jueves, 20 de septiembre de 2018 17:30 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mundial de Rusia

Nadie dijo que fuera fácil

La selección española llega a la última jornada del Grupo B dependiendo de sí misma para acceder a octavos de final. Un punto ante la eliminada Marruecos basta a los hombres de Hierro. Los partidos de la 'Roja' se han movido por el mismo terreno que el resto del campeonato: igualdad y resultados ajustados.

Archivado en: fútbol, Mundial de Rusia, selección española, Fernando Hierro, Diego Costa

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

En caso de pasar de ronda, españa jugaría el día 30 o el 1 de julio

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
22/6/2018 - 12:11

Desde 2010 la selección española luce con orgullo una estrella en su camiseta que le acredita como campeón del mundo. Ocho años después, la ilusión por repetir experiencia invita a recordar que el camino hacia la gloria en Sudáfrica no estuvo exento de obstáculos. La derrota inicial con Suiza, los apuros para superar a Honduras y el agónico triunfo ante una Chile que jugó con un futbolista menos durante muchos minutos dibujaron una primera fase que guarda algunas similitudes con la trayectoria de la 'Roja' en Rusia.

El lunes 25 (20 horas) se resolverá el Grupo B en una tercera jornada que se jugará de forma simultánea para evitar suspicacias y especulaciones con los resultados de terceros. España llega con la calma relativa que supone depender de sí misma, ya que los cuatro puntos conquistados permiten un pequeño margen para el error en el choque ante Marruecos. Un empate daría el billete de forma automática para octavos de final, aunque un triunfo ante un rival que ya está eliminado serviría para evitar sufrimientos y, de paso, tener la opción de ser líder de grupo.

ECHANDO CUENTAS
Pasar a la siguiente ronda como primero puede ser un refuerzo moral pero, tras lo visto en este Mundial, no es una garantía de afrontar un camino más sencillo en las próximas rondas. Si el empate a tres goles con Portugal creó algunas dudas, las prestaciones de favoritas como Alemania, Brasil, Francia o Argentina en el primer encuentro refrendó la sensación de que, más allá de los tópicos, la evolución del fútbol ha provocado que en estos torneos apenas se cuelen 'cenicientas'. Islandia, Senegal o Japón son ejemplos de selecciones que no se están limitando a tener un papel exótico en este Mundial.

Por estas razones, el partido del lunes en Kaliningrado debería ser tomado muy en serio por España. Enfrente estará Marruecos, cuyo casillero de puntos no refleja los méritos contraídos sobre el césped, ya que no fue, ni mucho menos, inferior a Irán y Portugal, a pesar de que ambos casos cayera derrotada por 1-0, tras un gol en propia meta y otro de Cristiano Ronaldo a balón parado.
Si la 'Roja' finalmente pasa de ronda, hay dos opciones de cara a su partido de octavos de final: si es líder de grupo jugaría el domingo 1 (16 horas), mientras que si es segunda lo haría el sábado 30 (20 horas).

----------

DOSIS DE CORDURA TRAS LA TORMENTA:

Hace dos semanas Fernando Hierro ni siquiera podía imaginar que estaría en el Mundial de Rusia dirigiendo a la selección española. La destitución fulminante de Julen Lopetegui llevó al malagueño a un cargo que, por el momento, está ocupando con mucho sentido común. Sus decisiones no están suponiendo una ruptura traumática, además de blindar al vestuario ante posibles críticas, como en el caso de De Gea.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres