viernes, 13 de diciembre de 2019 15:25 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Gijón

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Fuglsang brilla en La Cubilla y Valverde cede terreno ante el líder Roglic

El campeón del mundo sigue segundo, pero a 2:48 de un Roglic que tiene todo a favor

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

09/9/2019 - 19:03


El campeón del mundo sigue segundo, pero a 2:48 de un Roglic que tiene todo a favor

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

El ciclista danés Jakob Fuglsang (Astana) ha ganado este lunes la decimosexta etapa de la Vuelta a España, disputada entre Pravia y el Alto de La Cubilla sobre 144,4 kilómetros, con un ataque desde la fuga a falta de 7 kilómetros para una cima asturiana inédita en la ronda, en la que el líder Primoz Roglic (Jumbo-Visma) no sufrió y ganó tiempo respecto a Alejandro Valverde (Movistar).

Fuglsang, ganador este año del Critérium del Dauphiné pero con mala suerte en Tour de Francia y en esta Vuelta de cara a la general, se llevó el consuelo de poder sumar su primera victoria de etapa en una gran vuelta, aprovechando la selección que hizo en la fuga su compañero Luis León Sánchez.

El español atacó a poco menos de diez kilómetros para la meta y acabó con el conformismo en la nutrida fuga. Se llevó con él a su 'jefe' Fuglsang, esperando poder tener también su oportunidad si no había ataque duros, así como a Knox (Deceuninck-Quick Step), Brambilla (Trek) y Geoghegan Hart (Ineos).

Siendo dos de cinco, el resto de corredores dejaron que fuera Astana quien llevara el peso del ascenso y la respuesta fue un ataque durísimo de Fuglsang, que respondió inicialmente Gianluca Brambilla. No obstante, el danés le soltó ya entre la niebla que casi cerraba los huecos en lo alto de La Cubilla.

El británico Tao Geoghegan Hart (Team Ineos) se quedó de nuevo con la miel en los labios. Fue de menos a más, no pudiendo responder a los cambios de ritmo pero cogiendo una velocidad constante que le hizo pasar a Knox o Brambilla. Tercero el domingo en el Acebo, se va de Asturias siendo segundo en La Cubilla, sin la fortuna necesaria como para poder subir a un podio.

Por detrás, el líder Primoz Roglic vio que la rueda rápida del día era la de Miguel Ángel López (Astana), vestido de 'Superman' de nuevo para desmembrar el grupo de favoritos y seleccionarlo, dejando maduro a un Alejandro Valverde (Movistar) que tiró de la ayuda de Marc Soler para no ceder demasiado tiempo y poder retener la segunda plaza en la general.

NO FUE EL DÍA DEL MOVISTAR

El perfil de la etapa, con tres grandes puertos, daba como para que hubiera mucho más movimiento. La lucha por formar una escapada buena, y que se metieran en ella corredores del Astana o del Movistar, daba a entender que el árbol se movería mucho antes. Pero no era el día de los grandes gallos del Movistar.

Nairo Quintana no tenía piernas, y cedió más de dos minutos y medio. Valverde, en meta, perdió 23 segundos respecto a Tadej Pogacar (UAE-Team Emirates), Miguel Ángel López y Primoz Roglic. López, que sí tenía fuerzas para más, tampoco atacó por el doble objetivo de Astana; buscar etapa y mover la general.

En cierto modo lo lograron, ya que Fuglsang se llevó el triunfo y López fue el mejor entre los mejores. Atacó fuerte y desarmó al Movistar y al Jumbo-Visma. En un primer momento, sólo el sorprendente Pogacar se fue con él, en un pulso mano a mano por ese maillot de mejor joven que sólo llevará en Madrid uno de los dos y que ahora están en manos del esloveno.

Pero Roglic, ya sin ayudas de su equipo, fue como un diésel potente hasta ellos y se puso a rueda. No hubo ataques entre Pogacar y López pero sí entendimiento para descolgar a un Alejandro Valverde que suerte tuvo de que el catalán Marc Soler tiene unas grandes piernas en este tramo final de La Vuelta. Tanto Pogacar como López parecían tener en mente la lucha por el podio.

Valverde sigue segundo en la general, pero ahora a 2:48 de un Roglic que parece tener el rojo ya reservado. Ha superado Andorra y las dos grandes etapas en el Principado de Asturias. Le queda la sierra madrileña, sí, pero sus piernas están como para aguantar lo que le venga. Pogacar, tras otra exhibición de fuerza a sus 20 años, es tercero en esa general a 3:42 mientras que Lípez es cuarto a 3:59, con Rafal Majka (BORA-hansgrohe) quinto y Quintana cediendo una plaza, sexto.

Este martes llega la segunda jornada de descanso en la Vuelta, y el miércoles se retomará la competición con una etapa llana, entre Aranda de Duero y Guadalajara sobre 219,6 kilómetros. Una jornada larga pensada para un final al esprint o una escapada, sin un puerto puntuable que hará que luzca el maillot de topos azules de la montaña un Geoffrey Bouchard (AG2R) que se lo arrebató, este lunes, al español Ángel Madrazo. Una batalla que sí tiene mucho futuro.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres