lunes, 26 de octubre de 2020 14:42 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
TENIS: MUTUA MADRILEÑA MADRID OPEN 2010

Nadal, superior a Federer, engrandece su mito en Madrid

Rafa Nadal ha superado a Roger Federer en la final del Mutua Madrileña Madrid Open 2010 por 6-4 y 7-6 (7-5) durante un sensacional partido. De este modo, encadena su tercer Masters 1000 consecutivo, se convierte en el jugador con más títulos de esta categoría (18) y alcanza el número 2 del mundo. Soberbio.

Archivado en: tenis, Mutua Madrileña Madrid Open 2010, Madrid, Caja Mágica, Rafa Nadal, Roger Federer

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nadal muerde su nuevo título.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco
16/5/2010 - 23:06

Dejó la raqueta en su silla, giró el cuerpo hacia la pista y se tiró al suelo para tocar la tierra batida de la pista central Manolo Santana, epicentro tenístico en la Caja Mágica. El pasado año no pudo presumir de título en este Masters 1000 con sabor español, pero ahora sí lo ha conseguido. Cuando todavía no ha cumplido 24 años, Nadal transmite la sensación de que conoce la palabra límite. Sólo él sabe cuáles son los suyos. En su partido número 21 ante Federer, uno de los duelos deportivos más espectaculares que se han podido ver durante el siglo XXI, el manacorense sumó su victoria número 14 con un juego de otra galaxia, como diría su amigo Manolo Santana, director del torneo.

El sol no pagó entrada, pero asistió desde lo alto a la final del torneo, que presenciaron más de 12.000 personas en las gradas. Había muy poco asientos libres. Los espectadores, expectantes ante el enfrentamiento mediático por excelencia en el tenis actual, observaron dos horas y diez minutos de órdago. Federer y Nadal comenzaron con buen pie ganando sus servicios. Luego, cada uno hizo un 'break', debido a ciertos titubeos de ambos con el saque, constantes a lo largo del encuentro. Los dos intercambiaron errores no forzados y puntos de bella factura para llegar al séptimo juego con 3-3.

Entonces, el balear aprovechó la quinta bola que tuvo para poner el 3-4 cuando el suizo estaba al saque. Una pelota cruzada al tiempo que Federer subía hacia la red le colocaba en situación preferente para ganar la primera manga. Nadal movía al helvético de un lado para otro, le buscaba las cosquillas tirando a las esquinas. También al revés, supuesto talón de aquiles del campeón, progresivamente incómodo y agarrotado en los golpeos con la raqueta. El manacorense salvó cuatro bolas de 'break' en el décimo juego y con una derecha cruzada espectacular desde el fondo de la pista maximizaba su primera pelota de set. ¿Resultado? 4-6 en 56 minutos.

ESTILOS ANTAGÓNICOS, MÁXIMA IGUALDAD

Se dice que Federer aparece sobre la pista como un jugador muy completo en todos los conceptos de juego, versátil en las diferentes superficies y con una elegancia, máxima estética artística, sublime. Por eso, cada victoria de Nadal sobre el suizo tiene un mérito extraordinario. Quizá Nadal no reúna tantas virtudes ni sea tan sobresaliente en un análisis pormenorizado de cada golpe o habilidad tenística, pero eleva su notable nivel hasta la excelencia con utiliza una perseverante concentración y ese desarrollo físico sin precedentes. No existen secretos entre ambos. Por eso, cada partido que disputan se decide en una docena de puntos, que decantan el triunfo hacia un lado de la red o hacia el otro.

Así sucedió en esta final del Mutua Madrileña Madrid Open, donde la igualdad continúo imperando a lo largo de la segunda manga. Al ‘break' de Nadal, respondió Federer con otro. El balear conseguía una cierta ventaja en los peloteos. Por eso, su adversario buscaba con dejadas sorprendentes o subidas rápidas a la red el ‘modus operandi' más dañino. Sin embargo, el tenista español aguantaba, pletórico, y respondía con un revés cruzado u otro paralelo para matealizar el ‘break' que suponía el 2-3. Con un ‘ace' firmaba el 2-4, pero, utilizando un tenis más directo, Federer mejoraba sus prestaciones: juego en blanco en el séptimo juego del segundo set, contundente rotura de servicio (4-4) y dos ‘aces' consecutivos para un peligroso 5-4.

Nadal caminaba con paso firme hacia la victoria. Se le nota al manacorense cuando respira aires de grandeza. Una volea bárbara y un golpe ganador en la red pusieron el 5-5 en el marcador. Cada punto era un mundo, pero ambos mantuvieron sus servicios mezclando lucha y técnica hasta el definitivo ‘tie break'. Aquí, primaron más los errores no forzados de Federer que los raquetazos ganadores de estas dos grandes figuras en el tenis mundial. Con 4-2 favorable al número uno del mundo, Nadal le dio la vuelta a la tortilla con cuatro puntos seguidos y la inercia hizo el resto. A este chico no hay quien le pare.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres