jueves, 28 de mayo de 2020 17:05 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Ana, víctima de violencia machista

"Siento que estoy absolutamente desamparada por el juzgado"

74 mujeres murieron en 2007 víctimas de violencia de género, 62 en 2006 y 52 en 2005. Por ahora, en lo que va de año, sumando las dos víctimas de este martes, contamos a más de una treintena. ¿Qué es lo que falla? Víctimas y expertos señalan que los jueces no aplican correctamente la ley.

Marcha contra la violencia machista

Marcha contra la violencia machista

"Cuando vas a un juicio te ven como la culpable, como la que miente. Es una falta de sensibilidad", señala Ana

Enlaces Relacionados

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

getedigital.es/Patricia Costa
11/9/2008 - 13:15

"Tengo 20 años y he sido víctima de violencia de género desde los 15, por parte de mi pareja. Puse mi primera denuncia cuando aún no existía la Ley Integral de Protección Contra la Violencia de Género, y le dictaron dos años de orden de alejamiento, uno de cárcel, le hicieron pagar una multa y todo. Pero ahora voy a poner una denuncia, con la ley en vigor, pido medidas cautelares y nada. Pasan más de 48 horas y no me llaman para declarar. A las dos semanas tuve que ir al juzgado, exigiendo que se pusiese en vigor mi orden de alejamiento, o que la rechazasen, pero que me dijesen algo. Finalmente me la concedieron, pero esto fue en 2006, estamos en 2008, y aún no me han hecho pruebas periciales ni nada. De hecho, el fiscal está decidiendo dónde se va a celebrar el juicio".

Se llama Ana, ha sido víctima de violencia machista y ha vivido durante un año en el único de Centro de Recuperación integral con personal especializado que existe en España, pero la justicia no le ha ayudado en absoluto en todo este tiempo.

Cuando se cumplen tres años desde que se aprobara la Ley Integral de Protección Contra la Violencia de Género, e invertidos unos 800 millones de euros, vemos que hay más órdenes de protección, más policías, más instituciones específicas, pero parece que las herramientas no se aplican correctamente.

"Siento que estoy absolutamente desamparada por el juzgado, porque no te informan de nada. Llevo dos años esperando para hacerme unas pruebas periciales... ¿pero de qué me van a hacer ahora unas pruebas periciales? He seguido un programa de recuperación y me he recuperado. No estoy igual que cuando interpuse la denuncia. Tenía dos opciones, vivir o quedarme hundida,y yo decidí vivir", aclara Ana.

"Y lo peor de todo es que cuando vas a un juicio te ven como la culpable, como la que miente, y te hacen preguntas como si no estuvieses diciendo la verdad. Es una falta de sensibilidad, tratar de este modo a una persona que es una víctima, y que después la victimizan más, porque con sus preguntas nos vuelven a maltratar. Creo que la ley está bien hecha pero no la aplican en su totalidad", confiesa.

CENTRO INTEGRAL DE RECUPERACIÓN, PIONERO EN ESPAÑA

"Me han ayudado a recuperarme mis psicólogas, sobre todo, en el centro para la recuperación de mujeres y niños maltratados. Convives aquí con diferentes mujeres, día a día, yendo a terapias individuales y grupales". Lola Aguilar es la directora técnica de este Centro de Atención, Recuperación y Reinserción de Mujeres Maltratadas, dependiente de la Federación Nacional de Mujeres Separadas y Divorciadas, y con sede en Madrid.

Ella nos recuerda que "una de las promesas de la ley era crear un centro de integración como éste en cada una de las comunidades autónomas, y no colocar el cartel de integral a las antiguas casas de acogida, sino abrir centros con personal dotado, experto en violencia de género, adscrito a los programas de recuperación. Por otro lado, debería tratarse de centros en red, de modo que cualquier mujer pudiera ir de un recurso a otro, cambiar de comunidad inmediatamente".

Lamentablemente, este es el único centro de larga estancia, con programa adscrito y una plantilla de siete profesionales y otras 19 personas más que se encargan de mantener el centro. Todavía no existe un centro de recuperación en cada comunidad, asistencia letrada inmediata ni efectivos policiales suficientes, tampoco mayor prespuesto.

SE BUSCAN JUECES

"El principal objetivo no se ha cumplido", apunta Lola. "Me refiero a los jueces y juezas competentes y expertos en la materia que se necesitan en los juzgados. Nos encontramos lo contrario, jueces que hacen un maltrato institucional a las víctimas que van a solicitar justicia. Esto es lo que vemos con las residentes del centro. La Ley integral es buena pero no se aplica bien, y esto provoca que sean víctimas de un nuevo maltrato".

MUJERES INMIGRANTES, DOBLEMENTE DESPROTEGIDAS

Teresa Martínez, trabaja en Movimiento por la Paz, es la responsable del área de Género e Igualdad, y dirige el centro de emergencia para mujeres inmigrantes víctimas de violencia de género. "El problema no está en la ley, sino en la burocracia que viene a posteriori, esto es lo que debería modificarse", opina.
¿Están las inmigrantes realmente protegidas? "No, porque si tú vas a denunciar un delito como un caso de violencia de género, y el funcionario me dice que se va a abrir un procedimiento de expulsión contra mí, por mucho que ese procedimiento se suspenda o se archive, la víctima se va a sentir doblemente victimizada", sostiene.

INFORME DE AMNISTÍA INTERNACIONAL

María Naredo es investigadora de Amnistía Internacional, y es la autora del informe Obstinada realidad, derechos pendientes. "Entre 2005 y 2007, se registraron un 38% más de denuncias, y los casos archivados aumentaron en un 180%. ¿Por qué los juzgados de violencia de género archivan más que los juzgados de antes, no especializados?", se cuestiona.

"Además, hemos visto una práctica que parece habitual, cuando el agresor contradenuncia a la víctima como represalia, y el Juzgado condena a los dos sin investigar. Tenemos el caso de una chica peruana de 21 años, que ha acabado condenada a siete meses de prisión, y no puede regularizar su situación en España en dos años hasta que se le cancelen los antecedentes".

BUZÓN DE SUGERENCIAS

Ante esta situación, y frente a la no aplicación de la ley, Ana pide "que se sensibilicen los jueces. Que piensen que delante tienen a una mujer que ha sufrido y que no la tienen que hacer sufrir más, sino ayudarla a salir. Y que condenen las injusticias que están pasando sobreseídas".

Lola mira hacia otro lado. "La ley se ha olvidado de los niños que conviven con un agresor. No los contempla, sólo en el preámbulo los define como víctimas pero no se articulan medidas de protección para ellos. Y aqui viene lo malo: los agresores pueden seguir teniendo comunicación con los niños, que son las otras víctimas".

Teresa, en el lado de la mujer inmigrante solicita "que la orden de protección no sea la única llave para la autorización de residencia, y que en esa autorizacion se pueda pedir otra de trabajo, y que cuando las solicito, hasta que se resuelvan, se concedan autorizaciones para residir y trabajar en España".

María, es más clara. "Contra la violencia de género se necesitan medios y los tienen que poner las instituciones".

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres