miércoles, 17 de octubre de 2018 04:02 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Guadalajara

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

El padre de la mujer apuñalada en Galápagos asegura que sabía que el acusado "controlaba" a su hija

El padre de la mujer presuntamente apuñalada por su pareja sentimental en Galápagos (Guadalajara) ha dicho en su declaración en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Guadalajara que "sabíamos que la controlaba por todos los sitios, lo palpábamos".

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

09/5/2018 - 17:17


GUADALAJARA, 9 (EUROPA PRESS)

El padre de la mujer presuntamente apuñalada por su pareja sentimental en Galápagos (Guadalajara) ha dicho en su declaración en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Guadalajara que "sabíamos que la controlaba por todos los sitios, lo palpábamos".

Así lo ha manifestado el padre de la víctima ante la presencia también del acusado que, como en días anteriores, se ha mostrado sereno y al que el primero ha recriminado que, pese a que él le ayudaba en lo que podía, en una ocasión él le hubiera amenazado de muerte diciéndole incluso que "de la cárcel se sale, pero del cementerio no".

El padre de la víctima ha señalado también en su declaración ante el jurado popular que juzga a A.R.L. que el día en que ocurrieron los hechos, el 5 de enero de 2016, ellos habían estado en su casa horas antes y no había notado nada, entre otras razones porque la hija no contaba nada.

Al parecer, víctima y presunto asesino habían dejado la relación en tres ocasiones, tal y como ha corroborado el padre que, en varias ocasiones, quiso incluso denunciarlo, pero su hija le dijo "déjalo, papá". Y es que, según ha manifestado, en una ocasión que se enfadó "se lio dando patadas a una vajilla y unos muebles".

El padre ha afirmado que llegó a ir en varias ocasiones con su hija al Centro de la Mujer, donde su hija fue atendida por una trabajadora social, coincidiendo con una de las veces en que habían dejado la relación y ella mismo le dijo: "papà, quiero ir".

"Siempre estábamos preocupados por ella pero preocupados de que pasara esto", ha añadido tras reconocer que su hija "siempre tapaba todo y tenía muchas amigas, pero las perdió todas porque él no le dejaba".

Todo esto ha sucedido mientras el acusado le miraba y negaba con la cabeza hasta ser recriminado en una ocasión por el magistrado de la Sala a través de la letrada que lo representa en la vista.

El declarante también ha señalado que su nieta, que va al psicólogo semanalmente desde que ocurrieron los hechos, había reconocido al abuelo en alguna ocasión, al preguntarle si discutían, y les decía: "si, un poco" y también que alguna vez había roto algún objeto, pero en otras ocasiones se limitaba a decir: "me ha dicho mami que no diga nada".

TRABAJADORAS SOCIALES

Por su parte, también han participado como testigos dos trabajadoras sociales que atendieron a la víctima en distintos momentos, en 2012 y 2014, y ambas han coincidido en que tras la atención prestada daba muestras de malos tratos aunque no quiso denunciar.

En una de las ocasión señaló a la primera trabajadora social que la atendió que tenía problemas con el padre de su hija y que estaba con sus padres porque él era "una persona agresiva en la convivencia y había insultos ofensivos".

"Era una víctima de violencia de género", ha señalado esta trabajadora a preguntas de la Fiscalía, pero aunque le habló a la víctima de la posibilidad de denunciar, esta no quiso.

Lo que si le reconoció es que había decidido separarse porque "tenía miedo por el carácter agresivo" de él.

También ha pasado por la sala la madre del acusado, quien ha asegurado que la pareja tenía una relación "normal, aunque discutían", tras señalar que ella nunca había visto ninguna agresión.

A preguntas de las partes ha reconocido igualmente que habían dejado la relación en varias ocasiones, pero luego "se buscaban mutuamente" y pese a estar separados "se seguían viendo".

Esta mujer, que también ha sido víctima de malos tratos, ha reconocido también celos pero por ambas partes y ha precisado que "jamás en la vida" ha visto a su nuera "en las circunstancias que me he visto yo como mujer maltratada".

La madre del acusado conoció la muerte de su nuera por el padre de esta, que la llamó y le dijo: "tu hijo ha matado a mi hija", pero pese al desenlace ha dicho que ella no veía controlador a su hijo y sí ha admitido que tuvo un "brote psicótico" en el 2014, pero no recordaba más.

De su lado, la hermana del acusado también ha hablado de celos "por ambas partes", así como que ambos consumían algunas sustancias como cannabis y ocasionalmente cocaína.

La vista seguirá este jueves con nuevas declaraciones sobre unos hechos que tuvieron lugar el 5 de enero de 2016 en Galápagos y que concluyeron con el apuñalamiento de una mujer, hechos por los que ahora se juzga a su pareja sentimental y padre de la hija de ambos, que presenció el trágico suceso.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres