sábado, 24 de octubre de 2020 22:53 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Granada

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Tribunales.- El acusado de asesinar a su ex en Maracena declara que no lo recuerda pero que está arrepentido

El acusado de haber asesinado con 20 puñaladas a su exmujer, de 39 años, en septiembre de 2018 en Maracena, en el área metropolitana de Granada, ha mantenido a preguntas del fiscal este lunes, en el inicio del juicio con jurado popular que sigue contra él la Audiencia Provincial, que no recuerda lo que sucedió, a la par que se ha mostrado "muy arrepentido" y ha pedido perdón a la familia.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

21/9/2020 - 14:57


GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)

El acusado de haber asesinado con 20 puñaladas a su exmujer, de 39 años, en septiembre de 2018 en Maracena, en el área metropolitana de Granada, ha mantenido a preguntas del fiscal este lunes, en el inicio del juicio con jurado popular que sigue contra él la Audiencia Provincial, que no recuerda lo que sucedió, a la par que se ha mostrado "muy arrepentido" y ha pedido perdón a la familia.

El procesado, que se enfrenta a una petición del fiscal, que incluye las agravantes de parentesco y discriminación de género, de 25 años de prisión, ha señalado que se presentó en el que había sido el domicilio conyugal que había compartido con la que hasta ese mes había sido su esposa, en la mañana del 25 de septiembre de 2018, a recoger una factura que tenía que cobrar ese día.

Ha mantenido que "nunca hubo otra intención" que esa y que tuvo que pedir a su exmujer que abriera la puerta, tras lo que le pidió 800 euros que ha explicado que eran suyos, a lo que, según ha agregado el acusado, ella le respondió con "cara de burla y chulería" y que se lo daría cuando le diera "la gana".

Sintió entonces una "subida de calor" a partir de la cual ha mantenido que no recuerda nada de lo sucedido, hasta que llamaron a su casa y vio por la mirilla a agentes policiales.

A su vez, ha indicado que se enteró de que ella había fallecido cuando estaba ya en el calabozo. A preguntas de la acusación particular, que ejerce el letrado Antonio Luis Camino-Tallón, en representación de la familia de la víctima, la cual se adhiere a la petición de cárcel del ministerio público, el procesado ha mantenido que los dos últimos años de convivencia había sido "correcta".

Su defensa, que ha reconocido los hechos si bien interesa la libre absolución si se tiene en cuenta la eximente de trastorno mental transitorio, ha expuesto en su escrito de conclusiones provisionales, leído con los de las acusaciones ante el jurado, las dificultades que tuvo la pareja durante su separación hasta que hubo sentencia de divorcio.

Llorando en ocasiones, y en un tono que ha sido reconvenido en varias ocasiones por el magistrado presidente del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Granada, el acusado ha negado que hubiera puesto "la yema de un dedo encima" anteriormente o amenazado a su exmujer, si bien se ha mostrado consciente de que la mató.

Ha señalado que se dirigió aquella mañana a la habitación donde tenía las facturas, si bien aparecieron las llaves que tenía de la casa en la cocina, donde ocurrieron los hechos, y sangre en el fregadero, según ha puesto de relieve la acusación particular.

Según consta en el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, la víctima debía abandonar la casa común antes de ese mes de octubre. Fue el 25 de septiembre de 2018, pasadas las 9,30 horas, y después de haber llevado al niño que tenían en común al colegio, cuando el acusado "coincidió en la vivienda" con su ex, "iniciándose entre ambos, en la zona de la cocina, una conversación" en la que éste supuestamente, y según el relato del fiscal, "reclamó" a la mujer que "le devolviera 800 euros que eran de su propiedad".

"En el transcurso de esta conversación, y al no ser del agrado del acusado las excusas que le estaba dando" la mujer, "decidió acabar con la vida" de ella, precisa posteriormente la Fiscalía.

Así, y al estar "ambos solos en el domicilio, y actuando de forma súbita y repentina, el acusado cogió un cuchillo de cocina de 10,3 centímetros de largo de hoja y comenzó a acuchillarla de forma repetida" y "sin posibilidad de defensa" por parte de ella, quien sin que "pudiese prever" que "iba a actuar de esta manera", estuvo "pidiendo socorro y auxilio".

Tras la declaración del acusado, y de varios testigos entre policías locales y guardias civiles, el juicio, que en principio está señalado hasta el próximo miércoles, continúa este martes con más testificales propuestas por las partes.

Antes del inicio del juicio, que se celebra en el edificio judicial de Caleta para garantizar las medidas de seguridad derivadas de la pandemia de coronavirus, la familia de la víctima se ha mostrado confiada, en declaraciones a los periodistas, en que el tribunal haga "justicia de verdad".

Así lo ha señalado el padre de la víctima, Eduardo Alonso, que ha resaltado que su hija había recibido un día antes la notificación del divorcio del supuesto asesino, con quien tenía un hijo menor en común, y ha pedido el cumplimiento íntegro de la condena que se imponga al acusado, y que no haya reducciones "por buenos comportamientos".
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres