lunes, 18 de febrero de 2019 16:41 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Gijón

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

A juicio tres integrantes de un piquete acusadas de presionar a unos trabajadores para secundar una huelga

La Fiscalía atribuye también a dos de las procesadas la agresión a uno de los empleados de la tienda

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

06/2/2019 - 15:03


La Fiscalía atribuye también a dos de las procesadas la agresión a uno de los empleados de la tienda

GIJÓN, 6 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Área de Gijón solicita la condena de tres mujeres, integrantes de un piquete, acusadas de entrar en una tienda a increpar y presionar a los trabajadores que no secundaban una huelga.

Según el escrito remitido por el Ministerio público, dos de ellas, además, están acusadas de un delito leve de lesiones por agredir supuestamente a uno de los empleados del establecimiento que les recriminó el "escándalo" y que colocaran pegatinas alusivas al paro. La vista oral está señalada para este jueves en el Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón, a las 10.30 horas.

En este sentido, de acuerdo al relato fiscal, el 8 de marzo de 2018 las acusadas formaban parte de un piquete vinculado a una convocatoria de huelga con ocasión de la celebración del Día de la Mujer.

Sobre las 11.30 horas, el piquete, formado por unas 20 mujeres, entre las que se encontraban las tres acusadas, llegó al establecimiento Mango de la calle Corrida de Gijón y se concentraron a las puertas del mismo, dado que estaba abierto al público y funcionaba con normalidad.

Al cabo de unos momentos, las acusadas, al observar que su presencia en el lugar no provocaba el cierre del local, penetraron en el establecimiento junto a parte de los componentes del piquete con la intención de presionar a los trabajadores para que abandonaran su puesto de trabajo.

El piquete comenzó a increpar reiteradamente con un megáfono y a viva voz, sobre todo a las empleadas, a las que llamaban "esquirolas" y les decían si no les daba vergüenza trabajar en un día como ese, a la par que comenzaron a colocar en los espejos del local pegatinas alusivas a la jornada de huelga.

En ese instante, un empleado del establecimiento les recriminó el escándalo que estaban generando y el que colocaran pegatinas, instante en que las acusadas y el resto del piquete, al ver que este trabajador no pretendía secundar la huelga ni abandonar su puesto de trabajo, se cebaron con él y comenzaron a gritarle expresiones tales como "machete al machito", "machito muerto, abono pa mi huerto" y "agresor machista".

En un momento dado, al quitar una de las pegatinas que una de las acusadas había pegado, otra de las procesadas se abalanzó contra él, golpeándole con el palo de una bandera que portaba.

Esta fue apoyada por los otros miembros del piquete, llegando la primera a propinarle varios puñetazos y golpes. El hombre estaba acorralado por las acusadas y otros miembros del piquete no identificados, por lo que varias compañeras de la víctima tuvieron que intervenir para evitar que siguieran agrediéndole, sobre todo a la acusada que insistía en golpearle con la bandera.

Como consecuencia de los hechos, el empleado sufrió eritema de un centímetro en labio inferior, arañazos en antebrazos y escoriación en parte superior del brazo izquierdo, que requirió de una única asistencia médica para su curación. Tardó en curar cinco días y le quedaron dos pequeñas marcas hipercrómicas en cara anterior de antebrazo derecho.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de contra los derechos de los trabajadores del artículo 315.3 del Código Penal, del que responderían las tres acusadas, y de un delito leve de lesiones del 147, del que responderían dos de ellas.

En cuanto a las penas, pide que se condene a cada una de las acusadas, por el delito contra los derechos de los trabajadores, a la pena de 18 meses de multa con una cuota diaria de ocho euros, con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas.

Y respecto al delito leve de lesiones, solicita a cada una de las dos encausadas dos meses de multa con una cuota diaria de ocho euros, con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas.

En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que las acusadas 1 y 2 indemnicen al Sespa con la cantidad que se acredite en concepto de gastos médicos. Asimismo, pide que las costas del proceso se abonen por las procesadas de manera proporcional.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

TU COMENTARIO

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres