lunes, 6 de abril de 2020 21:42 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
JJ OO. Cuarta jornada. El día para los españoles

Cuestión de fe y...de corazón

El día empezó con nubarrones para la delegación española en Pekín y poco a poco se fue despejando para acabar con buenas noticias. El triunfo casi insultante de Nadal contrasta con el sufrimiento en baloncesto, balonmano y waterpolo.

gentedigital.es/F.Quirós
12/8/2008 - 17:10

Cuarto día de competición en Pekín que se ha convertido en un día no apto para cardíacos. Las remontadas en balonmano y baloncesto masculinos estuvieron llenas de momentos de alegría pero también de tensión, de mucha tensión.

El día comenzó en la piscina con Aschwin Wildeboer marcando un gran tiempo que no se tradujo en medalla. El nadador de origen holandés se despidió de Pekín con un sabor agridulce ya que por un lado ha batido el récord de España en la distancia, pero por contra sus actuaciones no han obtenido la recompensa de la medalla. Wildeboer anunció que se marcha fuera del país para seguir entrenando. En mi opinión hace bien Aschwin en usar su participación olímpica como altavoz ya que, en muchas ocasiones no somos conscientes de las condiciones tan precarias en las que se entrenan algunos deportistas olímpicos, como denunció el lanzador de peso Manolo Martínez hace unos años.

Cuando sonó el depertador (9:15) muchos españoles decidimos ponernos frente al televisor para ver a la selección de balonmano, sin saber la dosis de sufrimiento que ibamos a experimentar. Con la imperiosa necesidad de victoria tras la derrota del primer envite contra Croacia, los chicos de Pastor tenían un partido trampa contra una selección que no tiene mucho nombre pero que es actual subcampeón del mundo. La remontada en la segunda parte, en la que España llegó a ir cinco goles abajo, culminó a falta de menos de un minuto con una ventaja que estuvo a punto de agrandar Malmagro que, incomprensiblemente falló cuando tenía todo a su favor. La última posesión quedó en manos polacas que no supó aprovechar el lanzamiento de golpe franco. El abrazo del seleccionador Juan Carlos Pastor con el portero Jose Javier Hombrados sirve para resumir la tensión acumulada. Victoria, por tanto, que sirve para mantener esperanzas de cara a la lucha por las medallas.

No había terminado el partido de balonmano cuando en el Pabellón Wukesong la selección española de baloncesto comenzaba a convencernos de que era el día mundial del sufrimiento. Los chinos espoleados por su público y ayudados en ocasiones por el arbitraje, vencían a una España que salió excesivamente confiada. Al comienzo del último cuarto, el hombre del partido, Pau Gasol, protagonizó dos jugadas consecutivas que, al menos para mí fueron claves: un mate en las narices de Yao Ming que en la acción siguiente recibió un impresionante tapón del pivot de Sant Boi. Sin quererlo Gasol marcó el camino a seguir: contundencia en las dos zonas. El ídolo local, Yao Ming, empezó a verse superado por Pau que mostró su mejor versión y los anfitriones empezaron a ceder poco a poco para caer derrotados por diez puntos en la prórroga. Otro de los nombres que hay que destacar es Ricky Rubio. El base se ha licenciado en este partido. Su descaro en defensa y ataque ha servido para frenar el ímpetu chino y ha liderado junto a Gasol la reacción española. Seguro que los hombres de Aíto han aprendido la lección, por lo que no me gustaría estar en la piel de Nowitzki y sus muchachos, los próximos rivales.

Al igual que Pau Gasol, otro de los grandes de nuestro deporte, Rafa Nadal, había dejado algunas dudas en su debut. Además, el de Manacor tenía un rival que siempre entraña peligro, el australiano Lleyton Hewitt. Rafa, por suerte, decidió que ya habíamos sufrido mucho durante esta jornada. Día a día se siente más cómodo sobre la pista de Pekín y Hewitt ha sido el encargado de comprobarlo. 6-1 y 6-2. El marcador habla por sí solo. Nadal ha sido muy superior y ha vuelto a dejar grandes golpes 'marca de la casa'. Ahora el ruso Andreev es el rival a superar en octavos.

El waterpolo masculino se ha sumado a la tónica del sufrimiento y la victoria frente a Australia ha acabado siendo agónica. Mientras las chicas del hockey femenino han sucumbido por un 6-1 preocupante contra las chicas aussie. 

España sigue con dos medallas en su haber, pero han podido ser tres, ya que Ander Elosegui quedó cuarto en la prueba de piragüismo C1. Este joven guipuzcoano es una de las grandes promesas del deporte español y de las bazas para las medallas en Juegos venideros.

Esperemos que los próximos días vengan cargados de medallas y sobre todo de tranquilidad. Por si acaso, si usted sufre del corazón, piénselo dos veces antes de ponerse delante del televisor.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres