viernes, 10 de abril de 2020 02:08 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA / SERAFÍN DE ABAJO OLEA - PRESIDENTE DE LA AECC EN LEÓN

“No fumar y corregir los hábitos alimentarios reduciría un 65% los casos de cáncer”

Serafín de Abajo Olea es el presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en León desde hace diez años. Esta entidad, con 1.300 socios, se suma a los actos de conmemoración de la constitución de la asociciación hace sesenta años. En León, la asociación se constituyó en 1957, siendo su primer presidente el entonces también presidente de la Diputación provincial, Ramón Cañas del Río. De Abajo Olea defiende una alimentación sana, ejercicio, protegerse del sol y no fumar para prevenir el cáncer.

Archivado en: Serafín de Abajo Olea, AECC, Asociación Española Contra el Cáncer, León

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"El programa ‘Primer Impacto’ ayudará a las personas a recibir la noticia de que tienen cáncer”

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Anabel Martínez
20/9/2013 - 09:11

La AECC cumple 60 años a nivel nacional. ¿Cuántos años tiene la asociación de León?
Algunos menos. En León se constituyó la junta provincial en el año 1957, en la Diputación provincial y el primer presidente de la asociación contra el cáncer fue el entonces presidente de la Diputación Provincial, Ramón Cañas y del Río.

Cuando se constituyó la asociación de León el cáncer era una enfermedad terrible y ahora tiene unos altos índices de curación. ¿Cómo ha evolucionado?
Con la perspectiva de 60 años, se ha producido un cambio radical en el tratamiento del cáncer. En aquella época, primero, no había radioterapia, la cirugía tenía menos medios y posibilidades que tiene ahora, la quimioterapia no había desarrollado todos los fármacos que existen ahora que en muchos casos son enormemente eficaces y son curativos. El 90% de los enfermos con cáncer se moría. Era una enfermedad con una mortalidad tan alta que diagnosticar cáncer significaba tener la muerte en un escenario cercano prácticamente en el 90%.

¿Y muchos enfermos morían de cáncer sin habérsele diagnosticado?
Efectivamente. Además de los avances en el tratamiento otra de las cosas fundamentales han sido los avances en el diagnóstico. La resonancia no existía, los TAC tampoco existían, los tumores no se podían diagnosticar, no había los medios de diagnóstico que hay ahora, y eso significaba que se diagnosticaban tarde. La cirugía es curativa en la mayor parte de los tumores cuando el tumor todavía lleva poco tiempo de evolución y está localizado en la zona en la que se origina. Pero cuando ya está extendido en la zona o por todo el cuerpo la cirugía tiene poco que hacer. Y ahí es donde la radioterapia y la quimioterapia han aportado grandes avances. En esos 60 años se han producido cambios trascendentales de la mano de la investigación. La investigación científica es lo que ha aportado avances en el diagnóstico y probablemente los más importante son la resonancia magnética, la tomografía axial computerizada, la propia ecografía que entonces no había (hoy puedes hacer una punción de próstata guiada por ecografía). Ha cambiado totalmente el panorama del diagnóstico de la enfermedad, y luego, además, de la mano de investigación se han ido poniendo descubrimientos como la radioterapia primero con cobalto y luego con aceleradores lineales, y luego la quimioterapia de la que hay ya varias generaciones de medicamentos, cada vez son menos tóxicos, más selectivos frente a las células tumorales y tienen menos efectos secundarios y son más eficaces. Hoy, la mortalidad del cáncer se ha reducido drásticamente. El 50% de los cánceres se cura definitivamente y por lo tanto es una enfermedad curable en muchos casos. Otro porcentaje, entre 25%y 30% se cronifica, no se cura pero el paciente no se muere, el tumor está contenido.

La asociación hace una labor importante en la prevención, con campañas de prevención
Nosotros hablamos de prevención primaria y prevención secundaria. La prevención primaria consiste en evitar todas las causas conocidas que provocan cáncer. Uno de los caballos de batalla más importante de la asociación es incidir en el tabaco. Hacemos campañas contra el tabaco, hemos sido determinantes en la ley que se publicó en España contra el tabaco, y damos cursos de deshabituación tabáquica gratuitos para los fumadores que quieren dejar de hacerlo. Otra medida de prevención primaría en el de piel es la prevención evitando la exposición a la radiación ultravioleta. Otra causa bien conocida que incide mucho en el cáncer de tubo digestivo es la dieta pobre en residuos, la sobrealimentación y la obesidad, que producen mucho cáncer; el tabaco produce mucho cáncer. Estamos insistiendo mucho en que hay que adelgazar, que hay que hacer una dieta casi vegetariana con muchos residuos, hay que hacer ejercicio físico, no hay que fumar, hay que protegerse del sol. Y esto son campañas que todos los años insistimos y hacemos por toda la provincia, para concienciar a la gente de la importancia de la prevención primaria, de la eliminación de los factores.

¿Dan resultado?
Yo creo que sí dan buen resultado. Hay algunas cosas como cambiar hábitos alimentarios que cuestan más que,por ejemplo, propiciar la práctica de ejercicio físico, que es fundamental para mantener el peso y para evitar el cáncer. Las personas que son sedentarias tienen más cáncer que las que hacen actividad física, pues hacemos charlas, marchas y carreras.  Hemos hecho hace poco una hasta Santiago de Compostela y hace dos meses hicimos otra en La Bañeza. Pensamos que de ese 90% de mortalidad estemos bajando a unos niveles muy inferiores. Esto es la prevención primaria en la que nosotros realizamos actividades de sensibilización y concienciación, con actividades sociosanitarias y de dinamización social.

¿En la prevención secundaria?
La prevención secundaria son todas las medidas orientadas al diagnóstico precoz y ahí la asociación ha tenido y tiene un papel muy relevante, quizá las dos más conocidas son la de prevención del cáncer de mama mediante la realización de mamografías donde la asociación fue pionera. Cuando la sanidad pública no hacia mamografías la asociación las financió a todas las mujeres para el diagnóstico de cáncer. Y en el cáncer colorrectal, hemos estado permanentemente insistiendo en la necesidad de hacer un cribado como medida para reducir la  mortalidad.

¿En León el que tiene más prevalencia el de digestivo?
Considerando los dos sexos el cáncer colorrectal es el más frecuente de todos. Por separado, en el hombre es más frecuente el cáncer de próstata y en la mujer, el cáncer de mama. Considerando la población general, el cáncer colorrectal es el más frecuente de todos. Hay más de 200 cánceres distintos, pero donde nos jugamos la vida y la salud a nivel poblacional es en pulmón, en cáncer de tubo digestivo (estómago, colon y recto), en mama y en próstata. Son los cánceres que tienen más relevancia epidemiológica.

¿De qué manera influye la alimentación?
La alimentación influye muchísimo en el cáncer, comer más calorías de las necesarias. El 35% de los cánceres se deben al tabaco y otro 30% se deben a la alimentación. Por tanto, eliminando el tabaco y corrigiendo hábitos alimentarios se podría reducir un 65% los casos de cáncer. A mucha distancia hay otros factores como la contaminación ambiental, determinados virus como el del papiloma humano, hepatitis C, de la fiebre amarilla; y luego cancerígenos ambientales de determinadas industrias…. Y de ese 30% ligado a la alimentación sabemos que disminuye el riesgo de cáncer el consumo de frutas y verduras. Cuantas más frutas y verduras menos cáncer existe. Y está asociado el consumo excesivo de grasas y estar obeso, es decir comer más calorías de las necesarias para realizar nuestra actividad diaria. La obesidad sin lugar a dudas es el factor que más influye desde el punto de vista alimentario. Nuestras campañas van orientadas a que la gente coma menos, coma más alimentos del reino vegetal y haga más ejercicio, que comiendo menos y gastando más se evite la obesidad. En este último año hemos estado haciendo talleres de cocina saludable, muy centrados en las  familias. En España es que cada vez se abandonan más las costumbres tradicionales y los niños comen cada vez peor y cada vez hay más obesidad infantil.

¿Qué importancia tiene el área de investigación en la AECC, que en 2013 ha destinado 12 millones de euros?
La Asociación Española Contra el Cáncer, el 15% de todos lo que se ingresa va dirigido directamente a proyectos de investigación, y de ese 15% muchas juntas provinciales ponen más dinero para proyectos concretos de investigación. De ahí se financian becas post doctorales siempre en cáncer, proyectos específicos y siempre investigación de muy alto nivel. Son proyectos de investigación que tienen que estar presentados por equipos solventes de excelencia que hayan publicado y que demuestren que tienen capacidad para investigar y para publicar.

¿En León se está llevando a cabo alguna investigación?
Este año hemos gastado 35.000 euros para investigación. Y además convocamos una beca de 60.000 que quedó desierta. Se presentó un proyecto para intentar aportar luz sobre el problema del cáncer en la zona de La Bañeza. El proyecto se manda evaluar a una agencia externa de evaluación y el equipo que lo evaluó consideró que no tenía el nivel de excelencia exigible y propuso que quedara desierta la beca. Y la dejamos desierta. Pero la vamos a volver a convocar. Este año teníamos 95.000 euros previstos para dedicar a investigación. Al final, han sido sólo 35.000

¿En el Hospital de León puso en marcha la primera unidad de cuidados paliativos?
En León la primera unidad de cuidados paliativos la puso la Sociedad Española Contra el Cáncer. Esta unidad estaba formada por un médico y una enfermera con un vehículo de daba soporte a domicilio a los pacientes terminales. No existían paliativos en el Hospital de León ni en la sanidad pública. Se pagaba con los fondos de la asociación, fondos que proceden de las loterías, de la cuestación, de los socios y de lo que se recauda. Las unidades se montaron porque la sanidad pública no las tenía y nosotros creíamos que era una necesidad dar calidad de vida y dar soporte médico y emocional a los pacientes y a las familias en esos momentos finales de la vida. En los últimos años la Junta de Castilla y León financiaba el 50% del coste del equipo de paliativos. Y más recientemente en todo Castilla y León, mediante un convenio, la Junta asumió esas unidades de paliativos. Se transfirió el personal a la Junta y ese servicio lo presta ahora la Junta.

Prevención e investigación pero ¿la persona está preparada para recibir la noticia de que tiene cáncer?
Efectivamente ese es un momento muy duro en la vida de una persona, porque la palabra cáncer sigue sonando a muerte y provoca un fuerte impacto. Es un momento muy serio, la gente se derrumba, y hay personas que tienen una lipotimia y pierde el conocimiento. En colaboración con la Junta hemos puesto en marcha un programa orientado a dar soporte a esa persona a la que de golpe le dicen que tiene un cáncer y de repente reprograma su mente para verse en un ataúd a corto plazo y además con una agonía terrible, que es la imagen que se tiene del cáncer. Estamos haciendo este programa con el Hospital de León y con el Hospital de Ponferrada, que se llama ‘Primer impacto’ que presentaremos públicamente en octubre, donde voluntarios y psicólogos de la asociación den soporte a esa persona con la idea de que la información que le transmiten los facultativos, además de ser correctamente científicamente también sea transmitida con calidez y humanidad. Nosotros tenemos mucho ascendiente sobre los pacientes, porque la mayor parte de los voluntarios han pasado un cáncer y les transmiten que hoy afortunadamente es una enfermedad que se puede se puede encarrilar y se puede controlar.

¿Cuántos voluntarios tiene la asociación en León?
Muchos, tenemos muchos en la cola. Hay lista de espera. Para ser voluntario hay que tener una formación. Nosotros les formamos. Hay que saber estar y saber acompañar a los pacientes. Tenemos dos psicólogos, uno en el Hospital de León y otro en el de Ponferrada, que coordinan al voluntariado, les forman, que les reparten. Los voluntarios se comprometen a dedicar un tiempo fijo a la semana de su tiempo libre. Están los voluntarios en el hospital, que en León son 40 y en Ponferrada, 16. Luego tenemos voluntarios a domicilio, que son personas formadas que dan soporte a domicilio cuando alguien lo demanda, y eso lo tenemos en toda la provincia. Luego están los voluntarios que no hacen el acompañamiento a pacientes pero se implican en la asociación de forma voluntaria, como el presidente que te habla, los miembros de las junta locales y provincial, los miembros del comité técnico, la gente que sale con las huchas a hacer cuestaciones, que son gente voluntaria, que no cobra nada pero colabora, aporta, se implica en actividades que hacemos en la asociación. En León somos 1.300 y pico socios. Cuando yo llegué a la presidencia éramos 300 y pico, hace diez años. Todavía somos pocos pero hemos crecido bastante, hemos multiplicado por cuatro.

¿La sociedad leonesa responde a las llamadas de la asociación?
Yo me siento orgulloso porque no me imaginaba que era así. Yo no me imaginaba que la asociación leonesa contra el cáncer tenía la capacidad de influencia que tiene. La gente responde de maravilla. Y estos años de crisis ha disminuido muy ligeramente la recaudación tanto en loterías como en cuestaciones. Realmente la sociedad leonesa es muy solidaria, en concreto con nosotros, y la respuesta es fantástica.

¿Qué destacaría del programa del 60 aniversario de la AECC?
Yo destacaría la marcha que quiere ser una llamada de atención multitudinaria para que en todos los sitios se vea el verde esperanza de la asociación y el llamamiento de la asociación a colaborar. Todos sumamos contra el cáncer. Si estamos juntos y colaboramos podemos llegar más a la prevención, a la investigación, al soporte a las familias y a los pacientes, y por tanto nos gustaría mucho que la gente sobre todo el día de la marcha acudiera multitudinariamente e invitarla al resto de las actividades, que como ves algunas son orientadas a loa niños y otras son de tipo científico. Vamos a hacer dos charlas insistiendo una vez más en el ejercicio físico y yo voy a destacar mucho el papel de la actitud, la mente como determinante de la evolución y de la aparición de un cáncer. Ese día yo espero que vaya mucha gente y hagamos una fiesta con actuaciones, con sorteos, con entrevistas, con entrega de trofeos a los niños.

 

“Que se vea el verde esperanza de la asociación”

Serafín de Abajo ha invitado a todos los leoneses a participar en la marcha solidaria programada para el 28 de septiembre. con motivo de la celebración del sesenta aniversario de la AECC. Partirá a las seis de la tarde de la explanada de la Junta. Bajo el lema 'Contigo sumamos contra el cáncer" la asociación quiere convocar a miles de leoneses para que ésta se convierta en una "auténtica marea verde". Para ello, se repartirán 3.000 camisetas entre los participantes. El presidente de la asociación de León espera una participación multidudinaria “para que se vea el verde esperanza de la asocición”. El programa de actividades se desarrollará del 24 al 28 de septiembre. Lo abrirá un exposición sobre los 'Hitos de la AECC a lo largo de 60 años de lucha contra el cáncer', el día 24 , en el patio del Palacio de los Guzmanes. Asimismo se han previsto charlas, juegos y talleres y un concurso de dibujo y pintura al aire libre.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres