martes, 2 de marzo de 2021 07:00 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Leganés

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

"Echarán a trabajadores que han fundado la Escuela"

Inma Poza es una de las profesoras afectadas por la futura privatización de la Escuela de Música de Leganés. Como ella, otros 15 maestros de la Asociación Pablo Casals se irán a la calle en enero. Unas mil personas salieron a la calle con sus instrumentos para decir "no" a la decisión del gobierno local.

Archivado en: escuela de musica, leganes, asociacion pablo casals, privatizacion

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Un momento de la manifestación·Manuel Vadillo

Un momento de la manifestación·Manuel Vadillo

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/P. Costa
15/11/2010 - 10:36

Padres, madres, alumnos y profesores sacaron a la calle sus instrumentos el pasado miércoles para protestar contra la privatización de la Escuela de Música de Leganés, que afectará directamente a 16 maestros de la Asociación Pablo Casals, un 70% de la plantilla (que cuenta con 25 profesionales). A partir del 1 de enero de 2011, todos ellos perderán su empleo, después de que el gobierno local haya decidido contratar a una nueva empresa privada para prestar los mismos servicios. Los afectados serán muchos, concretamente todos los niños de la escuela que, en mayor o menor medida, sufrirán la ausencia de alguno de sus profesores habituales.

Los despidos, desde dentro

En la manifestación, a la que acudieron unas mil personas según la asociación, y que partió de la Plaza Mayor, nos encontramos con Inma. Como ella, otros 15 maestros luchan ahora por evitar su despido. A sus 36 años, lleva 15 como profesora de flauta travesera en este centro. "Ahora podrán entrar en la escuela personas con el mismo grado de la escuela, el medio; y no se valorará la experiencia profesional, pero sí otros aspectos como el apoyo a Secretaría, por ejemplo", explica indignada. Actualmente, Inma da clase de ‘Música en movimiento' a más de cien niños de entre 5 y 7 años, y también imparte la asignatura de ‘Flauta' a otros 15 alumnos más. "Se verán afectados el 100 por cien de mis alumnos. Hay otro profe de Flauta, pero sus chicos tienen otras materias impartidas por los maestros que formamos la Asociación Pablo Casals", añade. “Van a echar a trabajadores que son fundadores de la escuela, que la han levantado desde el minuto uno. Es una vergüenza que quieran munipalizar un centro pionero en la Comunidad de Madrid. Pero los profesores somos una piña, los municipales, y los que no somos municipales. Están con nosotros porque valoran nuestro trabajo”, afirma Inma.

En medio del tumulto, hablamos con Pablo. Tiene 23 años, es de Leganés, y estudió en la escuela desde que tenía 8. "Ha sido como mi segunda casa", explica. "Con mi profesor de instrumento, Rafa, pasaba más tiempo que con algunos familiares. Ha sido un tercer padre", apunta. Como Pablo, otros expertos en música coinciden en señalar que la relación profesor-alumno es muy importante cuando hablamos de esta materia: "La relación llega a ser muy personal y hay que dedicarle muchas horas, no es como apuntarse a un gimnasio", explica este ex alumno, que ahora toca el clarinete en la Banda Sinfónica de la Escuela. “Me parece mal que una empresa gestione algo que tendría que ser público, porque la educación no puede estar basada en la rentabilidad. Además, llaman profesores de apoyo a personas que llevan cuarenta años en la escuela y que la han construido. Creo que la forma de echarles no es correcta”, concluye.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres