jueves, 4 de junio de 2020 10:19 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
LIGA ADELANTE: INFARTO EN EL HELMÁNTICO

Miguel Ángel García, futbolista de la UD Salamanca, vuelve a nacer

Corría el minuto 59 del UD Salamanca-Betis cuando Miguel Ángel García Tébar, medio del conjunto local, se desplomó sobre el césped. La rápida actuación de los servicios médicos del club le salvó la vida al futbolista, que sufrió un infarto, y que necesitó del desfibrilador en dos ocasiones para volver a vivir. El jugador se encuentra ingresado en la UCI del Hospital Clínico Universitario de Salamanca.

García estuvo a punto de morir en el Helmántico.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco
25/10/2010 - 09:28

Salamanca y Betis disputaban en el Helmántico un encuentro correspondiente a la novena jornada de la Liga Adelante. El equipo de Pepe Mel se había marchado al descanso con un marcador favorable (0-2), gracias a los tantos de Rubén Castro y Emaná. Transcurría la segunda parte y el electrónico marcaba el minuto 59 cuando, de repente, Miguel Ángel García, centrocampista de la UD Salamanca, se desplomó sobre el césped con violencia (ver vídeo). Héctor y Marcos Márquez, conscientes de la gravedad del suceso, gritaban y gesticulaban sin control para solicitar la llegada de los servicios médicos. Un silencio brutal se apoderó del estadio. Los rostros de los jugadores presagiaban una tragedia.

Entonces, saltó al campo Tomás Calero, jefe de los servicios médicos del Betis, y su homólogo salmantino José Ignacio Garrido hizo lo propio con el objetivo de conocer el estado de Miguel Ángel García. Contaba Garrido después del susto que García había pasado todas las pruebas médicas pertinentes en el club sin que se le hubiesen encontrado problemas cardiovasculares. El futbolista sufrió una parada cardiorrespiratoria y estuvo muerto 20 segundos. La existencia de material para la reanimación cardíaca en el campo posibilitó el milagro. Le abrieron una vía aérea con el tubo de Guedel (cuentan que casi le partieron los dientes al introducirle el tuvo por la rigidez que tenía), recibió un masaje cardíaco y fue necesaria la utliización del desfibrilador en dos ocasiones, porque García fue víctima de otra parada cuando esperaban a las asistencias para el traslado.

"Encontrarte con una persona muerta durante todo ese tiempo es lo peor que te puede pasar en esta vida y en la profesión. Desde luego hay que agradecer a mi compañero y amigo el doctor Calero y a Cruz Roja que se ha actuado en equipo", afirmaba el doctor Garrido tras la reanimación de García. "Su futuro deportivo está incierto, a menos de que encuentren la patología, pero al menos ha salvado la vida", apuntaba Calero. Las pruebas a las que fue sometido el medio del Salamanca le diagnosticaron un infarto durante el choque. Ahora, le han colocado un stent (un muelle para abrir la arteria coronaria) y Miguel Ángel García Tebar se encuentra en la UCI del Hospital Clínico Universitario de Salamanca. Su estado es estable y una vez en el centro clínico recordó el resultado del encuentro hasta el gran susto, así como la reanimación que recibió. 

UN ALBACETEÑO CON GRAN EXPERIENCIA EN SEGUNDA

Miguel Ángel García Tébar (Albacete, 1979) tiene 31 años y su trayectoria le convierte en un jugador con una amplia experiencia en la categoría de plata del futbol nacional. Ha vestido las camisetas de Albacete, Zaragoza B, Ponferradina, Castellón, Cádiz y Las Palma. Afrontaba su primera temporada en la Unión Deportiva Salamanca. El mediocentro manchego había firmado por una campaña con opción a otra. Su continuidad en los terrenos de juego parece muy complicada (investigan si el suceso se debe a un factor genético), pero ha ganado al rival más difícil que uno puede tener frente a frente: la muerte.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres