Un cuadro de Rubens

En Amberes, junto al Altar Mayor de la Catedral se encuentra el cuadro más famoso de Rubens, que inspira la historia que escucho al profesor Gottigny:

Nello es un niño huérfano. Cuando muere su abuelo, se queda solo y empieza a trabajar para un molinero, repartiendo harina en un carro del que también tira su perro Partás. Un día se incendia el molino. El molinero acusa injustamente a Nello y le deja sin trabajo. La noche de Navidad, por una pequeña puerta que no ha sido cerrada, Nello y Partás entran en la Catedral en busca del consuelo que siempre han encontrado contemplando a Cristo y a María en el Descendimiento de la Cruz. La cara de Jesús está iluminada por la Luna, y Nello siente que le dice: -Hoy estarás conmigo en el Paraíso. Nello muere en la Catedral con su perro. Al día siguiente no se encuentra rastro de ellos en la iglesia.

Leer más