viernes, 6 de diciembre de 2019 02:08 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
PRIMERA VISITA A ESPAÑA EN 40 AÑOS

John Fogerty, justicia restablecida

El mítico ex líder de la Creedence Clearwater Revival, arropado por una banda fenomenal, ofreció un recital impresionante en 'Los Veranos de la Villa' de Madrid. El virtuosismo instrumental desplegado, esa voz tan juvenil y tanto cariño mutuo propiciaron una noche inolvidable.

Un instante del concierto ofrecido por John Fogerty en Madrid

John Fogerty, sobre el escenario Puerta del Ángel.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco
14/7/2009 - 14:14

La noche del 13 de julio de 2009 jamás será una noche cualquiera para todos aquellos que estuvieron ante John Fogerty en el escenario Puerta del Ángel de Madrid para ver a este grandísimo músico, historia viva del rock&roll y creador de un grupo legendario como la Creedence Clearwater Revival. La trayectoria artística de 'Mister Fogerty' comenzó hace cuatro décadas y desde entonces nunca había pisado suelo español para dar un concierto. Por ello, si unimos el significado histórico que suponía su presencia a esta insoportable ausencia temporal, los espectadores que llenaban el recinto tenían motivos para mostrar su lado más diabólico.

Demostrando su categoría como maestro de ceremonias, El ex líder de la CCR salió dispuesto a darlo todo, rodeado por una banda excepcional, con las piernas ligeras, los dedos engrasados y unas cuerdas vocales frescas, juveniles. Eso sí, manteniendo el clásico porte varonil y rasgado de siempre. La música de John le ha ganado la batalla al tiempo. Por ello, padres e hijos, hermanos mayores y pequeños, veinteñeros, señores cercanos a la jubilación y  'freakies' de toda índole vibraban con cada tema. A sus 64 años, Fogerthy arrancó con 'Hey tonight'. "Es mi tercer día en España", dijo tras el oportuno saludo. ¡Cuánto has tardado, querido! 'Bad Moon Rising', 'Green River', 'Suzie Q' y 'Who´ll stop the rain' sonaron en el primer tramo del concierto. Para cada pieza, el centro de todas las miradas utilizaba una guitarra. El cachondeo en las gradas, inmejorable.

La sintonía de John con sus chicos superaba la consideración terrenal y tal unión bordaba cualquier clásico de la Credeence, así como las canciones menos conocidas por el público. ¿Por ejemplo? Los cortes de 'Revival', su último trabajo discográfico. No importaba si conocías o no la canción. Si podías o no cantarla. El sonido era libre, veloz, feroz. 'Don´t you wish it was true' o 'Somebody help me' parecían creaciones transportadas a aquel pasado memorable.  "¡Esto es una eyaculación musical!", gritaban a mi alrededor. Risas generalizadas. "No hay niños por aquí, ¿verdad?", apuntaba el susodicho, entusiasmado con tantos punteos y acordes inconfundibles.

Por supuesto, 'Midgnight especial'. "Well you wake up in the mornin´ you hear the work bell ring... and they march you to the table to see the same old thing". Arriba, abajo. De pie, sentados. "¡Ahora, 'Born on the Bayou' (o en Carabanchel) !, comentan a lo lejos. Hubo rock&roll del bueno, blues y country para satisfacer a la parroquia, con una agradecida aportación de viento. Mister Fogerty homenajeó a Julie, la mujer que le devolvió la vida hace 27 años. Ella restableció la autoestima de este vaquero quebrado. Amor, John, amor. 'Have you ever seen the rain', 'Conmotion', 'Down on the corner' o 'Fortunate Son' exaltaron a la comunidad rockera, entregada a sus propios oídos. "Menos mal que ha venido... con lo que me había costado convencerle", bromean dos amigos. Supuestamente, dos ricos jamones se habían convertido en el presupuesto para la primera visita musical de John a Madrid.

Se marcha corriendo. Regresa. Se marcan el ‘Rockin´all over the world' y 'Proud Mary' pone el grito en el cielo. John reclama un coro unánime. La respuesta, a la altura de las circunstancias. No hacía falta presentar a la banda. Con suma elegancia, había aprovechado uno de tantos momentos cómplices a lo largo del concierto para reclamar el aplauso colectivo hacia sus figuras. Dio la gracias, ofreció un instante cariñoso y se marchó corriendo. Justicia restablecida.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres