jueves, 22 de octubre de 2020 07:02 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Apuntes de una alcaldesa

Entre la legalidad y la ética

Si estos dos términos fueran de la mano en nuestro ordenamiento, el caso ‘Ponferrada' no se hubiera producido, y una vez que ha ocurrido lo mejor es que se airee para evitar que se repita. Ríos de tinta, horas de radio y TV se han expandido como un tsunami arrollando desde los más firmes principios feministas, socialistas y progresistas, envolviendo y batucando como si de una coctelera se tratase, opiniones verdaderas y manipuladas; afecciones de repente aparecidas y otras encontradas; demostraciones a cada cual más desgarradoras, provocadoras y oportunistas....en fin. La capital del Bierzo provocó que se armase la Marimorena y la trifulca ha adquirido grandes dimensiones, que no parecen tener un final próximo.

Ana Isabel Ferreras / alcaldesa de Gradefes
15/3/2013 - 01:10

A estas alturas y con las noticias a las que estamos acostumbrados, podemos casi afirmar que vivimos en un país de farándula consentida por las instituciones y que siendo éstas las encargadas de velar por el buen funcionamiento de las mismas, más bien parece que se esmeran en todo lo contrario. Ahora (curiosamente antes de la crisis no lo era, o por lo menos nadie lo denunciaba), resulta altamente ofensivo para los ciudadanos que los consejeros de los bancos cobrasen dietas millonarias, jubilaciones desorbitadas, comisiones en dinero negro y demás prebendas, pero ahí continúan y los que tienen responsabilidad para cambiarlo, siguen sin hacer nada por más que les demostremos nuestro hartazgo y asco.
Pactar con un condenado por acoso sexual parece ser la peor cagada que han hecho los socialistas, (opinión que comparto), pero todavía no he oído ni leído a nadie quejarse del verdadero cáncer de fondo que existe detrás de este caso y de tantos otros, y menos de plantear modificaciones. ¿Por qué se permite que un condenado esté en política?? Pues sencillamente porque los partidos políticos los incluyen en sus listas y los que no están dentro, organizan el suyo propio para acceder a ello. Resulta rocambolesco que para optar a determinadas oposiciones te exijan un certificado de penales y en política ¡nada de nada! Aquí todo cerdo tiene su cubil. Si has atracado un banco, apaleado a uno de tus asalariados, manipulado documentación pública, si eres un acosador y/o un maltratador llenando de cardenales a tu mujer, y has sido condenado por ello, puedes presentarte a unas elecciones municipales porque la ley te ampara. De hecho hoy en día y muy cerca, existen unos cuantos en estos supuestos campando a sus anchas. Si además, el rebaño te sigue y borregamente te vota ya eres casi semi-dios, y tendrás un cargo público para utilizarlo porque la ley te ampara. Ahí es donde se contraponen la legalidad con la ética. ¿Hasta qué punto es ético lo que es legal y viceversa?. Lamentablemente hasta que no modifiquemos las leyes impidiendo que cualquier condenado pueda acceder a un cargo público no conseguiremos sanear esto que se ha dado en llamar la ‘casta política' y seguiremos asistiendo a este tipo de maniobras que no por ser legales les avala la moral y la ética.
En cuanto a Ponferrada, ni que decir tiene que el nuevo gobierno municipal está supeditado a esos independientes liderados por el acosador, que aunque no figure en primera plana, indudablemente seguirá manejando y manipulando a su antojo. Veremos con el tiempo si la justificación esgrimida de plantear el asalto al poder en pro de los ciudadanos de la ciudad resulta cierta o no.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres