miércoles, 25 de noviembre de 2020 04:03 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
EUROBASKET

La increíble situación de un equipo campeón

La selección española masculina vuelve a ser víctima del enfrentamiento entre la FIBA y los clubes que participan en la Euroliga. Jugará contra Israel y Rumanía.

Archivado en: selección baloncesto

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós
20/11/2020 - 00:20

No es la primera vez que la selección española masculina de baloncesto se ve en esta situación. Sin embargo, lo que hace especial a esta ocasión es que ni siquiera la vitola de campeona del mundo ha servido para que el contexto cambie a su favor.

Pongámonos en antecedentes. Rompiendo con su formato anterior, la FIBA decidió que los billetes para el Mundial y el Eurobasket no se dilucidarán en grandes torneos, sino a través de una fase de clasificación más propia de otras disciplinas como el fútbol. La propuesta tenía un lado bueno para los seleccionadores, que ya no tendrían que esperar al torneo de turno de cada verano para reunirse con sus jugadores. Pero ese caramelo también guardaba ciertas dosis de veneno: esta propuesta chocaba de lleno con el ajetreado calendario de la temporada de clubes. De hecho, los representantes españoles en la Euroliga tenían partidos en la máxima competición continental prácticamente el mismo día y a la misma hora que la selección se jugaba un puesto en el Mundial. De aquella necesidad, el equipo de Sergio Scariolo hizo virtud, apostando por hombres menos habituales que no solo lograron el gran objetivo sino que, además, sentaron las bases de la gesta del Mundial de China. La selección dejaba a un lado las excelentes individualidades para convertirse en un bloque, un equipo en el más amplio sentido de la palabra, para conquistar el segundo título mundial, quizás de una manera más inesperada si cabe que el ganado trece años curiosamente también en tierras asiáticas, en Japón. Las mieles de ese éxito dejaron en un segundo plano todas las vicisitudes del camino previo.

AUSENCIAS
Unos meses después, España vuelve a la casilla de salida. Esta vez es la fase de clasificación para el Eurobasket la que pone entre la espada y la pared a Sergio Scariolo, quien podría citar a jugadores de los clubes que participan en la Euroliga (Barça, Real Madrid, Baskonia y Valencia), pero consciente de que eso supondría pasar la patata caliente a los internacionales, el italiano ha vuelto a tirar de cordura para llamar a jugadores que en estas fechas no tengan compromisos con sus clubes.

Así, de una tacada, Scariolo se queda para el doble compromiso de Valencia sin Llull, Rudy Fernández, Oriola o Víctor Claver, nombres todos ellos que estuvieron en la conquista del oro de Pekín. También se suman a esa hipotética lista Nikola Mirotic o Álex Abrines, jugadores que saben lo que es ser internacionales, aunque recientemente no estuvieran en la selección por formar parte de equipos de la NBA, de donde llegaron para vestir los colores del Barça.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres