miércoles, 26 de abril de 2017 12:10 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
reportaje

Christina Marinacci y David Wear, una pareja de altura

El fichaje de Marinacci por el CB Leganés permitió a la norteamericana volver a estar junto a su pareja, el ala-pívot del Montakit Fuenlabrada. Ambos tienen una peso importante en sus respectivos clubes.

Archivado en: Baloncesto Fuenlabrada, CB Leganés, Christina Marinacci, David Wear

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
17/2/2017 - 10:30

La misma profesión (jugadores de baloncesto), idéntica posición sobre el parqué (ala-pívot) y un pasaporte de origen norteamericano. A priori, estas son las únicas cosas que tienen en común Christina Marinacci y David Wear, miembros del Laboratorios Ynsadiet Leganés y del Montakit Fuenlabrada, respectivamente, aunque yendo un poco más lejos de lo que sucede sobre el parqué, ambos mantienen una relación sentimental en la que se puede decir que el baloncesto madrileño ha puesto su granito de arena.

"En los últimos tres años Christina ha estado jugando en Luxemburgo, por lo que vivíamos a bastantes kilómetros de distancia. Desde luego esta temporada está siendo mucho mejor. Estamos juntos de nuevo, encima en una gran ciudad como Madrid, podemos conocer muchos sitios de España, estamos planeando juntos las vacaciones, nos vemos todos los días y no cada tres o cuatro meses como antes. Es increíble", cuenta a GENTE David Wear, cuya complicidad con la jugadora del CB Leganés queda patente en la coletilla que usa la propia Christina entre risas: "Ahora cocino para él".

FLORIDA KILÓMETRO CERO
El origen de esta relación se remonta al año 2009, concretamente a un evento muy importante, el McDonald's All-American Game, un partido que congrega a los mejores talentos norteamericanos de los diferentes institutos. En aquella ocasión, Florida fue la sede escogida para una cita en la que Christina Marinacci fue seleccionada por el equipo del Oeste, mientras que David Wear hacia lo propio en el partido masculino. Ella tenía 17 años y él 18; el flechazo fue instantáneo, tanto en el ámbito sentimental como en el deportivo. "Cuando fui a ver los primeros partidos ya sabía quién era David, puesto que tiene un hermano gemelo. Puede jugar bien en varias posiciones, tanto en el poste como fuera de la zona", destaca Marinacci, quien también despertó algo especial en Wear: "Quedé muy impresionado, la verdad. Tiene una forma de juego muy bonita, es muy completa, lucha, rebotea, se mueve bastante por la pista... Sí, me impactó desde el primer momento", recuerda. Tras el paso por el instituto, los dos iniciaron sus respectivas carreras universitarias, curiosamente en sendos centros que mantienen una gran rivalidad. "Intentamos ver algunos partidos de la NBA juntos, pero sobre todo lo que nos gusta es ver encuentros universitarios, especialmente de North Carolina y South Carolina, donde estudiamos y jugamos. Cada vez que se enfrentan apostamos sobre quién va a ganar", apunta David, a quien interrumpe en tono de broma Christina para enfatizar que "en esos momentos hay algo de 'trash talking", una expresión americana referida a ciertos piques dialécticos.

Ahondando en esta afición al deporte de la canasta, preguntamos a David sobre si es seguidor de Sacramento Kings, el equipo que le dio la oportunidad de jugar en la NBA. "Jugué en los Kings, pero crecí en Carolina del Sur, en el área de Los Ángeles, por lo que toda mi vida he sido seguidor de los Lakers. Ahora sigo a muchos equipos de la NBA, también a Sacramento, franquicia a la que estoy muy agradecido por la oportunidad que me dio. De todos modos, soy más de jugadores que de equipos", confiesa. Esa sensación también la comparte Christina: "Cuando yo era más joven los Lakers era un equipazo y me encantaba ver cada vez que podía a Kobe Bryant y Shaquille O'Neal jugando juntos. Me gusta mucho este equipo pero no puedo decir que soy una seguidora 100% de los Lakers, ya que me encanta Whasington  por ser el equipo de mi ciudad natal. Aun así, coincido con David y soy más de jugadores que de equipos, sobre todo en los últimos años".

EL FUTURO
Por este y otros motivos, los dos consideran que es una suerte tener como pareja a alguien que se dedica a la misma profesión. "Sé que cuando acabo un partido y llego a casa puedo hablar con él y conocer su punto de vista, algo que es muy valioso, ya que él sabe mucho de esto", subraya Marinacci, de quien Wear destaca que "sabe siempre cómo me siento, gracias a que ha vivido en primera persona los sentimientos que tienes tras un mal partido". Pero el deporte no lo es todo, como explica David: "Además de todo esto, intentamos divertirnos lejos del baloncesto".

Sobre el impacto que les ha producido el baloncesto español, Marinacci expone que "la Liga Femenina 2 hace que muchas compañeras tengan que compaginar los estudios o el trabajo con los entrenamientos y los partidos. Pese a todo, la liga es muy competitiva, como por ejemplo otro club de Madrid, el Alcobendas.

Por su parte, David también hace una excelente valoración del campeonato nacional. "Obviamente cuando llegué el año pasado no sabía muy bien qué podía esperar de la Liga ACB, pero ahora puedo decir que hay mucho talento, con jugadores que podrían estar en la NBA, el nivel competitivo es muy alto y prácticamente cada equipo puede ganarte. Si sumamos grandes jugadores, buenos equipos y excelentes entrenadores da como resultado la liga más competitiva de Europa".

Para finalizar, les pedimos que se pronuncien en una última cuestión: ¿Quién ganaría un uno contra uno? Wear se muestra diplomático al respecto: "Jugamos en verano, ya sea uno contra el otro o con amigos, por lo que es algo que conocemos y nos lo pasamos muy bien. Christina es muy completa. Es capaz de anotar, de rebotear y de defender. Por los roles que tenemos en nuestros equipos actuales, creo que ella da más cosas". Sin embargo, Marinacci se moja mucho más: "Ganaría él, tiene más talento y es mejor que yo. Tengo una cosa mejor que él, el tiro, pero en uno contra uno me supera".

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres