miércoles, 28 de octubre de 2020 06:20 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Lydia Valentín: “El foco está en Tokio 2020, después iré viendo año a año”

La laureada haltera española ya prepara la cita olímpica del próximo verano. Prefiere no marcarse una fecha fija para la retirada.

Archivado en: entrevistas, halterofilia, Lydia Valentín

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
13/12/2019 - 00:50

La halterofilia sigue ganando adeptos en España. Buena parte de la responsabilidad de que esta disciplina vaya desprendiéndose de la etiqueta de deporte minoritario la tiene Lydia Valentín, medallista olímpica, campeona del mundo y de Europa. La leonesa no se conforma con este excelso palmarés y ya prepara un 2020 en el que, de forma inevitable, pondrá gran parte de su atención en los Juegos Olímpicos de Tokio, tal y como contó a GENTE en un evento de Iberia bautizado como ‘Talento a bordo'.

2019 toca a su fin y ahora hay que mirar a 2020, ¿cómo se prepara un año en el que debes afrontar dos retos tan exigentes como un Campeonato de Europa y, si todo va bien, unos Juegos Olímpicos?
Ahora mismo estoy en pretemporada, entrenando a un nivel más bajo de cara al próximo año, porque además el 2019 ha sido muy intenso. El foco está en Tokio 2020, obviamente tengo que pasar primero por el Campeonato de Europa para cerrar la clasificación, y después vamos a un año olímpico, que es lo que todo deportista está esperando. A nivel motivacional te lo tomas de forma diferente, porque se de cada cuatro años y no sabes si vas a estar en los próximos. Cada Juegos te los tomas de forma diferente. Afronto este 2020 con mucha ilusión, con muchas ganas de que llegue esa clasificación


Estamos hablando del presente y del futuro, pero echemos la vista atrás. ¿En qué momento Lydia Valentín decide que se va a dedicar a la halterofilia?

No hay un momento como tal. Sí que es cierto que me decanto por un deporte en un momento dado de mi vida, practicaba otros muchos y escogí este porque me gustaba y veía que era buena, que destacaba. Hubo un momento, con 11 años, que dije que quería practicar halterofilia cada día. Pero es casi imposible saber la fecha exacta en la que eso se produce.

"Los JJOO son lo máximo porque nunca sabes si vas a estar en los próximos" 

En ocasiones hacen falta pioneros que abran caminos, por ejemplo un Severiano Ballesteros que popularice el golf o una Carolina Marín que haga lo propio con el bádminton. ¿Ha habido alguna chica que sepas que se haya iniciado en este deporte a partir de verte competir, alguien a quien hayas servido de modelo?
Sí, claramente es así. Obviamente mis éxitos han favorecido al deporte de la halterofilia de base, tanto a nivel masculino como femenino. Es más fácil practicarlo cuando tienes un referente, generalmente en este deporte casi siempre ha sido más un modelo masculino, por eso sé que hay más niñas ahora que practican la halterofilia, sus madres están encantadas. A mí esto realmente me hace muy feliz porque creo que fomentar valores y deporte es muy necesario para la sociedad actual.

Estamos en un evento cuyo lema es ‘Talento a bordo'. En tu deporte, la halterofilia, ¿qué parte de importancia tiene el talento y cuál el trabajo del día a día?
El talento es importante siempre, pero sobre todo en el inicio. Después, todo lo que se consigue es con trabajo. Si da la casualidad de que eres talentoso y muy trabajador ya lo tienes todo. Mucha gente con talento se refugia en ello y no se esfuerza tanto, al final si no trabajas, el talento te abandona. En el evento de hoy todos los deportistas que están presentes tienen talento en su ADN y después lo han trabajado. Eso marca la diferencia.

Ponferrada presume de paisana, de éxitos, ¿en otros puntos de la geografía española te reconocen por la calle?
Creo que sí que me reconocen bastante. Soy una persona bastante tímida y casi prefiero que no me reconozcan, intento pasar desapercibida, aunque es complicado por mi físico, una chica fuerte. La gente que me reconoce me da palabras de cariño, de admiración y de energía para seguir.

"Mucha gente no se esfuerza; si no trabajas, el talento te abandona" 

Tu increíble palmarés cuenta con peculiaridades, como que hayas tenido que esperar siete años para recibir una medalla ganada con justicia en Londres 2012. ¿Influye eso a la hora de salir a competir, es decir, hasta qué punto aparece en tu cabeza la idea de que pueda haber rivales que no estén limpias?
Eso lo he vivido siempre cuando empecé en la halterofilia de élite y se sigue viviendo. Ahora está un poco más relajado el asunto, pero los halteras españoles teníamos muy claro con lo que competíamos. Personalmente yo sabía a quién me enfrentaba, deportistas que han dado positivo y acaban volviendo a la competición. Al final, todo el mundo es inocente hasta que se demuestra lo contrario y el único camino es seguir haciendo tu trabajo sin ningún tipo de atajos, sabiendo que lo importante es poder dormir tranquilo. También tienes la opción de dejarlo todo y marcharte, porque no se compite en igualdad de condiciones. En este sentido, yo lo tuve claro: el que aguanta gana.

Regresando al presente, hace pocos días, en una entrevista en Radio Marca, no cerrabas la puerta de forma tan tajante a la hora de cerrar una etapa en Tokio 2020, ¿qué nos puedes decir sobre ello?
Me hicieron una pregunta y lo que comenté es que pienso que estoy centrada en Tokio, que no miro tan a largo plazo pensando en dentro de otros cuatro años. Reflexionaré durante este tiempo, porque es cierto que muchas veces entre tantos eventos no hay momentos para pararse a pensar y digerir lo vivido. Depende de cómo esté física y mentalmente, iré mirando año a año, no me planteo poner una fecha concreta, por ejemplo, retirarme en 2024, al final es una carrera muy larga y no sabes hasta dónde vas a llegar. Lo mejor es ir paso a paso y que el tiempo me marque el momento ideal para la retirada.

"Sobre el dopaje, la  clave es hacer tu trabajo sin atajos" 

Con una trayectoria deportiva tan brillante, ¿sientes vértigo cuando echas la vista atrás y ves todo lo que has conseguido?
Sí que es cierto que ahora mismo no me paro a pensarlo, pero soy consciente de que en la halterofilia lo he conseguido todo. Ser dos veces la mejor haltera del mundo era impensable para una deportista española, con las pocas licencias que hay y con las enormes potencias que hay fuera. Es algo increíble. Soy consciente de todo lo que he conseguido, pero seguro que lo seré aún más cuando me retire. Ha sido toda una vida dedicada al deporte y seguro que lo miraré con otra perspectiva.

¿De qué te sientes más orgullosa de todos estos años?
De todo, de cada medalla, de cada éxito y también de lo que no ha sido tan bueno, porque es lo que permite que sigas mejorando. No quitaría nada, creo que las cosas han pasado por algo, soy una persona optimista, con tres medallas olímpicas, dos Campeonatos del Mundo, Europeos... Creo que de todo estoy muy contenta porque cada cosa lleva detrás una preparación diferente, con edades distintas.

Ojalá que tu carrera se prolongue todo lo que desees, pero parece inevitable mirar, de vez en cuando, al momento en el que haya que dejar la alta competición. ¿Por dónde pasará el futuro de Lydia Valentín?
Tengo muchas cosas pensadas para desarrollar después. Lo que tengo claro es que seguiré practicando deporte, la halterofilia en concreto, que es mi deporte, para no sentir un gran vacío. Me encantaría seguir desarrollando mi marca de ropa, que ahora la tengo un poco en ‘stand by', y también trataré de dar forma a otros proyectos, aunque la vinculación al deporte es fundamental para mí.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres