sábado, 14 de diciembre de 2019 16:20 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista/ José Luis Díaz Villarig, Presidente del Colegio Oficial de Médicos de León y presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León

“Si hay un menor número de médicos indudablemente la calidad va a ser menor”

El presidente de los médicos de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig, reclama el consenso con la sociedad, con los usuarios de la sanidad pública, en la aplicación de medidas que afectan al sistema sanitario, unos recortes que han incidido de forma negativa en la calidad asistencial, con un importante aumento de las listas de espera, y en las condiciones laborales y profesionales de los médicos. Defiende una sanidad universal y de gestión pública a la vez que asegura que la formalización de conciertos en la provincia de León es necesaria para paliar la carencia de infraestructuras sanitarias.

"Al eliminar los conciertos, al no haber infraestructura suficiente para atender a todos los leoneses, pasa lo que pasa, que están aumentando las listas de espera"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital/J. R. Bajo/Anabel Martínez
15/2/2013 - 09:00

¿Cuánto tiempo lleva representando a los médicos leoneses?
Soy presidente del Colegio de Médicos de León desde hace quince años y del Consejo de Colegios de Castilla y León desde hace cerca de ocho años.

¿En qué ha cambiado la vida médica en estos años?
Ha habido mucha evolución en todo lo que afecta a la sanidad, en el número de médicos, en las condiciones laborales y profesionales de los médicos y en la situación de la propia sanidad, en esta Comunidad y en León. Ha tenido unos años de subida y mejora en todas las condiciones y lamentablemente en los últimos tres, cuatro años, desde que empezó la crisis, desde mediados de la crisis, lo que está afectando la crisis a la sanidad yo creo que es brutal.

¿Afecta por igual a la sanidad pública y a la privada?
Yo creo que afecta a las dos. En León hay un problema importante que es la medicina concertada. Estamos teniendo recortes importantes, sobre todo en asistencia, están aumentando las listas de espera, está habiendo temas importantes en las condiciones laborales y económicas de los trabajadores y muy en particular del colectivo médico; y todos los recortes están provocando que los conciertos los estén eliminando. Y al eliminar los conciertos, al no haber la infraestructura suficiente para atender a los ciudadanos de esta provincia, está pasando lo que está pasando, que estén aumentando las listas de espera tanto quirúrgicas como médicas, como de pruebas diagnósticas. Consideramos que está aumentando tremendamente y afectando peligrosísimamente a la calidad asistencial de los ciudadanos de esta provincia.

¿Al Colegio de Médicos llegan las quejas de los usuarios de la sanidad?
Deberían de llegar, pero no llegan. Yo creo que lamentablemente los ciudadanos están como un poco anestesiados. Las quejas vemos que se hacen en las barras de los bares o en las tertulias, pero las quejas hay que hacerlas a través de las organizaciones de representación ciudadana y no ciudadana. El Colegio de Médicos no es un colegio de los médicos. Es una corporación de derecho público, no es una asociación. El Colegio de Médicos es una corporación de derecho público que tiene la obligación de defender también a los ciudadanos.

¿Existe algún foro de participación ciudadana en el Colegio de Médicos de León?
No, pero visto lo visto… Hemos tenido momentos positivos y buenos en los últimos años pero ahora yo creo que habrá que hacer algo. El Colegio de Médicos está analizando la posibilidad de denunciar, porque lo que está pasando es que hemos tenido un deterioro progresivo, desde todos los puntos de vista, de la asistencia sanitaria y de la calidad, un deterioro que creo que puede rayar ya lo indefendible. Es importante, pero no es un tema de que el Colegio se ponga al frente, sino que si el colegio se poner al frente los ciudadanos tienen que ponerse detrás. Los ciudadanos tienen que estar detrás y tienen que participar. Indudablemente alguien tiene que capitanearlo y yo creo que el Colegio de Médicos es un organismo y una institución idónea para hacer esto. Y creo que tenemos que salir. Que los ciudadanos entiendan que todo lo que beneficie al colectivo médico redunda en definitiva en beneficio de los propios ciudadanos. En asistencia sanitaria en particular, creo que los médicos y todos los profesionales que trabajan en el sistema sanitario, pero muy en particular los médicos, y los ciudadanos deben ir de la mano, pero de la mano, ni unos ni los otros, conjuntamente en defensa de algo tan importante como es el sistema sanitario. Sin salud no existe nada.

¿Existe la posibilidad con este panorama tan gris que haya alguna convocatoria de huelga?
No. Yo creo que son dos temas diferentes. Hemos tenido un deterioro en nuestras condiciones laborales y económicas, creo que muy por encima de cualquier trabajador del país. Porque a parte de tener una disminución de nuestro salario entre el 30% y el 50% y de tener un retroceso en nuestras condiciones salariales importantísimas, también los médicos van a tener una situación en los próximos meses, en los próximos años, de un paro importantísimo. Por tanto, estamos en las mismas condiciones y peores proporcionalmente que el resto de los ciudadanos de España y de esta provincia. ¿Nosotros vamos a defender nuestras condiciones laborales desde todos los puntos de vista? Sí, con todas nuestras fuerzas. Yo, como persona que representa a todo el colectivo y que llevo muchos años en esto, he demostrado reiteradamente mi compromiso y mi lucha por nuestro colectivo. Pero hoy también, como decía antes, hemos luchado mucho por nuestras retribuciones y nuestras condiciones laborales, que se asimilaran al resto de Europa. Ahora los momentos son de defensa, de intentar defendernos de todas las agresiones del mundo. Defendernos a nosotros, a la sociedad y al sistema sanitario, que nosotros defendemos por todos los medios que sea público y de gestión pública.
No hace muchos días (soy director de la revista OMC, que es la revista del Consejo de Colegios de Médicos de España, yo soy su director; es una revista que se manda a 150.000 médicos de manera trimestral), hice una entrevista al presidente de la Comunidad y en la cual el presidente se comprometía a que el sistema sanitario de Castilla y León sea público y la gestión sea pública. Y decía entre otros párrafos que Castilla y León no es Madrid. Lo que ocurre es que el sistema sanitario tal cual lo entendemos tiene que tener indudablemente modificaciones en un futuro. Todo. por muy bueno que sea y por muy bien que haya funcionado, el tiempo también lo deteriora y hay que intentar mejorarlo. Pero creemos que en España, en este momento, puede estar en peligro y así lo vemos. Todos sabemos y todo el mundo lo transmite y lo dice, que el sistema sanitario público español es uno de los mejores del mundo y de los más baratos. Lo que ocurre es que el país está donde está y aunque sea más barato puede ocurrir que el coste sea excesivo para la situación actual.

¿Cuántos años hemos podido volver atrás en estos últimos años?
Muchos. Estamos volviendo a ocho o diez años anteriores. No están disminuyendo prestaciones hasta hoy, ya veremos cuanto dura, pero sí está disminuyendo la calidad en la asistencia. Están poniendo en peligro la asistencia en si. Es decir, yo puedo decir que te quito la prestación, por ejemplo, no pongo prótesis de cadera a partir de los 85 años, imagínese, eso sería quitar una prestación. O puedo decir que las listas de espera de las caderas, lo que te opero en seis meses te opero en seis años. En definitiva, no quito la prestación pero…

¿En León se puede llegar al caso como del cierre total o parcial de centros de salud?
Aquí, en nuestra Comunidad, se está haciéndo también. En este momento están cerrando puntos de Atención Continuada, de urgencias, en varios. Por lo tanto, ¿están cerrando mucho? No. ¿Se están cerrando o hay camas en este momento no utilizadas en los hospitales? Sí. ¿Dónde vamos a terminar? Pero es que no ha terminado. Es que este año tiene que haber un recorte en la sanidad de un montante importante de millones de euros. ¿De dónde lo van a quitar? Una parte la van a quitar de trabajadores del sistema, que no se van a recontratar o se van a amortizar las plazas, y muy en particular de nuevo de médicos y de enfermeras. ¿Eso va a ser positivo para el sistema sanitario? No, eso va a ser negativo. Es decir, si hay un menor número de médicos indudablemente la calidad va a ser menor. Si hay menor número de médicos automáticamente el mismo médico tiene que atender a un mayor número de pacientes, por lo tanto la calidad asistencial disminuye de manera exponencial.

Se ha implantado el euro por receta en Cataluña y Madrid, ¿el euro por consulta desde un punto de vista médico sería positivo?
Nosotros creemos que no es positivo cualquier tema de copago. Cualquier medida de este tipo deberían hablarla y consensuarla con las organizaciones profesionales. Yo creo que cualquier actitud que han tomado de recortes, de cualquier cosa, aquí y en toda España, no se ha contado en absoluto con ninguna organización profesional, ni con sindicatos médicos ni con colegios de médicos, ni con sociedades científicas ni con nadie. Lo hacen desde un punto de vista económico. ¿Hay otras medidas de hacerlo? Por supuesto. Podíamos preguntar a los ciudadanos si nosotros queremos seguir con este sistema sanitario, con esta calidad, con una mejor gestión. Lo que está ocurriendo también es que la gestión en muchos casos no es la apropiada ni muchísimo menos en muchísimos casos. Pero en último extremo ¿estamos dispuestos a que tengamos que pagar? Por ejemplo, cuando dicen vamos a subir el céntimo sanitario, que no fue un céntimo fueron cuatro o cinco, pues a lo mejor hay que preguntarle a la sociedad sí o no, si queremos tener esto.

Es decir, que haya un debate.
Que haya un debate entre organizaciones que de verdad representen a todos y los propios ciudadanos. Desde luego preguntarles. El sistema es un sistema indudablemente barato con respecto a otras naciones del mundo, pero caro, impepinablemente es caro. Es más barato no darlo. Hace ochenta o cien años no había nada. Estados Unidos intenta ponerlo. Estados Unidos no tiene un sistema como el nuestro, que sea universal por ejemplo, equitativo, no lo tiene y lo quiere poner. ¿Por qué? Porque la salud es la salud. Pero por esa regla de tres podemos quitar esto, podemos quitar la seguridad, la educación… podemos quitar lo que nos dé la gana. Pero yo creo que no podemos quitar todo lo que nosotros hemos ganado con muchísimo esfuerzo y mucho trabajo en los últimos cincuenta años.

¿Habrá este año más recortes, más copagos, en sanidad?
Seguro

¿Por dónde podrían ir?
He firmado un convenio con la Consejería según el cual no se nos va a agredir en lo que son nuestras condiciones laborales y económicas hasta el mes de junio. Pero indudablemente va a haber una reducción de personal y va a haber una reducción en lo que es la asistencia. Lo estamos viendo, están incrementándose las listas de espera. ¿Gastamos menos por que atendemos menos? Pues en definitiva eso se llama recorte, porque a mi me pueden recortar la prestación o me pueden decir que para hacerme un scanner tardo cinco años. Si me hacen eso me están recortando. Y en estos momentos, lo que está ocurriendo es eso, que todo va por derroteros no positivos, ni muchísimo menos. Y es que además, como está claro que tienen que recortar más dinero del presupuesto, porque es así, es un tema dicho, tienen que recortar el presupuesto de la Comunidad y en particular el de sanidad. Vamos a ver las sorpresas que llevamos en los próximos meses, de dónde se va a recortar en el sistema sanitario. Me temo que va a ser en personal y en asistencia.

¿Dónde es más claro ese deterioro en el medio rural o las zonas urbanas?
En el medio rural, la tendencia que pueden tener es que en los centros de salud disminuya el número de profesionales. Por ejemplo, ahora se ha hecho una reordenación de recursos humanos con jubilaciones de 65 y 70 años, que muchas veces se prescinde de un capital humano importante porque están en perfecto estado de revista, personas que tienen 66 ó 67 años. Además no se van a reponer esas plazas en un porcentaje que yo diría del noventa y mucho por ciento. Por lo tanto, si un centro de salud de no sé dónde tenía diez médicos y se queda con ocho indudablemente se va a resentir la asistencia. Y eso va a pasar en los hospitales, y en todos los sitios. ¿Se están cerrando, van a seguir por eso camino o no? Veremos que hacen. ¿Se van a cerrar puntos de asistencia de todo tipo, tanto de día como de urgencias? Pues de Urgencias lo hemos visto que lo están haciendo, lo han hecho en varios sitios de la comunidad. En definitiva, masificamos el servicio. Y si reducimos el número de profesionales, esa masificación redunda en definitiva en una peor calidad asistencia.

¿Lo leoneses están contentos, satisfechos, con la asistencia sanitaria que reciben?
Sí, ¿por qué no van a estar contentos?. Ya aguantamos lo que no debería de ser. ¿Debo esperar semanas, meses, y en alguna ocasión años, para que me atiendan? No. ¿Debo aguantar masificaciones como ocurre en los servicios de urgencias en muchos momentos? Debemos hacer lo posible para que no sea así. ¿Habíamos disminuido las listas de espera y si yo iba a un especialista, a una prueba diagnóstica o me tenía que operar estaba en no sé cuanto tiempo y eso se trasladó a la mitad o no sé cuánto? Pues me satisfago. El que mejor considerado está en este momento es el médico dentro del sistema sanitario. Porque yo digo que si el médico no aportara y no pusiera toda la carne en el asador muy por encima de lo que se merece la administración con las agresiones a las que nos está sometiendo en muchísimos momentos (pero nosotros somos profesionales y nos debemos a los pacientes y ponemos todo lo necesario y más) indudablemente el deterioro sería mucho mayor. Pero de la manera que están viniendo los tiempos, donde se incrementan las listas de espera, donde se incrementan los tiempos de asistencia, ¿van a seguir con esa misma confianza y esa misma satisfacción? Yo creo que no.

¿Qué ocurre con los conciertos, que si se firman que si no….?
Pues si no se hacen… León es la provincia, probablemente de España, con más camas concertadas, y probablemente tiene más camas concertadas que toda la comunidad junta. Y esto es así porque durante los últimos años no hemos provocado y no hemos creado el número suficiente de infraestructuras. ¿Qué tenía que tener León, el área sanitaria de León - porque aquí hay dos áreas sanitarias, la de León y la del Bierzo, y al Bierzo le pasa parecido - pero para que lo que está ocurriendo con la medicina concertada no ocurriera, tendría que tener como mínimo 500 camas más? Como mínimo, o sea, tendría que tener otro hospital.

O sea, que los conciertos con centros privados son necesarios
Es que sino no vemos como van a poder atender al número de pacientes que hay en este momento. Sólo puede ser lo que está ocurriendo. Esto es acción reacción. Si yo no tengo infraestructuras suficientes para atenderlas porque no las he creado, no las voy a poder crear porque además aunque las quisiera crear tarda años en poderse hacer; si yo necesito trescientas, cuatrocientas, quinientas camas, no las hago en un hospital en un día, Y encima ahora no tengo un duro para hacerlo. Por lo tanto, hemos creado lo que hemos creado. En este momento habrá mil camas o más privadas y un porcentaje muy elevado de ellas son concertadas. Si quitamos los conciertos, ¿dónde atenderemos a la gente? Pues se incrementan las listas de espera. Esto es sota, caballo y rey. ¿Cuánto tiempo va a durar esto? Es imposible soportarlo. Esta provincia en particular no tiene infraestructura suficiente para atender a todos sus ciudadanos. No te quiero decir nada si hay alguna pandemia, una epidemia o algún problema de enfermedades puntuales… Pero si ahogo también a la medicina concertada, cerrarán y cuando tengan un problema, o tengamos un problema no tendremos las camas. Esto es un círculo vicioso que tienen que solucionar ¿Cómo? Como quieran. La medicina tiene que ser pública, universal y la gestión pública. Pero eso no quiere decir que no exista una medicina privada para quien quiera ejercerla y para quien quiera ir a la medicina privada. Y una medicina concertada donde los efectivos que tiene la medicina pública por los motivos que sean en ciertos sitios no sean suficiente.
Por ejemplo, ¿en Castilla y León hay medicina concertada en todas las provincias? No. Hay provincias donde no hay medicina concertada porque el sistema público tiene las suficientes infraestructuras. Pero en León no las tenemos, no las han querido montar, no las han montado a lo largo de los años, vemos que hay un montón de sanatorios, un montón de hospitales, un motón de camas porque se han creado a la vera de que la infraestructura del sistema sanitario público no era suficiente. Ahora es necesario que las listas de espera no estén donde están. Hemos incrementado en el hospital cerca de un 5% en funcionamiento del propio hospital, la ejecución de todas las prestaciones, se están haciendo más del 5% al incrementarse el horario, en esta media hora se está haciendo más de lo que se hacía. ¿Pero es suficiente con eso? No, no es suficiente. ¿Cómo tienen que hacerlo? Los gestores son ellos. Pero lo tendrán que solucionar porque está claro que nosotros trabajamos, los médicos y todos los trabajadores, enfermeras y el resto de trabajadores, lo que nos corresponde.

¿Entonces es imprescindible que se renueven todos esos conciertos?
Yo no digo que sea imprescindible, digo que lo que tiene que hacer el que gestiona, el consejero, el gerente de aquí… es tomar las medidas que él crea oportunas para que las listas de espera no estén donde están. ¿Cuáles son esas medidas? Él es el que las tiene que mirar. Nosotros no hemos dicho que no se hagan infraestructuras, nosotros no hemos dicho que hagan conciertos, nosotros no hemos dicho nada de nada. El gestor es él o ellos. Busca las medidas que creas oportunas pero lo que tienes que hacer con los efectivos que tienes y con lo que tienes, es que las listas de espera no estén donde están porque terminamos todos en las listas de espera.

¿De cuantos días o meses estamos hablando en lo que han aumentado las listas de espera?
De la manera que están se incrementarán hasta la saciedad. Si no atendemos lo que estábamos atendiendo ¿cuál puede ser el límite? Si el sistema sanitario no da la posibilidad de que sea rápido, lo más rápido posible – indudablemente lo que es urgente se atiende inmediatamente, lo que es vital se atiende – pero una enfermedad no sabemos dónde puede llegar o la angustia o la ansiedad que le creas a esa persona o a esa familia es tremenda. Esto es un deterioro del sistema y la sanidad y la salud es algo que tienen que tener por encima de todo. Y si no se encuentran capacitados para tirar para adelante, pues que pidan ayuda, que nosotros desde luego, todos los profesionales y todos los médicos en particular, estamos dispuestos a poner y dar la ayuda necesaria para que esto se haga, porque en definitiva vivimos de ello también.

¿Cuántos médicos hay en León?
En León hay dos mil cuatrocientos médicos y en Castilla y León, doce mil más o menos

¿Y ejerciendo?
De esos hay un porcentaje jubilado. En ejercicio debe haber cerca de 2.100.

¿Cuál es la tasa de paro en el sector?
El paro se está empezando a incrementar, porque las nuevas generaciones que están saliendo están yendo todas prácticamente al paro. No encuentran puesto de trabajo y la mayoría de los residentes que salen en un porcentaje elevadísimo se tiene que ir al extranjero a ejercer, emigrar. Estamos perdiendo el mayor capital. Hay que pensar que los mejores jóvenes de España han ido a Medicina. Los mejores. Y resulta que se están yendo todos, de todas las profesiones. Pero que la mayoría de los médicos tengan que irse al extranjero… Del año 2011 al año 2012 se duplicaron los médicos que salieron al extranjero.

¿Cuál sería la receta de José Luís Díaz Villarig para revertir esta situación tan mala?
Todo lo que hablemos desde el punto de vista economicista de la salud es un desastre. La salud no tiene nada que ver con la economía. Indudablemente lo que tenemos que ver es si nosotros queremos pagarla y sobre todo tenemos que saber quién nos gestiona y si lo que nos están gestionando está bien hecho. Pero imaginemos que la gestión es perfecta y tiene un coste, ¿quiero o no quiero pagar este coste?. Eso es lo que le tienen que preguntar a la sociedad, porque a lo mejor la sociedad o no quiere o no puede. Todo el mundo quiere tener una sanidad de primerísimo orden, lo que está claro es que hay naciones que pueden y otras no pueden. Estados Unidos no ha sido capaz en toda su historia de poner un sistema universal y nosotros, los países europeos, sí, y ahora se tambalea por la situación económica. Habrá que poner encima de la mesa, primero, gestión por el libro, perfecta, porque hay muchas cosas que se pueden ahorrar, y se han hecho para ahorrar.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres