lunes, 17 de febrero de 2020 17:50 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
CHAMPIONS: ELIMINADO POR EL INTER

Al Barça no le bastó con dejarse la piel ante la muralla de Mourinho

El Barcelona cayó eliminado en las semifinales de la Champions League ante el Inter. Los chicos de Guardiola no fueron capaces de remontar el 3-1 adverso conseguido en la ida y el 1-0, con gol de Piqué en el 83, no bastó para superar a Mourinho, pletórico sobre el césped.

gentedigital.es/Marcos Blanco
29/4/2010 - 09:26

No fue suficiente con dejarse la piel. La entrega azulgrana, proclamada en aquellas camisetas que los jugadores se enfundaron tras el partido contra el Xerez, se convirtió en un elemento insuficiente para superar al equipo italiano en el cómputo general de la eliminatoria. De este modo, el vigente campeón se queda sin la posibilidad de repetir título y de hacerlo en el campo del eterno rival: el estadio Santiago Bernabéu. La seguridad nacional respira aliviada.

Con un Nou Camp lleno, el conjunto barcelonista transformó el encuentro en un monólogo titulado 'quiero y no puedo' ante el muro italiano, formado por los once futbolistas visitantes en una telaraña espesa, bien trabajada y previsible. Si el lanzamiento de Chivu, falso extremo izquierdo en sustitución de Pandev con respecto al once de San Siro, puede ser considerado como tal, el Inter tiró una vez a portería y apenas superó un 20% de posesión durante los 90 minutos. Situado Touré en la defensa de tres junto a Milito y Piqué, el Barcelona probó fortuna en 17 ocasiones, pero no encontró espacios ni la manera de idónea de batir a Julio César más de una vez. Tampoco los tiros iban bien dirigidos, porque apenas acabaron entre los tres palos.

Los futbolistas de Guardiola salieron a por todas, mientras el Internazionale le tomaba la medida al rectángulo de juego, al balance defensivo creado para desquiciar cualquier acometida local. Pedro (muy activo), Messi y Xavi tuvieron claras oportunidades en el primer tiempo para superar al guardameta de un equipo interista todavía más agazapado en su propio campo después de quedarse con 10 por la expulsión de Motta. El ex azulgrana fue amonestado con la segunda amarilla a los 28 minutos después de soltarle un manotazo a Busquets. Ni así el Inter perdió la compostura defensiva. Habían descartado acercarse da Victor Valdés.

Barcelona e Inter cumplían con los papeles previstos en los prolegómenos de la contienda. Tras el descanso, no cambiaron los roles ni las sensaciones desprendidas por el choque. Empeñado en entrar por el centro haciendo paredes como parte de su estilo asociativo, incapaz de desbordar en acciones individuales y superado por los guerreros de Mourinho en cada centro ofensivo, el Barcelona siguió intentando la gesta.

GOLAZO DE PIQUÉ EN POSIBLE FUERA DE JUEGO

Bojan, que había entrado en el partido en sustitución de un flojo Ibrahimovic, remató de cabeza muy cerca del palo izquierdo de Julio César. Fue la ocasión más clara para los locales en el segundo tiempo. Sucedió justo antes del golazo marcado por Piqué. El central se internó en el área y, después de haber recibido en posible fuera de juego, regateó a un defensa con un giro corporal elegante. Después, la enchufó con la derecha. Minuto 83. Quedaban siete más el descuento.

Entonces, el Barcelona buscó el 2-0 que le facilitaba el pase a la final de la Champions en acciones fugaces, desesperadas. Una de ellas acabó en gol de Bojan, pero Frank de Bleeckere había pitado falta previa de Touré. Los cuatro minutos de tiempo extra no permitieron el milagro. Bleeckere sopló su silbato. Mourinho levantó los brazos en el centro del Camp Nou para celebrar la derrota más dulce de su vida. Valdés le recriminó el detalle, Eto´o se volvió loco y los aspersores aguaron la celebración italiana. Al Barça no le bastó con dejarse la piel. (resumen del partido en vídeo)

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres