jueves, 29 de octubre de 2020 08:02 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Gijón

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

En libertad Papagore después de que su pareja, a la que puso un cuchillo en el cuello, se negase a denunciar

El Juzgado de Violencia de Gijón ha dictado una orden de libertad para ex militar senegalés Papagore Ndoye, de 42 años, después de que su pareja, a la que puso un cuchillo en el cuello, se negase a denunciar la agresión.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

18/9/2020 - 16:47


GIJÓN, 18 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Violencia de Gijón ha dictado una orden de libertad para ex militar senegalés Papagore Ndoye, de 42 años, después de que su pareja, a la que puso un cuchillo en el cuello, se negase a denunciar la agresión.

El hombre fue arrestado por un delito de violencia de género este jueves por agredir a su pareja, Según fuentes jurídicas, la víctima no presentó denuncia y no se le pudo localizar, con lo que tampoco la Fiscalía pidió medidas cautelares. Ndoye continúa unido a la causa por un presunto delito de amenazas, pudiendo dicha calificación modificarse a lo largo de la instrucción.

El nombre de Papagore, residente en Gijón pero en estancia irregular, ha salido a la luz pública en los últimos años por protagonizar varios altercados en los últimos años, uno de los más sonados la agresión a varios agentes de la Policía, y ha pasado por juicios en los que se ha pedido su expulsión del país.

En este caso, los hechos se remontan a las 5.45 horas de este jueves, en el cruce de las calles Gaspar García Laviana y La Alcarria, al alertar a la Policía de una discusión en la calle Aragón, en los patios interiores.

Cuando los agentes estaban llegando al lugar, en el cruce de las calles Gaspar García Laviana y La Alcarria observaron a una pareja, acompañada por una sereno, estando el hombre en estado "de agitación" y dando voces.

La mujer relató a uno de los agentes que el hombre es su pareja desde hace varios años y que esta noche mantuvo una fuerte discusión con él, "reaccionando de manera más violenta que de costumbre, golpeándola en la nariz dos veces y levantando el puño de manera intimidatoria".

La mujer aseguró también que, tras lanzarla al suelo, le había quitado el teléfono móvil y las llaves del domicilio. Incluso le había puesto un cuchillo en el cuello.

El agente comprobó entonces que la víctima tenía una marca en el cuello y, posteriormente, en la mesa de la cocina de la vivienda, encontraron un cuchillo de grandes dimensiones.

Asimismo, un hermano de la víctima, que compartía vivienda con la pareja, ayudó a la mujer a abandonar la misma, cuya puerta había sido cerrada con llave por el detenido.

La Policía también pudo corroborar a los agentes que estas situaciones ocurren a menudo y que su hermana se encierra en la habitación habitualmente, por miedo.

La víctima, "visiblemente nerviosa" según la Policía, repetía constantemente que no podía denunciar porque cuando el detenido saliese del calabozo la iba a matar, un relato que repetía también, incluso en el centro de salud al que fue trasladada inicialmente.

Papagore, de acuerdo al relato policial, no ofreció resistencia al ser detenido pero en todo momento repetía que si salía condenado, cuando saliese de la cárcel, iba a matar a la mujer.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres