jueves, 4 de marzo de 2021 10:27 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Humildad, hasta el nombre te delata

Cuando se ha conocido en este mundo difícil y cercano, cuál es el de la política municipal donde, generalmente, nos conocemos casi todos y, como dice el refrán, sabemos de qué pie cojea cada uno, aparece alguien en una lista, en este caso de PSOE, con un historial de esfuerzo y conocimiento acreditado y que lo que tiene, se lo ha ganado a pulso o en dura competición con sus iguales, nos llena de satisfacción y de sorpresa el ver cómo va ha desempeñar el cargo.

Archivado en: Humildad Rodríguez Otero, PSOE, concejala independiente

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
19/4/2013 - 03:30

Me refiero a la ex concejala Humildad Rodríguez Otero, que fue incluida en la lista del PSOE no sólo por razón de la cuota, sino por la capacidad demostrada previamente en la docencia universitaria, que es de lo que vive, para ocupar la concejalía de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible,materia para la que estaba más que capacitada. Muchos de nosotros, y sobre todo los que hemos pasado por la Casa de la Poridad, esperábamos con impaciencia ver cómo la recién llega Humildad se desenvolvía en el difícil mundo de ‘la política' sin que las puñaladas le hicieran mella y pudiendo demostrar que los que tienen una formación acorde con el cargo a desempeñar son los que de verdad saben hacer las cosas bien y pueden con la presión del cargo y con la de los llamados compañeros (llamados así muchas veces porque hacen compañía, nada más).Esto era lo que seguro que ella pensaba, pero ya se sabe que vale más un por si acaso que cien penseques. Lo cierto es que pasado un tiempo en el cargo, y siendo relegada con el cese en la delegación que ostentabaen ‘Medio Ambiente y Desarrollo sostenible' (era una persona incómoda), tomó la decisión de dimitir ‘dejando el acta' para que el siguiente en la lista del partido por el que se presentó como ‘independiente', ocupara su puesto. Se fue sin dar cuartos al pregonero y con la cabeza alta. Hace unos días tuve la ocasión de verla y oírla en la presentación de un libro de un compañero y me vino a la mente el cantar del Mío Cid cuando dice: "¿Dios, qué pena de buen vasallo si tuviera buen señor?". Lo que pasa es que a ella la faltó una gran premisa, indispensable en política, nunca se sintió vasalla, ni rindió pleitesía, y por eso dimitió.
P.D. En estos tiempos creo que sería un desperdicio para el bien común condenar con el olvido a quien ha sabido mantener coherencia entre lo que piensa y lo que hace.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres