miércoles, 14 de abril de 2021 00:52 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Huesca

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

La residencia para mayores 'La Abubilla', en Yéqueda (Huesca), abre sus puertas tras haber sido centro COVID

Aragón tiene tres brotes abiertos en residencias y desde hace un mes no se produce ningún deceso por COVID-19 en estos establecimientos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

05/4/2021 - 14:45


Aragón tiene tres brotes abiertos en residencias y desde hace un mes no se produce ningún deceso por COVID-19 en estos establecimientos

HUESCA, 5 (EUROPA PRESS)

La residencia para personas mayores 'La Abubilla', ubicada en la localidad oscense de Yéqueda, ha abierto sus puertas este lunes, 5 de abril, para ofrecer el servicio para el que se creó, tras haber sido transformada en centro COVID hace un año a causa de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

El Gobierno de Aragón puso en marcha el 21 de marzo de 2020, tras haberse decretado el estado de alarma, los que denominó Centros COVID, donde fueron atendidas personas mayores que vivían en residencias y que eran positivas en coronavirus, pero no requerían de ingreso hospitalario. Posteriormente, algunos de estos centros, como 'La Abubilla', acogieron a quienes eran negativos y vivían en residencias donde había un brote.

Este centro comenzó a funcionar el 23 de marzo de 2020, cuando recibió a dos residentes de Castejón de Sos, los primeros en pisar un dispositivo de este tipo en Aragón. En total, se crearon cinco centros COVID, "pioneros en España", por los que han pasado 1.463 personas y que han permitido aliviar la carga vírica y asistencial de las residencias, ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

'La Abubilla' ha recuperado este lunes la finalidad inicial para la que se creó, como residencia para personas mayores de última generación, con servicios punteros en fisioterapia y terapia ocupacional, han apuntado las citadas fuentes.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha precisado que se trata de una "nueva etapa" en las residencias, "después del año tan duro que han vivido". Ha añadido que el "nuevo camino que inician los centros COVID, como este de Yéqueda, es reflejo de esto" ya que son lugares "que han salvado vidas, han resultado imprescindibles" y que ahora, gracias a la vacuna contra la COVID-19, "pueden seguir atendiendo a los mayores, pero desde la esperanza y la ilusión".

Broto ha visitado este lunes las instalaciones de 'La Abubilla' junto al director del centro, Mateo Ferrer. La consejera ha indicado que en estos momentos solo hay tres brotes abiertos en residencias de Aragón y desde el pasado 4 de marzo no se ha produciendo ningún fallecimiento por la COVID-19 en residencias.

SOLO SE MANTIENE UN CENTRO COVID

Solo el centro COVID del barrio rural de Casetas, en el municipio de Zaragoza, permanece abierto como tal, donde se atiende a pacientes de residencias positivos en coronavirus, pero también a ciudadanos que no pueden realizar de forma adecuada el aislamiento en su domicilio y precisan de cuidados más específicos.

Este centro ha asistido a 1.005 personas, mientras que los centros COVID de Gea de Albarracín y Alfambra, en la provincia de Teruel, han recibido a 111 y 64 personas, respectivamente, y el de Miralbueno, en Zaragoza, a 119.

Por su parte, 'La Abubilla', el único de estas características en la provincia de Huesca, ha atendido a 164 personas hasta finales de febrero de este año. En la primera etapa, entre el 23 de marzo y el 20 de junio, recibió a 99 pacientes positivos en coronavirus. En la segunda, atendió a 65 que provenían de residencias donde se había producido un brote importante y era necesario aislar a las personas no contagiadas.

AÑO MUY DURO

El director del centro, Mateo Ferrer, ha reconocido que ha sido un año "muy duro, que nos obliga a reflexionar y que nos ha aportado experiencias de todo tipo, que seguro nos servirán para el futuro", que afrontan "con optimismo y apostando por seguir cuidando a los mayores".

Ferrer ha destacado que al recibir la noticia de ser designado centro COVID tuvieron que realizar un cambio de planes, que se llevaron a cabo con la ilusión y la necesidad de ayudar. "Éramos plenamente conscientes de que venía algo especial, aunque nadie pensó que la magnitud fuera a ser tal" y "hubo que realizar un cambio de chip rápido", ha apuntado.

Durante estos meses, los trabajadores y la dirección del centro han recibido muchas muestras de apoyo a través de su página web, que han guardado y enterrado en una cápsula del tiempo como recuerdo de lo vivido. El acto se llevó a cabo el pasado 23 de marzo, día en el que se cumplió un año del inicio de su actividad. Un placa a la entrada de la residencia, junto a tres laureles, donde se enterró la urna como cápsula del tiempo, recuerda las vivencias de este centro durante este año.

El director de 'La Abubilla' ha contado que al rememorar esos primeros días, "pasan imágenes como a cámara lenta y tengo sentimientos positivos" porque se generó "un aluvión de situaciones de fuerza, compañerismo, trabajo codo a codo y esfuerzo por parte de todos los implicados" de forma que para el futuro "nos quedará ese recuerdo de cómo nos ayudamos unos a otros en momentos tan duros".

MEJOR QUE LOS MEDICAMENTOS

Una trabajadora del centro, Patricia Vivas, que vivió los primeros días de la pandemia y que ahora va a ejercer como coordinadora del equipo de auxiliares, ha contado que fueron momentos "de incertidumbre", en los que dejaron a un lado sus "miedos" y enfocaron su energía en "poder ayudar a quienes más lo necesitaban" y "precisaban mucho más, un abrazo o una sonrisa, aunque fuera detrás de una mascarilla, el mejor de los medicamentos".

Patricia Vivas ha leído unos párrafos de la obra 'El lenguaje de los pájaros', de Farid-Ud-Din'Attar, donde ha realizado un símil entre la búsqueda que realizaron 30 aves guiados por una abubilla y lo vivido en las residencias.

"Todas, al principio, buscábamos ese pájaro maravilloso que nos sacara y alejara de la COVID-19, pero fue ese pájaro que cada una lleva dentro, encarnado en trabajo, constancia y amor, el que hizo que todos, juntos, saliéramos hacia adelante". Durante el acto, también se ha recordado a todos los usuarios que han dejado su huella en este centro.

MODELO NÓRDICO

El director de 'La Abubilla' ha hecho hincapié en que en la etapa que ahora inicia la residencia se ha apostado por una fórmula novedosa en Aragón e inspirada en "modelos nórdicos". Según ha detallado, tendrá una elevada ratio de trabajadores por residente, con 45 plazas y 31 profesionales.

Además, se va a implantar un sistema flexibilizado, donde prime el poder de decisión de los residentes, los espacios íntimos y cálidos, así como un horario libre de visitas para apostar por la mayor implicación de las familias posible. Asimismo, cuenta con un área específica de rehabilitación, con fisioterapia y terapia ocupacional puntera, junto a un extenso jardín.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres