domingo, 15 de diciembre de 2019 23:07 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista / Martín Manceñido Presidente de FUNDASPE y de la Federación Nacional de Donantes de Sangre

“Las necesidades de plasma crecerán en los próximos cinco años un cien por cien”

Martín Manceñido es el presidente de la Federación Nacional de Donantes de Sangre (FENADOSE) y de la Fundación Nacional para la Donación Altruista de Sangre y Plasma (FUNDASPE), y presidente honorífico de la Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre (FIODS). Defiende la labor de FUNDASPE en el campo de la cooperación internacional, para lo que la Fundación ha puesto en marcha una campaña para conseguir nuevos socios colaboradores, y reclama la donación selectiva de plasma para cubrir las necesidades actuales y futuras.

Archivado en: Donantes de sangre, Martin Manceñido, Fundaspe

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

“Con 80.000 euros podríamos llevar a cabo todos los programas de cooperación”

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital/Anabel Martínez
03/5/2013 - 09:16

¿Cuántos socios suma ahora FUNDASPE?
En FUNDASPE somos alrededor de 1.500, que están colaborando en pequeñitas cantidades. Son socios colaboradores. El problema es que las ayudas que hasta ahora venían de las administraciones públicas han desaparecido. Acabo de firmar un convenio con la Diputación de Palencia, nos dan 7.000 euros, y eso es una maravilla para nosotros, una cantidad muy importante. El problema es que tenemos muchos campos abiertos y ahora las colaboraciones en el campo de la cooperación internacional hay que adecuarlas a la nueva realidad. Por eso la incidencia en disponer de socios colaboradores estables.

¿En León cuántos colaboradores hay?
Aquí en León no tenemos ningún colaborador institucional, sorprendentemente, estando aquí la sede. Teníamos la Diputación y el Ayuntamiento y ahora han desaparecido.

¿No es contradictorio que estando la sede aquí, en León, colaboren más instituciones de fuera?
Yo creo que sí, porque cuando se habla de estos temas en cualquier punto de España o fuera de España, se habla de León sistemáticamente, por el hecho de estar aquí la sede, por el hecho de que el presidente está en León, viene de León, etcétera. Yo creo que en León no somos capaces de entender muchas veces lo que tenemos, y mucho menos valorarlo.

¿El hecho de que haya disminuido la colaboración institucional pone en peligro el desarrollo de programas?
Hay programas que tenemos que dejarlos en suspenso. Los programas los desarrollamos con la intensidad que la disponibilidad económica nos permite. Aunque sea de debajo de las piedras tenemos que sacar dinero porque los programas tienen una eficacia demostrada: las becas a los 120 chicos en República Dominicana en un pueblo de 5.000 habitantes, el consultorio médico por el que garantizamos ochos consultas a una familia gratis… Estamos solventado cosas.

¿Quizás, teniendo en cuenta la situación económica del país, apoyarían mejor programas locales?
En eso estamos. Quizás nos falta un poco de imagen. La actividad que nosotros llevamos a cabo es como en otras muchas organizaciones la sensibilización. Cuando tú sensibilizas a un colectivo concreto para un fin concreto, por ejemplo en un entorno de carencia, de integración, de mujeres, de jóvenes, de mayores, de lo que sea, es más abarcable. Cuando estás hablando de una sensibilización del conjunto de la sociedad, las cosas cambian. Un donante de sangre como mejor promociona la donación de sangre es donando y para donar tiene que ser una persona sana y, además, generosa.

Resuma los fines de FUNDASPE
Son muy amplios. La primera parcela está ligada a la donación altruista global, entendiendo por donación altruista global que sea voluntaria, no remunerada y que abarque sangre, plasma, órganos para trasplantes, médula ósea, células madre, tejidos, todos los elementos que componen el concepto de donación altruista global y terapéutica, siempre con fines terapéuticos. Para llevar a cabo esto es necesario divulgar, sensibilizar y fidelizar y todo eso implica un gasto importante, vinculada a temas socio sanitarios. Por ejemplo en Burkina Faso, en el Congo, República Dominicana lo que estamos haciendo es orientar a las estructuras sanitarias y políticas, y a veces hospitalarias, a acometer campañas concretas de fomento a imagen y semejanza de España con las limitaciones que sean y en otros casos concretos, ayudas puntuales colaterales, por ejemplo crear un consultorio médico en Guatemala, crear una escuela de voluntarios en Perú y ahora estamos en Bangalore, en la India, con un aula de niños, Estamos colaborado con una ONG de Holanda, que se llama AlphaBet. Tú das 5.000 euros y recoges durante un año entero a 20 niños que están abandonados totalmente en la calle, les montas un aula y dos monitores les cuidan, les alimentan, les dan clase, les tienen recogidos durante un año entero. Es asombroso, pero es así. En definitiva, son muchos frentes pero tratamos que se puedan acometer con cierta eficacia.

Son tres meses de campaña, ¿se ven ya resultados?
Está dando resultados muy lentos, aquí en León es muy limitado. Se empezó en León, ahora está en Valladolid y Valencia. Aunque sea muy poquito van saliendo socios hasta llegar ahora a los 1.500.

¿Cuál sería el número ideal de socios?
Estamos hablando de aportaciones de entre cinco y cien euros. Con 80.000 euros podríamos llevar a cabo todos los programas que tenemos abiertos. Con 3.000 socios colaboradores estables podríamos desarrollar todos estos programas. FUNDASPE, nace por iniciativa de la Federación Española en el año 94, y las hermandades y asociaciones de donantes de sangre colaboran habitualmente con FUNDASPE. Son socios que no colaboran con dinero pero sin con colaboración voluntaria para expandir FUNDASPE.

¿Las instituciones públicas en León no colaboran ¿y el tramado empresarial?
El tramado empresarial tampoco está respondiendo como pensábamos y vamos a incidir, porque tampoco estamos pidiendo cantidades exageradas, y para muchas empresas no supone mucho. Lo que pasa es que suenan más otras ONGs, y son multinacionales con una estructura muy potente y tienen gran capacidad. La Diputación de León ha dado hasta ahora 360.000 euros a estos programas, a FUNDASPE nunca, y lo presentábamos todos los años, y de esos 360.000, 300.000 los daba para organizaciones foráneas de León. Este año no lo han convocado. Estamos hablando de cooperación internacional. Así nos han venido ayudando desde Castilla La Mancha, Palencia ahora, que lleva años, Extremadura…

¿Los convenios que había con los Ayuntamientos se han renovado?
Esos están todos en blanco. Con San Andrés se colaboraba además en la campaña dirigida a los jóvenes al cumplir los 18 años, ahora está todo parado.

¿Qué comunidad es la que mejor responde al llamamiento de FUNDASPE?
En todas laS comunidades donde tenemos delegaciones hay una respuesta bastante buena como en Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Asturias y Cantabria. En el resto, estamos más flojos. Si esto sigue así, las asociaciones, el movimiento asociativo llega un momento en que ha desaparecido. Entonces, hay que tener un instrumento legal, como es la fundación, para que por vías colaterales y ajenas a las estructuras públicas salgamos adelante. Lo importante es que en el campo de la donación altruista los donantes son sujetos de derecho con obligaciones y deberes.

¿Qué hay que hacer para que haya más donaciones?
En el caso concreto la donación de plasma, es una carencia y un tema muy preocupante. El plasma en España es deficitario y se corrige con plasma que se importa de fuera. Del plasma se obtienen muchos medicamentos, y esos medicamentos los elabora un laboratorio solo en España, pero éste no recibe suficiente plasma de los donantes españoles, porque se extrae poco plasma, es insuficiente para lo que los hospitales le demandan y tiene que unir el plasma nacional al plasma importado, para obtener los derivados plasmáticos o medicamentos. Hasta ahí normal, pasa en más países. Ahora, del plasma, en concreto de la inmunoglobulina, que es un componente del plasma, hay unas proteínas que a su vez, sobre las que están investigando y van a tener resultados terapéuticos muy pronto sobre enfermedades neuronales o neurológicas, generalmente enfermedades en las que las neuronas están es escena. Me refiero al Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiples… Las expectativas de consumo de las proteínas que están ya en fase final de investigación y por tanto de consumo de plasma para obtener esas proteínas que salen de la inmunoglobulina que sale del plasma, las necesidades de plasma crecerán en menos de cinco años un cien por cien y no hay respuesta posible por la vía de la donación altruista a toda esa demanda.

¿Cuál es la solución para cubrir esas carencias?
Estamos relacionados con la FIODS, la OMS y la Federación Mundial de pacientes, que hay miles de personas. Si nosotros no tuviéramos como objetivo cubrir las necesidades de los enfermos no existiríamos.

¿Las campañas para promover la donación con la unidad móvil son efectivas?
En León, en el caso de la sangre, no podemos pedir más. Están cubriéndose las necesidades y la respuesta de los ayuntamientos donde se va y de la Universidad en concreto, es fantástica. Claro, en el caso de la Universidad están apareciendo donantes nuevos. En este primer trimestre solo de la Universidad han entrado 280 nuevos donantes. Ahora lo que falta es fidelizar, mantenerlos.

En el caso de la donación de plasma, ¿es diferente?
Es más lenta. El plasma se obtiene de la donación normal. Tú donas 450 centímetros cúbicos, esa bolsa de sangre va al laboratorio y la dividen en tres partes: glóbulos rojos, plaquetas y plasma. Y el plasma lo mandan a ese laboratorio para que obtengan las inmunoglobulinas, gammaglobulinas, albúminas… Pero hay otra forma de donar el plasma, donando sólo plasma, donar una bolsa de 600 centímetros cúbicos sólo de plasma. Y ese plasma va al mismo sitio, pero ya es mucho más plasma. Lo que estamos demandando es que se hagan más donaciones selectivas, más aféresis, sobre todo de plasma, que es nuestro caballo de batalla, nuestro déficit. Las administraciones públicas son muy dadas a decir que somos autosuficientes, pero deberíamos ser más realistas. No tenemos el suficiente plasma para cubrir las necesidades nacionales y hay que recurrir a la importación. Y esos donantes del plasma de importación no son donantes, son vendedores porque vienen de Estados Unidos, les pagan 200 dólares por cada donación de plasma. Y hay familias que viven de vender el plasma,

Ahí ya no hablamos de donación altruista.
Para nada. Nosotros podríamos alcanzar la autosuficiencia con el consumo actual solo con reforzar las donaciones selectivas, es decir, donando más plasma solo. Lo que se nos avecina según la previsión de la OMS y de la Federación de Pacientes y de nuestra fundación, es muy preocupante. Las posibilidades a medio plazo pueden ser de un desabastecimiento generalizado. Nosotros ya estamos planificando que se pueda llegar, no ahora sino más adelante, a convivir la donación voluntaria, por tanto no remunerada, con la compensada de plasma, no de sangre, de plasma. Porque es el elemento sobre el que pivota todo el futuro de la hemoterapia.

¿En León hay algún centro para donar plasma?
No, porque no nos lo facilitan.

¿Quién tiene que hacerlo?
La Consejería de Sanidad a través del Centro de Hemoterapia, que tienen los medios técnicos. Estamos insistiendo que nos faciliten más rápidamente esa posibilidad de donar plasma. Se dona algo en Valladolid, pero poquito. Aunque quisiéramos no podemos porque no nos ponen los medios suficientes para hacer donación selectiva. Y el plasma se está pagando carísimo.

¿La situación de España es similar a otros países?
Sí, incluso en los países más del entorno, Francia e Italia sobre todo, es igual. La ventaja de Italia y Francia es que las asociaciones están un poco más protegidas que en España, trabajan con más seguridad, no están siempre amenazadas de ser fagocitadas. La donación de todo tipo funciona bajo el parámetro de igual a igual.

¿En cuanto a donación de órganos?
La donación de órganos de España la promueve esencialmente los propios afectados. Todas éstas son organizaciones que colaboran en este campo, cada uno en el suyo y nosotros en el de todos, y por encima de todos está la estructura oficial que es la Organización Nacional de Transplantes (ONT). Nosotros trabajamos en el plano anterior, en crear un clima favorable a la donación en general, y en el caso de los órganos en particular informando, sensibilizando, para que llegado el caso del fallecimiento de un familiar no haya negativas. Entre un 15 y un 20% de posibles donantes la familia la que dice que no. Cuando hablamos de donación de plasma, de sangre y de médula ósea, hablamos de donación de órganos, y cuando hablamos de donación de órganos hablamos de donación de médula… Por eso el concepto que maneja FUNDASPE es el de donación altruista global, y ahí abarcamos todo.

¿Cuál es el proyecto más ambicioso e inmediato de FUNDASPE?
FUNDASPE va a estar vigilante en los próximos meses en lo que ocurra con relación a una serie de reivindicaciones en el movimiento asociativo de los donantes de sangre y plasma, por entender que si las autoridades sanitarias y en el consejo interterritorial, al que se le ha mandado una carta, con las carencias y lo que tiene que tener en cuenta, se la hemos mandado a la ministra y a todos los consejeros hace un par de meses. Vamos a hacer un seguimiento y si no hay respuesta vamos a informar detallada y detenidamente a todos los donantes para que sepan los que están haciendo y lo que está pasando, porque creemos que se puede mejorar. Creemos que no se están haciendo todas las cosas que se debieran. Ahora tenemos una calidad asistencial fantásticas pero podemos perderla, y la crisis no lo justifica todo.

¿Hay previsión de conseguir el centro para la donación de plasma en León?
No, porque esa donación selectiva la tienen que hacer los mismos centros de transfusión, o sea en el caso de Castilla y León el Centro de Hemoterapia, simplemente dotándose con más infraestructura técnica (hay que tener unas máquinas y un personal sanitario). Y hay que conseguir donantes de plasma, que como mínimo pueden donar quince veces al año, cuando sangre completa sólo pueden donar tres las mujeres y cuatro los hombres. Es mucho más fácil y tendríamos el plasma preciso y no tendríamos que pagar plasma importado para garantizar la cobertura de España.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres