sábado, 23 de enero de 2021 12:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista / Ramón García Calabozo, Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de León

“El Hospital de León es uno de los primeros con certificación de calidad en estimulación cardiaca”

La Unidad de Arritmias del Hospital Universitario de León, dependiente del Servicio de Cardiología, ha recibido la Certificación de Calidad en Estimulación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología. El jefe de Cardiología, Ramón García Calabozo, destaca el trabajo que se realiza a diario en la Unidad de Arritmias, trabajo que la ha hecho merecedora de esta certificación, una de las primeras que se han concedido en España.

Archivado en: Hospital de León, Cardiología, Ramón García Calabozo

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

“La Unidad de Arritmias del Hospital de León cumple los criterios de idoneidad”

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es / Anabel Martínez
17/5/2013 - 09:29

¿Qué supone la Certificación de Calidad en Estimulación Cardiaca que ha recibido la Unidad de Arritmias?
La Sección de Estimulación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología ha establecido un sistema de acreditación de unidades de estimulación cardiaca y posterior acreditación individual en dicha materia, es decir del tratamiento de las arritmias con unos dispositivos implantables como marcapasos o desfibriladores. En la Unidad de Arritmias unificamos diversos tratamientos de las arritmias y el capítulo concreto de la estimulación cardiaca con marcapasos y otros dispositivos. Propusimos en su día un sistema de acreditación para comprobar que tanto las instalaciones, los procedimientos, personal implicado, todos los aspectos técnicos como legales son correctos. Nosotros lo enviamos a un comité calificador de la sociedad Española de Cardiología, que lo verificó a través de empresa externa. Nos han sometido a un control completo de las instalaciones, procedimientos, todo el sistema de consentimientos, un estudio aleatorio de historias clínicas para ver si en cada uno de los casos se cumplían los requisitos que marcan la ley acerca de los consentimientos informados.

¿Esta certificación supone que esta unidad es puntera?
Supone que cumple los criterios de idoneidad para trabajar en estimulación cardiaca. Nuestro hospital es uno de los primeros del país que obtiene la acreditación. También la ha conseguido el Hospital Puerta de Hierro. No sé lo que se puede entender por puntera, aquí se hace todo lo que hay que hacer en este capítulo de los tratamientos y diagnóstico y tratamiento cardiológico perfectamente.

¿Hay que renovarla?
Sí. Este proceso se repite cada dos años con el fin de mantener los estándares de calidad. Todos los procesos de acreditación no valen para toda la vida, porque las cosas se pueden relajar. Si quieres mantener la acreditación hay que renovar el proceso.

¿Para mantener esa certificación qué hay que hacer?
Trabajo diario normal, manteniendo las instalaciones y todos los sistemas de circulación que hay, tanto de material, como personal, lo que hace medicina preventiva y salud laboral sobre las instalaciones físicas propiamente dichas, y seguir manteniendo los buenos resultados con las técnicas.

¿A cuántos pacientes atiende la Unidad de Arritmias?
En 2012 se implantaron 545 dispositivos endocavitarios, incluyendo marcapasos, desfibriladores y holter insertables. Se han realizado consultas de seguimiento en 3.650 pacientes. Además, disponemos a pleno rendimiento del seguimiento remoto domiciliario de dispositivos. El índice de complicaciones es inferior a la media nacional y europea. Todo ello, además del resto de actuaciones en arritmias como estudios electrofisiológicos, técnicas de ablación, mesas basculantes, test farmacológicos, etcétera.

¿Cuándo se creó esta unidad?
La estimulación cardiaca en el Servicio de Cardiología, desde la unificación de los hospitales en el año 1991, se realizaba en la Unidad de Coronarias. La Unidad de Arritmias se crea orgánicamente en 1995, que dirige desde entonces la doctora Fidalgo, con personal específico con dedicación exclusiva. Está atendida por un equipo de tres especialistas, tres enfermeras y una auxiliar.

¿De todos los estimuladores cardiacos, el marcapasos es el que más se implanta?
En número sí. Efectivamente hay muchos más pacientes que necesitan un marcapasos que los que necesitan un desfibrilador. Y más ahora con el envejecimiento de la población, que empiezan a aparecer trastornos del ritmo cardiaco, que suponen pérdida del ritmo cardiaco, que necesitan el ritmo regular que aporta un marcapasos.

¿Cuándo es necesario el marcapasos?
Cuando las pulsaciones del corazón no sirven para mantener una actividad normal, cuando el pulso es lento. El desfibrilador, al contrario, es un dispositivo que colocado en el cuerpo del paciente permite tratar las arritmias cardiacas, incluso la parada cardiaca por arritmias rápidas.

¿Las arritmias son la epidemia cardiológica del siglo XXI?
Hay determinadas arritmias, la fibrilación auricular por ejemplo, que es muy prevalente conforme aumenta la edad, conforme aparecen otras enfermedades como la hipertensión sobre todo. Hay pacientes con infarto de miocardio y otras enfermedades que sobreviven mucho más gracias a los tratamientos y a la prevención.

¿Y si tenemos en cuenta que León tiene una población muy envejecida?
Es muy frecuente la fibrilación auricular y otro tipo de arritmias.

¿Cuáles son los factores de riesgo?
Los mismos que afectan a todas las enfermedades cardiovasculares: la hipertensión, los trastornos de los lípidos, el tabaco y sustancias ilegales como la cocaína, que produce muchas arritmias. Sobre todo en la fibrilación auricular, la hipertensión.

¿A partir de qué edad nos tenemos que empezar a cuidar?
Hay personas que nunca han tenido hipertensión, la tensión alta, y alrededor de los cincuenta años se le detecta. Y aparecen otras cosas, se hacen sedentarias, tienen un poco obesidad, problemas de alimentación…

En el caso de la hipertensión a veces no tiene síntomas y pasa desapercibida.
Hay una serie de controles que sí se deberían establecer para detectarla porque es una enfermedad muy traicionera, que cuando se detecta a veces ya ha dado secuelas, que son silentes al principio pero después ya empieza el problema.

¿De todos los problemas del corazón que lugar ocupan las arritmias?
Digamos que un 15% de las consultas son por arritmias.

¿Aquí hay lista de espera?
No. Realmente para un dispositivo que se usa para tratar un problema grave, no hay espera. El implante de un marcapasos, que se indica desde consulta a un paciente con bradicardia, puede hacerse a la semana siguiente. En este caso no hay lista de espera. Para otro tipo de técnicas de ablación, sí porque hay muchos pacientes y prácticamente cada ablación les ocupa un día entero de trabajo. Pero no hay lista de espera en los casos que interfieren en la vida normal del paciente y por supuesto si tiene riesgo.

En mayo, del 23 al 25, León acoge la reunión nacional sobre estimulación cardiaca.
Hace 20 años hicimos esta misma reunión aquí, en el año 93. Veinte años después hacemos el congreso que cada año hace la Sección de Estimulación. Nosotros lo solicitamos para este año. Las sesiones se desarrollarán en el salón de actos del hospital. Tratará todos los temas relativos a la estimulación cardiaca, a la monitorización domiciliaria -que por supuesto hacemos aquí-, el control de los dispositivos desde los domicilios de los pacientes, temas muy en boga hoy como la relación coste beneficio, y talleres prácticos para los médicos en formación y el personal de enfermería que se va a dedicar a estas unidades en diversos puntos de España para entrenarse en monitorización domiciliaria, que es un gran adelanto en este momento.

¿Congresos de este tipo permiten actualizarse en las técnicas que se hacen en otros centros?
Efectivamente, y presentar lo que hacemos nosotros. La Unidad de Arritmias de nuestro hospital ha elaborado un completo y novedoso programa que incluye mesas con los temas de más actualidad como seguimiento domiciliario, de la teoría a la práctica en la posición de los electrodos endocavitarios, casos clínicos complejos, actualidad y novedades en tecnología en dispositivos de estimulación, respuestas a cuestiones pendientes de resolver o estimulación y anticoagulación. Los ponentes de la reunión son profesionales de gran relevancia en el ámbito de las arritmias tanto a nivel nacional como internacional. También participará el presidente de la Sociedad Francesa de Estimulación Cardiaca, que nos hablará de las infecciones en dispositivos implantables.

¿Hacia dónde van los avances y nuevas técnicas?
La tecnología del futuro está en dos caminos. Uno, en liberar al paciente de los controles de tener que venir constantemente a un centro hospitalario, es decir la monitorización a distancia mediante dispositivos que ya están en marcha -tenemos a cientos de pacientes en ello-. Por otro lado, llegará el día que se pueda evitar la parte del sistema que es el electrodo que conecta el aparato con el corazón, será un gran adelanto a la hora de evitar complicaciones que a veces son serías, sobre todo para aquellos cuya vida depende del electrodo. El electrodo se puede fracturar, soltar y se puede infectar.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres