ene 282011
 

Dormir poco o el sueño de corta duración se ha identificado como uno de los factores que contribuye a un mayor riesgo de obesidad tanto en la edad infantil como en los adultos. Así se refleja en el libro “Obesity” que ha presentado la Fundación Lilly.

LAS ÚLTIMAS INVESTIGACIONES

La obra recoge los últimos conocimientos sobre la obesidad, desde sus causas y mecanismos hasta su prevención y tratamiento.Las investigaciones muestran que dormir poco perturba las hormonas que regulan el apetito como son la leptina y ghrelina. Así, ante largos periodos de privación de sueño, se observa un cambio hormonal que aumenta el apetito y la ingesta de calorías. Por otro lado, los estudios realizados en bebés indican que aquéllos que duermen menos de 12 horas al día (incluyendo el sueño de la noche y de las siestas diurnas) incrementan la adiposidad y las posibilidades de padecer sobrepeso a los 3 años.

A este respecto, el doctor Manuel Serrano Ríos, catedrático emérito de Medicina Interna de la Universidad Complutense de Madrid y Académico de Número de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), advierte que no sólo las pautas cortas de sueños conducen a un mayor riesgo de obesidad, “sino también dormir en exceso”.

EDADES TEMPRANAS

Especialmente alarmante es la epidemia de obesidad en edades tempranas de la vida como la infancia y la adolescencia. A través de las aportaciones de los más prestigiosos investigadores y especialistas en cada campo a nivel internacional, este libro contempla la enfermedad desde todos sus ángulos, desde la fisiopatología a la prevención y el tratamiento, sin olvidar aspectos como los genéticos o los psicosociales.

Be Sociable, Share!

Share

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>