viernes, 15 de noviembre de 2019 14:49 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

JJ Hombrados: "En Madrid hay clubes y jugadores de nivel, sólo faltan mayores recursos"

Tras más de dos décadas como jugador, el guardameta internacional da el salto a los despachos. Hasta el mes de junio compaginará su cargo como presidente del organismo regional con la defensa de la portería del Quabit Guadalajara de Asobal. Su gran reto, que este deporte vuelva a crecer.

Archivado en: balonmano, JJ Hombrados, Base Villaverde, Helvetia Alcobendas, Liga Asobal, Hispanos, Guerreras

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
13/1/2017 - 12:07

Lleva más de 20 años ligado al deporte, gracias a una trayectoria deportiva plagada de triunfos a nivel nacional e internacional. Por eso, decir el nombre de José Javier Hombrados supone hablar de balonmano, una disciplina a la que hora quiere seguir sumando desde su puesto como presidente de la Federación Madrileña.

De la portería a los despachos, no cabe duda de que lo suyo es puro amor por el balonmano...
Sí, tiene un golpe de locura, pero también es cierto que el bagaje que llevamos en nuestro deporte te hace conocer todas las interioridades y eso que podamos ayudar. El objetivo es sumar, que este deporte tenga más visibilidad y que el balonmano sea lo que fue en su día o incluso llegar a superarlo, aunque corren tiempos difíciles.

¿Qué le llevó a presentarse como candidato a la Federación Madrileña?
La verdad es que en un primer momento estaba vinculado a un grupo de gente y había ofrecido mis servicios para poder ser embajador de la federación, como alguien que pudiera ayudar a mejorar la imagen del balonmano madrileño. Pero ese fue cogiendo una evolución hacia la presidencia. En un momento dado me lo plantean, lo que supone un paso muy grande que debía pensar a fondo, ya que supone una responsabilidad enorme. Alguien de Madrid, que lleva tanto tiempo en este deporte el poder liderar el balonmano de tu región supone más exigencia. Nos lanzamos hacia delante, hemos convencido a los votantes y hemos llegado a la presidencia de la federación en la que llevamos apenas 20 días.

Aunque es pronto para hacer una valoración, ¿dónde se siente más cómodo, en la cancha o como mandatario?

En la cancha es todo mucho más fácil. Llevo más de 25 años jugando al balonmano y la cancha es mi hábitat natural. En los despachos quiero aprender, porque me voy a enfrentar a situaciones nuevas. Quizás cuando eres jugador tienes un talante mucho más simpático para todo el mundo, pero cuando eres presidente debes tomar decisiones que a lo mejor no gusten a todos. Asumiendo que el objetivo es construir, el balonmano madrileño me tiene al 100%.

"El deporte de mujer está creciendo, pero faltan marcas que apuesten"

¿Cuáles son los objetivos más importantes que se marca para este mandato?
Lo que estamos haciendo ya es cambiar la imagen de nuestra federación. Es muy antigua, y todo lo que tenga que ver con la comunicación estamos trabajando para intentar mejorarlo. Es importante que la gente nos vea como algo moderno y en eso estamos dando pasos. En la parte deportiva, venimos de un campeonato de España en el que hemos tenido resultados extraordinarios. El oro de las chicas demuestra que el trabajo de los clubes está siendo magnífico y lo que viene por abajo también es muy bueno. El objetivo a medio plazo es preparar todo el desembarco en diferentes puntos para que los focos del balonmano sean mayores: favorecer a los clubes y focalizarnos en lugares en los que todavía no estamos. Creemos que podemos crecer muchísimo y así aumentar el número de licencias.

Recientemente, se ha celebrado una nueva edición del Campeonato y la Copa de España de selecciones autonómicas con unos resultados muy buenos por parte de los representantes madrileños, pero esto no se traduce en clubes en la Asobal o jugadores convocados con la selección española. ¿A qué se debe esto?
La realidad del balonmano español es un poco particular y difícil porque la situación económica no es muy buena. Lógicamente tenemos resultados, pero a nivel interno. Estamos haciendo las cosas muy bien pero falta un punto para que la liga nacional sea más fuerte y estos chicos que destacan acaben su formación en la élite de este país. Lo que estamos haciendo a nivel territorial es bueno, pero nos falta el escalón final, algo que dependerá de los recursos económicos que puedan tener cada club. En Madrid existen ahora mismo varios equipos en categorías de plata o incluso jugando competiciones europeas femeninas, pero esto supone un desembolso importante.

¿En qué sentido se puede reforzar el trabajo de base? Coordinación con colegios, creación de escuelas...
Ahora mismo disponemos de muchos puntos donde generamos escuelas, el objetivo es que crezcan. Sobre los colegios, queremos dar muchas facilidades, generar unidades didácticas que puedan usar los profesores de Educación Física, que tengan acceso a nuestro deporte, en definitiva, poner el gusanillo de este deporte entre los niños. Hay zonas de Madrid donde hay sombras, no hay focos de práctica, y nuestro reto es echar la semilla para que a largo plazo dé un gran proyecto donde se puedan encontrar muchos jóvenes practicando el balonmano.

¿De qué salud goza realmente este deporte en la Comunidad de Madrid?
Ahora mismo la salud es buena, no podemos decir que sea mala. Si lo comparamos con la evolución que ha tenido estos años, hemos perdido algo de salud, en cuanto que no tenemos crecimiento en el número de licencias. El objetivo es crecer y empezar a sumar nuevamente número de practicantes. En este sentido, la campaña de septiembre de 2017 va a ser clave.

Madrid capital cuenta con un representante en la máxima categoría femenina, el Base Villaverde, pero parece que no tiene la repercusión acorde a nivel social, un problema común en el deporte femenino...
Es complicado. El deporte de mujer está subiendo muchísimo, pero las marcas no acaban de apostar por ello, quizás porque no sabemos vendernos. En Madrid tenemos clubes importantes que están en las mejores categorías y están viviendo de un presupuesto destinado casi exclusivamente para viajar, no para pagar a las jugadoras. Nos falta ese pegamento para convencer y para atraer mayores recursos, porque tenemos equipos, entrenadores y jugadoras de nivel.

Desde tu amplia experiencia, ¿se puede decir que la crisis ha sido un poco más cruel con el balonmano que con otros deportes?
Sí, posiblemente. En nuestro caso no hemos estado preparados, estábamos tranquilos con lo que teníamos y no nos hemos preocupado de ir creando estructuras que se han echado de menos en los tiempos de menos recursos. Con la crisis se comenzó a recortar en partes que era necesario mantener, se ha perdido capacidad para vender el producto y, por tanto, los equipos se han ido desangrando. Ahora mismo, los clubes sobreviven con ayudas muy justitas y eso supone una devaluación del balonmano español, con una Liga Asobal muy joven, en la que los jugadores que destacan se marchan rápidamente fuera, mientras que los que se quedan deben compaginar la actividad deportiva con los estudios u otros trabajos, ya que muchos ni siquiera cobran. Hay que intentar dar pasos, aunque sean pequeños y esperar a que vengan tiempos mejores.

"Es cierto que la crisis se ha cebado con este deporte, pero también lo es que no supimos prepararnos en los tiempos de bonanza"

A nivel de selección, a pesar de la ausencia en los JJOO de Rio, los Hispanos están logrando buenos resultados en los últimos años, como el Mundial conquistado en nuestro país. ¿Crees que se les da una repercusión mediática acorde a estos méritos?
El problema de nuestra selección es que su actividad se concentra en el mes de enero, y la femenina en diciembre. En esos dos meses, tanto Guerreras como Hispanas concentran un foco que luego se diluye. Cuando llega septiembre y los niños se apuntan a clases extraescolares el balonmano no es su primera opción, porque se han olvidado de lo que se vio en enero. Falta ese momento de captación en el que los escolares tengan en cuenta este deporte y quieran emular a las Guerreras o a los Hispanos. Es una cuestión de los medios, pero también de nuestro deporte, produciendo noticias para que la gente se acuerde de que el balonmano está ahí. Estoy seguro de que si mañana mismo vamos con jugadores de la selección a un colegio, va a crecer en ese centro el número de niños que practican el balonmano. Luego nuestra labor será que estén contentos y sigan progresando y jugando.

Para acabar, una valoración de las posibilidades de la selección en el Mundial de Francia que arranca esta semana.
Tiene un papel complicado. Jordi Ribera es un entrenador de mucha calidad que va a aportar mucho, tiene un equipo joven, pero el Mundial es un torneo complejo y difícil. El sorteo ha deparado un grupo complicado, muy engañoso, peligroso. El hecho de que haya nuevo seleccionador hace que si las cosas van mal se pondrá a prueba la relación con el entrenador y es difícil haber creado un vínculo fuerte. Creo que va a ser complicado estar en semifinales, pero hay que dar tiempo al proyecto y no perder de vista que este Mundial no otorga clasificación para otros torneos. Evidentemente España debe estar arriba por una cuestión de imagen, pero conviene dar margen al seleccionador y al equipo.

Francia como anfitriona tiene muchas papeletas para estar arriba, ya no sé si para ganar, dependiendo de cómo estén daneses y alemanes. Al nivel de España puede estar Croacia y Suecia. Luego habrá sorpresas, pero estas selecciones creo que se jugarán las medallas.

----------

Futuro esperanzador en la cantera:

Más allá de la realidad actual, lo cierto es que el futuro de este deporte en la región parece asegurado, si se tienen en cuenta los resultados del último Campeonato de España y la Copa de España, torneos celebrados a comienzos de enero en Cataluña. En total han sido cuatro las selecciones madrileñas que han subido al podio, lo que, en palabras del nuevo presidente regional, José Javier Hombrados, supone "unos resultados extraordinarios. Las dos medallas de oro demuestra que el trabajo de los clubes está siendo magnífico y lo que viene por abajo también es muy bueno".

En este sentido, destacan los triunfos del Juvenil Femenino, que se impuso en la gran final a Cataluña, y del Infantil Masculino, que derrotó a Asturias en el partido decisivo. Además, también hay que destacar los terceros puestos logrados por los Cadetes, tanto en la categoría femenina como en la masculina..

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres