sábado, 17 de abril de 2021 04:41 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Jaén

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Tribunales.- Fernández de Moya sobre Matinsreg: "Ni participé, ni conocí, ni me reuní, ni di ninguna instrucción"

El que fuera alcalde de Jaén y ex secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, ha rechazado cualquier tipo de implicación o vinculación con la empresa Matinsreg y la supuesta trama de facturas "infladas" que supusieron un quebranto económico para las arcas municipales de unos 4,5 millones de euros.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

07/4/2021 - 20:00


JAÉN, 7 (EUROPA PRESS)

El que fuera alcalde de Jaén y ex secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, ha rechazado cualquier tipo de implicación o vinculación con la empresa Matinsreg y la supuesta trama de facturas "infladas" que supusieron un quebranto económico para las arcas municipales de unos 4,5 millones de euros.

"Ni participé, ni conocí ni me reuní, ni di ninguna instrucción sobre ninguna empresa de servicios públicos esenciales", ha indicado Fernández de Moya en su declaración como acusado ante el tribunal que enjuicia el caso en la Audiencia de Jaén.

El exalcade, que solo ha aceptado responder durante su interrogatorio las preguntas del Ministerio Fiscal, del tribunal y de su abogado defensor, se ha centrado en defender los levantamientos de reparo que firmó en su día para permitir que se pagaran las facturas a Matinsreg, empresa que comenzó a prestar sus servicios al Ayuntamiento de Jaén en 2021 después de que Imesapi comunicara la suspensión de sus servicios.

Una hora es lo que ha durado la declaración del exalcalde, que ha pedido responder al interrogatorio de pie y no sentado como han hecho hasta el momento el resto de los acusados.

Fernández de Moya, al que no acusa el Ministerio Fiscal, ha señalado, apoyándose en su declaración con una tablet, que fue en junio de 2012 cuando pidió a los concejales de Hacienda, Miguel Contreras, y el de Mantenimiento Urbano, Manuel del Moral, que contactaran con empresas que pudieran sustituir a Imesapi si finalmente se materializaba su intención de dejar de prestar sus servicios, algo que finalmente ocurrió el 31 de agosto de 2012.

"Yo estaba muy preocupado, no terminaba de creerme que una empresa como Imesapi que acababa de cobrar 25,2 millones de euros con el plan de pago a proveedores pudiera abandonar la ciudad", ha señalado Fernández de Moya y ha añadido que fue se contactó con "varias empresas para ver si podían auxiliarnos".

Ha añadido que todo se hizo según la hoja de ruta marcada por el secretario general del Ayuntamiento de Jaén que determinó que otra empresa pudiera hacer los trabajos de Imesapi mediante un procedimiento de urgencia y hasta tanto en cuanto no se pudiera redactar un nuevo pliego y sacarlo a licitación.

Ha negado haberse reunido en algún momento con el gerente de Matinsreg o con alguno de los otros dos empresarios que también están acusados en la causa. Asimismo, ha rechazado haber tenido conocimiento de lo que estaba pasando con la facturación y las facturas "infladas".

Sobre este último punto y referido al control de las facturas que se registraban en el Ayuntamiento, ha señalado que él confiaba "plenamente en esa cadena, desde el técnico hasta que llegara a la Alcaldía", así como en la "solvencia" de los concejales y las áreas que tenían delegadas.

En lo que respecta al levantamiento de los reparos para permitir el cobro de las facturas a Matinsreg, ha declarado que por su parte "nunca hubo criterio selectivo en el levantamiento de los reparos de legalidad" y que ésta es una facultad "indelegable" del alcalde y del pleno que se ejerce de manera habitual y que todo lo hizo respaldado por el informe del secretario general del Ayuntamiento donde se aportaba la solución de una contratación de emergencia por ser servicios esenciales que no podían dejar de prestarse.

Tanto es así, que ha subrayado que anualmente remitía al Tribunal de Cuentas todo el listado de reparos levantados y nunca este órgano, encargado del control y fiscalización de las cuentas, incoó procedimiento alguno.

De esta forma, se ha centrado en dar respuesta a lo recogido por el auto inicial del Juzgado de Instrucción que recogía que Fernández de Moya "vino ordenando personalmente los pagos a realizar a dicha empresa en contra de los informes y reparos de legalidad que hacía recaer constantemente el interventor del Ayuntamiento". En dichos reparos "se aludía precisamente a la ausencia de todo procedimiento, soporte contrato o relación de toda índole de Matinsreg con el Ayuntamiento de Jaén".

AUSENCIA DE CONTROL

Por otro lado, A.S.G., el técnico del Ayuntamiento que dio el visto bueno con su firma a facturas supuestamente "infladas" ha declarado que debido al "agobio" de trabajo que tenía se limitaba a comparar las facturas de Matinsreg con otras similares tramitadas por su antecesor en el puesto.

"Si ya estaba contratado así, yo no podía hacer otra cosa", ha declarado A.S.G., que ha hecho hincapié en "el agobio" y "la falta de medios" con la que lidiaba a diario como excusa de no haber comprobado el contenido de las facturas que han dado origen a esta causa judicial.

"Yo reconozco que fue un poco imprudente", ha dicho A.S.G. valorando su actuación, pero "no me quedaba más remedo que fiarme de lo de mi antecesor", el alusión al anterior técnico que fue destituido de su puesto.

Asimismo, A.S.G., con 40 años de experiencia de funcionario en el Ayuntamiento, ha negado haber recibido indicaciones del alcalde en aquel momento o de cualquier otro responsable municipal sobre la tramitación de esas facturas. Es más, ha señalado que él pensaba que "todo estaba consensuado", por lo que debido a su carga de trabajo y a la falta de medios tampoco le extrañaron ni los importes de las mismas, ni los precios de los conceptos por los que facturaban.

Sobre la contratación de su hijo por una de las empresas del entorno de Matinsreg ha declarado que él no tuvo nada que ver ni realizó gestión alguna para que su hijo fuera contratado.

También ha prestado declaración en turno de tarde, la hija del bautizado como "conseguidor" de la trama, y a la que tampoco acusa el Ministerio Fiscal. En la misma línea del resto de acusados también ha declarado que ella se limitaba a remitir al Ayuntamiento las facturas que previamente le enviaban desde Matinsreg, pero ha negado que se encargara de su elaboración.

De los nueve acusados en la causa, sólo queda uno por declarar. Lo hará este jueves, a las 10,00 horas. Tras su declaración el juicio quedará aplazado hasta el 19 de abril cuando se reanudará con los 36 testigos que están citados a declarar. La pericial está fijada para el 28 de abril, mientras que para el 29 de abril está prevista la fase de informes con la que se quedará visto el juicio para sentencia.

El origen de esta causa está en la querella interpuesta por el grupo municipal socialista a finales de 2017 y en la que se apuntaba a pagos "inflados" a Matinsreg, empresa a la que supuestamente se había adjudicado por un procedimiento de urgencia el servicio de las fuentes ornamentales en la ciudad cuando Fernández de Moya era alcalde de Jaén, en 2012.

La instrucción de esta causa derivó en la apertura de dos piezas separadas, de las que una de ellas sigue en investigación, mientras que otra ha sido archivada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres