domingo, 15 de diciembre de 2019 19:05 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
balonmano

Las 'Guerreras': un viaje de ida ¿y vuelta?

Las ‘Guerreras'afrontan un nuevo desafío internacional, con un billete para los JJOO del próximo verano en juego. Para esta cita, Carlos Viver ha optado por mezclar a jugadoras veteranas con otras jóvenes.

Archivado en: balonmano

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

En caso de no ser campeonas, la selección podría jugar el preolímpico

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
29/11/2019 - 00:04

En la última década, el balonmano español se ha acostumbrado a ver a las diferentes selecciones en las rondas finales de los principales campeonatos internacionales, independientemente de que el combinado sea femenino o masculino.

En el caso de las ‘Guerreras' esta trayectoria reciente es más destacable si cabe, toda vez que hasta hace relativamente poco España pasaba por ser un convidado de piedra en el campeonato de Europa y en el Mundial. Ahora, el equipo que dirige Carlos Viver se enfrenta a un proceso que suele ser un tanto traumático, el de la regeneración. Históricas como Marta Mangué o Eli Pinedo han dado el relevo a jugadoras menos expertas, pero que suponen un soplo de aire fresco. A pesar de este relevo, todavía quedan algunas integrantes del combinado que, por ejemplo, subió al podio en los Juegos de 2012. Este es el caso de la guardameta Silvia Navarro, quien a sus 40 años sigue siendo un baluarte entre los palos. No estuvo en aquella cita olímpica, pero también tiene un largo recorrido internacional Alexandrina Cabral, quien a sus 33 años regresa a las ‘Guerreras' tras su reciente maternidad.

Ellas, junto a Nerea Pena, conforman la vieja guardia de una selección que arranca este sábado 30 (10 horas) su participación en una nueva edición del campeonato del mundo. El sorteo deparó un grupo con Rumanía, Hungría, Montenegro, Senegal y Kazajistán como compañeros de viaje, con solo tres plazas seguras para la siguiente fase, una Main Round donde se repetirá la liguilla, esta vez con los integrantes del Grupo D (Rusia, Suecia, China, Argentina, República Democrática del Congo y el anfitrión, Japón) que superen la criba inicial.

EXIGENCIAS
Como es habitual en este tipo de campeonatos, los puntos obtenidos en la primera fase frente a los rivales clasificados tienen su importancia en la Main Round, por lo que prácticamente ninguna de las cinco citas iniciales será intrascendente.

Pero al margen de poder presumir de corona mundial, si por algo tiene una importancia mayor este torneo es porque en él se otorgará una plaza directa para los Juegos Olímpicos que tendrán lugar el próximo verano, curiosamente en el mismo país donde se celebra este Mundial. Aunque esa ruta hacia el oro no se antoja sencilla, las ‘Guerreras' tienen la oportunidad de esquivar el Preolímpico de marzo, una cita que siempre supone un inconveniente en plena de temporada de clubes y que puede jugar malas pasadas, como ya les sucediera a los ‘Hispanos' de cara a los Juegos de Rio 2016.

Una vez más, en el devenir del torneo será clave la profundidad de banquillo, ya que el equipo que llegue hasta las semifinales cerrará su participación en Japón con diez partidos en las piernas en apenas 15 días, un exigente maratón que sólo puede solventarse con éxito si el reparto de minutos permite cierta frescura física y mental para los choques decisivos.

Hay que recordar que en el último Mundial, España cayó en octavos de final ante Noruega (23-31), siendo el tercer puesto de Brasil 2011 su mejor participación.

----------

La Liga Iberdrola mantiene su cuota:

El auge experimentado por las ‘Guerreras’ en el escenario internacional en los últimos años dejó un impacto colateral en el torneo doméstico. La Liga Iberdrola, con muchos equipos que deben hacer verdaderas filigranas para cuadrar los balances económicos, veía cómo algunas de las jugadoras más destacadas de la selección hacían las maletas a otras ligas, con nuevos contratos bajo el brazo con salarios más altos.

En este sentido, las cifras hablan por sí solas. En el Mundial de 2011, celebrado en Brasil, sólo tres de las 16 convocadas jugaban fuera de nuestras fronteras. Dos años después, la cifra se invirtió con solo cuatro representantes de la liga española. La tendencia se mantuvo en 2015, y varió ligeramente en 2017, con siete ‘locales’ frente a nueve ‘foráneas’. Ahora, el porcentaje es similar.

Un ejemplo de esta paridad lo encontramos en el hecho de que el equipo que más jugadoras aporta el Super Amara Bera Bera (Silvia Arderius, Eli Cesáreo, Mercedes Castellanos y Maitane Etxeberría) supera por muy poco al segundo, el Ramnicu Valcea rumano (Marta López, Mireya González y Alicia Fernández)..

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres