sábado, 30 de mayo de 2020 05:43 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Cuando seas padre comerás...

Paro registrado, todos contra la pared. Ya casi ni nos ponemos, total para lo que va a servir. La verdad es que escuchamos las noticias como el que escucha un castigo que te van a poner por lo mal que te has comportado en estos últimos tiempos aunque tu no lo hayas ni comido ni bebido. Cuando pasas por la calle, y ves a una joven mamá con un niño (si son dos, ni te digo) de la mano o cogiditos a la silla, piensas: ¡todavía hay vida! y sigues paseando con cierto optimismo. Luego, en la reflexión que de manera íntima llevas a cabo, no puedes menos que decir ¿pero, de que van a vivir con el poco trabajo que existe en nuestra España?

Archivado en: Maximino Cañón, paro, España

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
08/2/2013 - 03:30

En fin que le sigues dando vueltas y al final encuentras una solución intermedia que justifique tal situación. Son unos valientes, dices, y se enfrentan a la vida y procrean mas vida con la esperanza que esto, algún día cercano, se arregle y el trabajo pueda ser un bien al servicio de esa mayoría que ahora no sabe como vivir y que se pasa el día estudiando o comentando porque, a esa joven edad, la esperanza siempre está presente. Cuando se tienen pocos años, y mucha fe en el porvenir, uno piensa que esa palabra (porvenir) puede representar, como la llegada de los Reyes Magos, despertarte con un buen empleo que te permita alcanzar el bienestar mínimo que tanto nos preocupa hoy día. "Vengan días y caigan ollas", por supuesto me refiero a quienes sin haber realizado esfuerzo alguno en su vida, se han propuesto vivir de la sopa boba. Lo que pensarán las mentes de esta juventud, definida como la más preparada, no me lo puedo ni imaginar porque los que tuvimos la suerte de pasar por esa etapa y llegar a la de hoy, también éramos optimistas por lo que nos depararía el futuro. Tenías prisa por cumplir años, porque creías que al ser mayor la cosa estaba asegurada de por vida. Existían definiciones que concretaban lo que te podía deparar "el día de mañana" y como muestra vaya esta reflexión popular, referida a un niño que, por ejemplo, quería comer dos huevos en lugar de uno, a lo que los mayores te espetaban: "Cuando seas padre comerás huevos..." a lo que hoy, con la "autoridad" que la situación actual proporciona, dirías por lo bajo:"...al paso que va la burra". Razón tenía un alto mandatario que yo conocí cuando me decía: Tranquilo que "Todo puede empeorar". Espero que en este caso se equivoque de plano.

 

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres