viernes, 23 de abril de 2021 06:53 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Fuenlabrada

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Unión vecinal ante los desahucios reiterados del IVIMA en Loranca

Los vecinos denuncian una situación insostenible en el barrio y juntan sus fuerzas para apoyarse mutuamente. La plataforma del 15-M Fuenlabrada convocó una asamblea para escuchar a los vecinos y asesorar a aquellos que acumulan facturas sin pagar y temen ser desahuciados. El último desalojo, el de Eva Gómez, terminó con sus dos hijos detenidos. 

Archivado en: Desahucio, Fuenlabrada, Loranca, IVIMA

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Vecinos en la asamblea

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/A.L.
24/5/2012 - 13:54

Más de 70 vecinos se reunieron el miércoles por la tarde frente a la Junta del distrito del barrio fuenlabreño de Loranca para denunciar los intentos de desahucios y desalojos efectivos que han empezado a sufrir de forma reiterada desde principios de este mes en pisos del IVIMA. El Movimiento 15-M de Fuenlabrada convocó esta asamblea para escuchar a los afectados y dar asesoramiento legal a aquellos que temen ser los próximos en abandonar sus casas. La tensión e incertidumbre eran palpables durante el encuentro, "son muchas las familias que corren el peligro de ser desahuciadas en este barrio" apuntaban los vecinos a Gente.

Caso de eva gómez
María Azahara Perales fue detenida el pasado viernes junto a su hermano cuando la policía se presentó para hacer efectivo el desahucio de la vivienda de su madre. Les imputan un delito de atentado contra agentes de la autoridad. Ya en la calle, María Azahara comentó a Gente que "la policía entró a mi casa diciendo palabras groseras y muy agresivos. Agredieron a mi hermano, a mi madre y a mí sin nosotros poner resistencia". A las 9:30 de la mañana del viernes la policía se presentaba en el domicilio de Eva Gómez, madre de los detenidos, para desahuciar el inmueble situado en la calle Dolores Ibárruri. Según la versión de Eva, "abrí la puerta con normalidad ya que no esperaba que fueran a echarme de mi casa". Eva recibió una carta del IVIMA dos meses antes pero, según señaló la afectada, "por error mío pensaba que el 18 de mayo era el día del juicio pero era la fecha del desahucio. Abrí la puerta, les di el carné de identidad y el papel del aplazamiento pero, a continuación, los policías me empujaron, agarraron y tiraron contra los muebles". Con visibles secuelas en su cuerpo, Eva intentó dialogar con la policía y el representante judicial que acudió a la vivienda. Según su versión, éste "realizó una llamada al IVIMA para informar que me hacía cargo de los pagos, pero seguidamente escuché a través del teléfono: desahucio inmediato". Eva requirió asistencia médica debido a un ataque de ansiedad y por las lesiones que sufrió y que ya ha denunciado en la Comisaría. La afectada había solicitado un aplazamiento al IVIMA y un préstamo para solventar su deuda con el Instituto de la Vivienda de Madrid, "yo no me he negado a pagar, puedo hacer frente a la deuda". La familia ha expresado su intención de solucionar su situación en cuanto Eva se recupere de sus lesiones.
Desde Gente hemos intentado ponernos en contacto con el IVIMA sin obtener respuesta. La Policía Local por su parte, declinó hacer declaraciones.

Dolores Elena Gordo es otra afectada que vive con el miedo de que la policía llame un día a su puerta tras la oleada de casos en el barrio. Su marido lleva parado desde 2008 y no tiene capacidad de afrontar los pagos de la vivienda. Respecto a los motivos de esta situación de avisos de desahucios y desalojos que vive el barrio, comenta que"estos pisos están en una zona muy buena y nos los quieren quitar para venderlos, ya tienen propietarios".

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres