domingo, 15 de diciembre de 2019 23:20 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Getafe

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
GETAFE

21 años de prisión por el asesinato de su pareja

El hombre mantenía una relación sentimental con la víctima desde hacía aproximadamente veinte años

Archivado en: TSJM, Tribunal Superior de Justicia de Madrid, 21 años de carcel, suceso, Getafe

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

14/3/2019 - 20:44

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial (del 9 de julio de 2018) que condenaba a 21 años de cárcel a un hombre que en 2017 asesinó a su pareja en el domicilio que ambos compartían en Getafe. Se desestima así el recurso interpuesto contra esta, que considera probado que entre las 2 y las 3 de la madrugada del 1 de agosto de ese año el hombre de 71 años asestó varias cuchilladas a su mujer en la parte posterior de la cabeza. Lo hizo con un arma blanca de una hoja de 23 centímetros y cuando ella se encontraba de espaldas, “actuando con el propósito de poner fin a su vida”, según se indica. Un acto que realizó después de una fuerte discusión, en la que previamente había propinado a la mujer de 63 años de edad diversos golpes en las piernas, la zona de los glúteos, el pecho y el abdomen.
Seguidamente, el acusado, con el cuchillo y un destornillador de unos 24 centímetros, volvió a apuñalarla repetidas veces en distintas zonas del cuerpo, en el tórax, los hombros, los brazos, las manos, el rostro y el cuello, según se detalla en los antecedentes de la sentencia.

"SORPRESIVO"
En el fallo del TSJM, ante el que cabe recurso de casación ante el Supremo, al contrario de lo que pedía la defensa, el magistrado considera probado que la acción tuvo lugar de forma “sorpresiva y repentina”, con el subsiguiente desamparo de la víctima ya que, pese a la disputa previa, hubo “un cambio cualitativo” en el comportamiento del acusado. Por ello, según el acta a la que hace referencia el tribunal, el agresor sabía que con lo que hacía “aumentaba innecesaria e inhumanamente el sufrimiento de la víctima, dada la profusión de las heridas por todo el cuerpo no causantes de la muerte, su entidad y el gran dolor”. La pareja mantenía una relación sentimental desde hace aproximadamente veinte años y no tenía hijos en común.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres