jueves, 22 de abril de 2021 23:09 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
OPINIÓN

Sin medalla, un fracaso

España no está ofreciendo una buena imagen en este Mundial de Turquía. Las dos derrotas que ha cosechado en la primera fase ante Francia en el partido inaugural y posteriormente frente a Lituania han puesto de manifiesto que la selección no se encuentra cómoda en esta competición.

Archivado en: baloncesto, España, Mundial Turquía, Canadá, Francia, Lituania, Scariolo

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

gentedigital.es/Marcos Blanco
02/9/2010 - 09:09

El hecho de ser campeones del mundo, de Europa y subcampeones olímpicos implica una consideración de favorito que la Roja debe refrendar con, al menos, una medalla. Todo lo contrario sería un fracaso. Sería engañoso minimizar la importancia que supone la baja de Pau Gasol, posiblemente uno de los 10 mejores jugadores del mundo en el deporte de la canasta, con su intimidación bajo los aros y la riqueza anotadora que imprime a los momentos complicados. Sergio Scariolo ha tenido tiempo para buscar soluciones, España cuenta con un nutrido grupo de jugadores de primera clase, muchos de ellos en la NBA o con experiencia en esta competición, y quizá el verdadero contratiempo haya sido la baja de Calderón, porque el campeonato estaba a punto de comenzar. Había poco margen de maniobra.

Más allá de estas importantes bajas, el rendimiento de la selección española ha sorprendido de forma negativa, los jugadores no están ofreciendo su mejor versión y el banquillo comandado por Scariolo ha creado dudas en cuanto a su concepción táctica, psicológica y también en cuanto a la elección de efectivos en instantes puntuales de los cuatro partidos disputados hasta el momento. Por ejemplo, sorprende la poca participación de hombres como San Emeterio o Claver, que parecen terceras opciones en la Roja pese a ser verdaderas estrellas en equipos cotizados.

Una errática selección de tiro, acompañada de ese rebote que sigue sin convencer, sorprendió a todos frente a Francia y la derrota ante Lituania, después de ir ganando por 18 puntos en el tercer cuarto, evidencia una alarmante falta de concentración o de confianza. Nueva Zelanda y Líbano han sido bálsamos intermedios, como lo puede ser Canadá. Los octavos de final, sea quien sea el rival, darán la verdadera medida de una selección que no tendrá entonces margen de error ni mejor oportunidad para dar un golpe encima de la mesa.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres