sábado, 29 de febrero de 2020 14:15 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
números de récord

Jose Mourinho sigue agrandando su leyenda en Stamford Bridge

La brillante victoria del Inter de Milán en el campo del Chelsea ha desatado la euforia en la ciudad lombarda. Mourinho ya dijo en la previa del partido que él nunca perdía en Stamford Bridge. El gol de Eto'o le dio la razón.

Archivado en: Chelsea, Inter de Milán, Liga de campeones, Etoo, Mourinho

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

'Mou' y Eto'o, protagonistas

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/F. Quirós
17/3/2010 - 14:21

Este martes se veían las caras en Stamford Bridge el pasado y el presente de Jose Mourinho. Inter y Chelsea medían fuerzas con una plaza en los cuartos de final de la Liga de Campeones como premio. Los neroazzurri llegaban con el 2-1 favorable de la ida, pero con un papel de víctimas que trasladó toda la presión al Chelsea.

El escenario traía muy buenos recuerdos a dos visitantes. Mourinho condujo al Chelsea a lograr el record de partidos invictos en Stamford Bridge, nada menos que 86. Curiosamente, la estadística se rompió con el portugués lejos de Londres. También Eto'o había vivido algún momento glorioso en el templo 'blue'. Era el año 2006 y el Barça se tomó cumplida venganza de la eliminación del año anterior con un gol que el camerunés festejó por todo lo alto con los aficionados blaugrana.

Ellos dos, Eto'o y Mourinho, una dupla conjuntada por Moratti para llevar al Inter a lo más alto en Europa, iban a tener un papel decisivo. El luso alineó un once que suponía toda una declaración de intenciones: tres puntas y Sneijder por detrás. Lejos de encerrarse en el área, los interistas presionaron muy la salida del balón de su oponente y con las incorporaciones del incombustible Maicon por la banda derecha comenzaron a llevar el nerviosismo a la grada.

El Chelsea estaba bloqueado. Drogba cayó en la trampa de la provocación y Lucio brillaba por encima del marfileño, pero el golpe definitivo estaba por llegar. Sneijder recibió en el centro del campo y casi sin levantar la cabeza mandó un pase profundo a Samuel Eto'o. El camerunés retrocedió en el tiempo para recordar a la figura que brilló en el Camp Nou. Control en carrera y definición incontestable. Samuel se fue al mismo fondo donde cuatro años atrás celebraba un gol con los aficionados culés. Aquel año, el Barça tocó la gloria en París, ¿será una premonición?

Terminó el partido y todo había salido tal y como el guión de Mourinho había previsto. El luso sonreía. 'The Special One' ya lo había avisado en la previa: "Nunca pierdo en Stamford Bridge".

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres