martes, 24 de noviembre de 2020 03:16 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
reportaje

Enganchados desde pequeños

Los pediatras alertan de un aumento del uso de los dispositivos móviles entre los menores y de las consecuencias que tiene para su salud y su desarrollo. La tristeza o problemas de adaptación, pistas que pueden indicar un problema de adicción en los niños.

Archivado en: ciberacoso, tecnología, educación, salud

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Aumentan los casos de adicción en las consultas pediátricas

Aumentan los casos de adicción en las consultas pediátricas

Hay que respetar los momentos de descanso y de comunicación

Ficheros asociados

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Liliana Pellicer
24/2/2017 - 08:54

No es extraño ver a un niño con un móvil o una tableta en la mano. Vídeos, juegos, aplicaciones de pintura, emoticonos... El entretenimiento que encuentran en estos dispositivos es extenso y, en muchas ocasiones, el control parental, escaso. Por ello, los pediatras han dado la voz de alerta y avisan de un mayor uso y cada vez más precoz de este tipo de tecnología, así como del aumento de casos de adicción y ciberacoso que ya han empezado a verse en sus consultas.

Según el 'Decálogo para el buen uso de las tecnologías de la Información y la Comunicación', de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), un mal uso de móviles y tabletas puede provocar en los niños problemas físicos, como dolor de espalda, obesidad, fatiga ocular, problemas de sueño o sedentarismo; académicos, como una menor concentración o una disminución del rendimiento; psíquicos, como la aparición de una adicción o episodios de estrés; y sociales, como aislamiento o pérdida de interés en las relaciones.

"Si el niño está todo el día en casa con la tableta y no en la calle jugando con otros niños, no aprende a relacionarse y puede haber un problema de sociabilización", explica Concha Sánchez Pina, presidenta de la AEPap, que destaca que, además de los efectos físicos, es importante tener en cuenta cómo afecta al desarrollo del menor.

LA CULPA, DE LOS PADRES
Esta experta desaconseja el uso de cualquier dispositivo electrónico antes de los dos años de edad y cree que parte de la culpa de su uso es de los padres y madres, que "si están todo el día con el móvil y la tableta" fomentan en los niños cierta "atracción" por ellos.

"Con el niño hay que jugar mucho, estimular su cerebro y jugar con él al aire libre, no podemos estar con los móviles y los ordenadores todo el día", alertó, al tiempo que denunció que este problema también se está trasladando a las consultas, donde "se está convirtiendo en un problema para la comunicación" ya que, en ocasiones, tanto padres como hijos "miran al móvil y no al pediatra".

A estos problemas se añade la adicción que algunos menores están desarrollando por las tecnologías de la información, un riesgo que aumenta "cuando antes empiezan a usar los teléfonos móviles", concreta Sánchez Pina.

Pero, ¿cómo pueden diferenciar los padres entre un uso normal y uno patológico? María Jesús Pedraza, de la AEPap, explica que las alertas deben saltar cuando los niños dejan de hacer su vida normal por usarlo y apunta a la falta de sueño, la tristeza o los problemas de adaptación como algunos de los síntomas que pueden aparecer.

CONSEJOS
Son muchas las recomendaciones que pueden darse para fomentar un uso más responsable de teléfonos, tabletas e internet. Mientras que la Policía propone un contrato entre padres e hijos que regule el uso de la tecnología, los pediatras insisten en la importancia de respetar los momentos de reunión y descanso, y proponen a los adultos que se formen para poder informar a los niños, destacando la importancia de la comunicación en la familia.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres