domingo, 17 de enero de 2021 16:59 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Esta cecina... ¿es de caballo?

Cada equis tiempo, y quizás fruto del relax que en la confianza se produce, aparecen en los medios noticias ligadas a nuestra alimentación que nos hacen sentir poco tutelados por las autoridades responsables en la materia. Después, durante una larga temporada en la que el recuerdo sigue presente, procuramos no pedir en ciertos establecimientos determinados alimentos, en raciones, tapas o en lo que sea.

Archivado en: Maximino Cañón, cecina, cecina de vaca, cecina de caballo, alimentación, carne de caballo

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
12/4/2013 - 03:30

Toda cultura tiene sus costumbres y hábitos a la hora de proporcionarse el sustento sin que en nada se parezcan las unas a las otras y así, cada cual con la suya, todos tan contentos. Lo que si está claro es que mientras a unos les parecen bichos y asquerosidades, determinadas comidas o alimentos, a otros les parecen manjares de lo más suculentos. Cierto es que los hay para todos los gustos. Yo presencié con qué ilusión y ganas algunos se metían suculentos bocadillos con queso de Cabrales llenos de gusanos y decían que eran exquisitos. La verdad es que aquello tenía sus ventajas pues contenían queso y carne por el mismo precio. Siempre hubo gente con ciertos recelos a la hora de digerir determinados alimentos. También hay quien llevando a la práctica aquel dicho de que "todo lo que no mata, engorda", lo aplican diciendo a jorobarse con el régimen nutritivo. Pero la batalla sobre el fraude en nuestra España, y parte de la Europa en la estamos inmersos, ha sido la introducción de la carne de caballo por vacuno, en ciertas dietas o productos, sin advertirlo lo que causó una grave conmoción entre los consumidores y los medios de comunicación. De tiempo atrás viene la polémica con la distinción de la carne de vacuno y la de caballo (se consume legalmente de igual manera). pero lo que aquí se cuestiona es aquello de dar gato por liebre, sin que el símil venga al caso. Fiel reflejo de lo que aquí apunto lo viví en una ocasión, siendo muy joven. Un señor entra en un establecimiento de hostelería y le pide al dueño un vaso de vino y un bocadillo de cecina y cuando llevaba más de medio bocadillo engullido, detectó un cierto saborcillo que le hizo desconfiar de la vianda, y le dijo al camarero: "Oiga, ¿esta cecina no será de caballo?". A lo que el citado camarero, mosqueado con la insinuación contestó: "No señor. Esta cecina es del carro; la del caballo la acabamos por la mañana".

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres