sábado, 17 de agosto de 2019 23:32 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Liga santander

Entrenador de fútbol, profesión de riesgo

Después de 15 jornadas, cinco equipos de la máxima categoría han optado por cambiar de entrenador. Aunque ha crecido respecto a las tres campañas anteriores, la tendencia se mantiene desde hace décadas.

Archivado en: fútbol, Real Madrid, Julen Lopetegui, Athletic, Berizzo

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
13/12/2018 - 16:41

Un madrileño como Santi Calleja ha sido el último en unirse a la lista. La derrota sufrida por el Villarreal (2-3) ante el Celta fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de la directiva castellonense, aumentando hasta cinco el número de entrenadores destituidos en Primera División en la temporada 2018-2019. Previamente habían pasado por ese duro trance profesional Julen Lopetegui (Real Madrid), Leo Franco (Huesca), Eduardo Berizzo (Athletic) y Antonio Mohamed (Celta).

Estos nombres son el ejemplo de la presión que soporta el puesto de entrenador, un rol sobre el que se suelen aplicar las primeras medidas cuando un equipo no va bien. Ya decía el histórico Jesús Gil que "es más fácil echar a uno que a veinticinco", una lógica numérica que no es, ni mucho menos, novedosa en el fútbol español, aunque, eso sí, ha ganado peso respecto a temporadas anteriores. Así, en la 2017-2018, tras 15 jornadas, sólo habían sido despedidos tres técnicos (Fran Escribá -Villarreal-, Pepe Mel -Deportivo- y Manolo Márquez -Las Palmas-), uno menos que la 2016-2017, cuando Paco Jémez (Granada), Enrique Martín (Osasuna), Pako Ayestarán (Valencia) y Gustavo Poyet (Betis) dejaron sus puestos antes del final de la primera vuelta. En la 15-16 sólo habían 'caído' dos entrenadores: el portugués Nuno y Lucas Alcaraz.

EN EL PASADO
Anteriormente mencionábamos a Jesús Gil, quizás el presidente más paradigmático a la hora de destituir entrenadores. Viajando en el tiempo y aterrizando en una de las épocas de más actividad del que fuera presidente del Atlético de Madrid, se puede observar que la tendencia era bastante similar a la actual. Con 15 fechas consumidas, la temporada 1994-1995 había dado pie al cese de cinco entrenadores (Luis Suárez, 'Pacho' Maturana, Toshack, Paunovic y Víctor Espárrago), los mismos que en la 1997-1998, cuando se les agotó el crédito antes de lo esperado a Jorge Valdano, Víctor Fernández, Carlos Alberto Silva, Miguel Ángel Montes y Vicente Cantatore.

Curiosamente, en las dos temporadas en las que la Primera División contó con 22 equipos el número de despedidos tras 15 partidos fue levemente inferior: sólo cuatro destituciones en las campañas 95-96 y 96-97. Por tanto, dos décadas después se puede decir que la de entrenador sigue siendo una profesión de riesgo.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres