantar. Tampoco hago cosas raras, no hay parafernalia en los conciertos, no utilizo ningún tipo de coreografía ni de historias... Supongo que me ven muy natural y cuando me bajo del escenario me ven igual. Soy como soy". Su estilo artístico y la dedicación engrandecen la empatía personal que transmite. "Lo que está claro es que hay una colección de canciones y se identifican con ellas, porque cuentan un poco lo que nos pasa a todos. Creo que, aparte de la antigüedad (son 40 años en la carretera), me ven cercano. Gracias a eso estoy ahí".

Las letras de Rosendo no dejan títere con cabeza. Por esa gustan y forman parte del imaginario colectivo. Con ellas, también desnuda su interior. "Mis discos son una especie de biografía. Voy contando un poco lo que me va pasando entre uno y otro. Los problemas o las sensaciones que tengo durante este tiempo. Es la agenda de mi vida. A veces me enveneno y me meto con lo que puedo, pero tampoco quiero dar muchas pistas. Soy bastante sincero en cuanto a que cuento lo que realmente siento".

Su trayectoria le reconoce. No precisa premios, pero recibió el galardón al mejor álbum en la última edición de Los Premios de la Música y tiene en su casa la Medalla de Oro al Mérito de Las Artes. Observa estos aplausos y los psicoanaliza con los pies en suelo. Estima que se valoran asuntos como el hecho de estar ahí desde hace "un puñado de años, el no haber dado muchos palos de ciego, el hacer las cosas convencido de lo que hago, sin preocuparme de si está o no de moda" o incluso "aguantar las crisis cuando las ha habido".

La vida de Rosendo ha sido un aprendizaje constante. La música, su eterno estímulo. "He aprendido a tocar sin escuela ninguna. Pienso que tengo una forma personal de tocar y cantar. Supongo que eso también tiene su gracia. Cuando no te pareces a nada de lo que funciona y eres fiel a tu forma de hacer las cosas, intentando convencer a la gente día a día... Cuando esto madura, acaba teniendo mucho más peso que todo lo demás".

LA CAÑA, UNA INTENCIÓN MÁS QUE UNA POSTURA

Anda preparando un nuevo álbum. "Tengo 57 años y no quiero hacer algo que no me corresponda. Me sentiría muy mal haciendo una pantomima. Quizá me falta algún tema espídico, con más leña y bestialidad, como los que hacía hace años, pero no quiero hacerlo obligado. Los años pesan y cada vez la bestialidad la llevo más en la intención que en la postura física". Rosendo no piensa en retirarse. "La intención es aguantar hasta que me muera. Estoy convencido de que en el escenario no aguantaré tanto tiempo, pero componiendo y grabando me gustaría aguantar mucho. El directo dependerá de cómo lo lleve. Si ya no puedo menearme, no saldré porque me va a dar mucha vergüenza. De momento, creo que me quedan unos años en condiciones".

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres