Tiempos modernos

Chaplin, 1936. Crítica ingeniosa y sutil de la sociedad industrial, centrada en la crisis económica de 1929. Chaplin -director y protagonista- nos muestra la vida del obrero en plena sociedad capitalista industrial, sometido a los nuevos ritmos de trabajo que marca la cadena de montaje, bajo las consecuencias del industrialismo desaforado: división de clases sociales, paro, pobreza, deshumanización del trabajador en su trabajo, represión policial, etc. El mensaje final, sin embargo, no carece de optimsimo: hay que resistir y no perder la sonrisa ni la esperanza.

Deja un comentario